Marcos Gutiérrez, de CCOO Castilla y León denuncia el elevado fraude laboral y fiscal de la hostelería en la Comunidad.
Marcos Gutiérrez, de CCOO Castilla y León denuncia el elevado fraude laboral y fiscal de la hostelería en la Comunidad.

Comisiones Obreras de Castilla y León, a través de la Federación de Servicios, ha denunciado hoy "el grave fraude laboral y fiscal que existe en el sector de la hostelería de la región". Según un estudio elaborado por el sindicato, basado en las muchas consultas de profesionales de la hostelería, "este fraude, por lo bajo, ya que posiblemente se puede multiplicar por 4 o por 5, asciende a unos 93 millones de euros".

El estudio parte de una premisa mínima, que cada trabajador haga un mínimo de quince minutos de más por la mañana y otro tanto por la tarde. El exceso semanal sería de 3 horas y el anual de 144 horas. "Es muy probable que este tiempo sea muchos mayor", remarca el secretario regional de CCOO de Servicios, Marcos Gutiérrez.

Este fraude, según Marcos Gutiérrez, se concreta en prolongaciones de jornada que no se abonan, ingresos en la caja de la Seguridad Social que no se llevan a cabo, minusvaloración del IRPF y disminución de los fondos para el desempleo. "No hay que olvidar que este sector supone un 10% del PIB regional, y la situación del sector es boyante. Los beneficios se iniciaron en 2015, siguieron en 2016 y se mantienen en 2017. De hecho, de media ganan unos 33 millones de euros semanales, por lo que hay recursos suficientes para corregir esta situación injusta", afirma Marcos Gutiérrez.

De acuerdo con el cálculo que ha hecho CCOO, en el sector de la hostelería autonómico hay 51.374 trabajadores cuyo exceso de horas, por lo general, no conlleva una cotización directa a la Seguridad Social, y tampoco no se abonan a los propios afectados. "Con el dinero defraudado se podrían pagar las pensiones regionales de Segovia, Ávila y Soria; financiar unos 1.600 cursos formativos; y el abono del FOGASA a 1.000 personas durante un año; la contratación de 60 nuevos inspectores de Trabajo, la reforma pendiente de la Ciudad de la Justicia de Valladolid, entre otras muchas cosas. Por lo tanto, nos encontramos ante un grave problema de concienciación social y de una excesiva tolerancia por parte de las diferentes Administraciones públicas", remarca Luis Sáez, secretario de Acción Sindical de CCOO de Servicios de Castilla y León, que también estaba presente en la rueda de prensa celebrada esta mañana.

Imagen de archivo de una manifestación a las puertas de la patronal de hostelería de Valladoloid.
Imagen de archivo de una manifestación a las puertas de la patronal de hostelería de Valladoloid.

Suponen un total de 7,3 millones de horas extras que tendrían que ser cubiertas con la creación de 4.133 puestos de trabajo nuevos a jornada completa. Dicho impago conlleva un ahorro para los empresarios en salarios de 5.372.900 euros, al año, 64.474.800 euros.

Con una base de cotización media de 1.300 euros al mes, lo que implica un abono a la Seguridad Social de 389 euros, el impago de las horas extraordinarias supone un ahorro para el empresario de 4.665 euros, un total de 19,2 millones que deja de ingresar el sistema, a los que hay que añadir los 3 millones que corresponden a los trabajadores, con lo que el fraude en este capítulo sería de 22,1 millones, denuncia CCOO.

En ingresos que se dejan hacer por el Impuesto del Rendimiento de las Personas Físicas (IRPF), el fraude sería de 5,3 millones, a lo que hay que añadir cerca de un millón de euros por falta de cotización al desempleo y al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

El secretario regional de la Federación de Servicios de CCOO mostró la intención del sindicato de atajar el problema del impago de las horas extraordinarias mediante la negociación colectiva. Para ello ha pedido el apoyo de los empresarios de hostelería para evitar la competencia desleal entre ellos y erradicar el impago de las horas extraordinarias.

El sindicato planteará un sistema de control horario “efectivo” en las empresas, para lo que se incluirán determinadas cláusulas en los convenios colectivos provinciales. Los primeros que se negociarán a partir de enero de 2018 serán los de Ávila, Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. También intentarán eliminar el “miedo” a denunciar de lostrabajadores y que las sanciones se sitúen en el máximo importe, 6.200 euros.

Igualmente, CCOO demandará a la Junta de Castilla y León para que colabore con el establecimiento del modelo de control de horas en las empresas y tratará de involucrar a la Inspección de Trabajo en la tarea de vigilancia y control efectivo de las mismas.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios