Mujer trabajando. FOTO: Brandon Mowinkel
Mujer trabajando. FOTO: Brandon Mowinkel

Los últimos 50 días del año 375.000 asalariadas trabajarán gratis en Castilla y León. Esa es la conclusión que saca UGT tras analizar el porcentaje de diferencia salarial entre mujeres y hombres. Cifran esta brecha en un 13,9%, en relación al salario por hora, y en un 23,3% teniendo en cuenta el salario medio anual, según datos correspondientes con la última Encuesta de Estructura Salarial realizada por el Instituto Nacional de Estadística en 2015.

Por esta razón UGT Castilla y León, por segundo año consecutivo, desarrollará desde el lunes 13 de noviembre la campaña ‘Yo trabajo gratis’: “La finalidad es concienciar sobre esta discriminación por razón de sexo, que repercute de forma muy grave sobre los sueldos de las mujeres, lo que se acentuará en la jubilación”, explican. Según su análisis, esto va a provocar que un elevado porcentaje de mujeres con un empleo a lo largo de toda su vida se sitúen por debajo de los umbrales de pobreza, ya que las discriminaciones salariales se acrecientan hasta el 41,90% en relación a los hombres que acceden a una pensión de jubilación.

En Castilla y León, según los datos expuestos y teniendo en cuenta el salario medio anual, la brecha salarial se situó en un 23,3% en 2015, es decir, las trabajadoras de dicha Comunidad percibieron de media casi 6.000 euros menos. En relación con el resto del Estado, Castilla y León es la cuarta Comunidad Autónoma donde más se ha incrementado la brecha salarial respecto al año anterior: “Esta discriminación afecta a las mujeres que trabajan hoy y a lo largo de su carrera laboral, y a las trabajadoras en un futuro, pero también a las que ya se han jubilado, más de 2 millones en el conjunto de España están sufriendo las consecuencias de esta injusticia social”, puntualizan desde el sindicato.

Según la encuesta del Instituto Nacional de Estadística, los datos en relación al salario por hora sitúan la diferencia en un 13,9% en 2015, frente al 12,6% de 2008, alcanzando sus valores máximos durante los años 2012, con el 17% y 2013 con un 15,7%. Por sectores de actividad, la mayor brecha salarial se da en el sector de la Industria con un 15,9%, mientras que en el sector servicios es del 13,4%. En cuanto a la modalidad de contratación, la diferencia salarial es considerablemente mayor en los contratos indefinidos, donde existe una diferencia del 15,7% en el salario/hora y del 25,8% en el salario medio anual.

Desde el sindicato exigen una Ley de Igualdad Salarial que acabe con las diferencias de sueldo entre mujeres y hombres, que debería, contemplar entre otras medidas: la obligatoriedad para las empresas de más de 25 trabajadores/as a someterse a auditorías periódicas de igualdad salarial, la creación de un órgano público con representación de los Interlocutores Sociales y la Administración y el establecimiento de un Registro Público en el que las empresas de más de 25 trabajadores/as estén obligadas a registrar anualmente las retribuciones (tanto salariales, como extrasalariales, en dinero o en especie) de toda su plantilla.

Asimismo, hacen un llamamiento a los poderes públicos para que se hagan cumplir los artículos 14 y 9 de la Constitución Española, ya que de ello se deriva la igualdad salarial entre mujeres y hombres. El sindicato también demanda el cumplimiento de las Recomendaciones de la Comisión Europea en esta materia, en concreto en la introducción en la legislación de la definición de “trabajo de igual valor”.

La Unión General de Trabajadores reclama el compromiso de los partidos políticos para que se sumen a esta reclamación histórica de UGT, lucha que se ha intensificado en los últimos diez años ante la inexistencia de políticas de igualdad que impide que se avance en la eliminación de esta discriminación”. Para ello, desde UGT Castilla y León, propone: Obligar a las empresas a revisar las clasificaciones profesionales y la valoración de puestos de trabajo con el fin de eliminar la discriminación y la desigualdad en la estructura salarial entre mujeres y hombres y establecer como competencia de la representación sindical la de recibir de forma periódica información sobre las retribuciones y la composición de la plantilla.

No hay comentarios