Un autobús eléctrico recarga sus baterías. Foto: Gaspar Francés
Un autobús eléctrico recarga sus baterías. Foto: Gaspar Francés

Valladolid se ha convertido hoy en la primera ciudad española que se “enchufa” a la movilidad de emisiones cero con la puesta en marcha de la primera línea completa de autobuses eléctricos de todo el país. Tras varios meses de pruebas, desplazarse desde el barrio de Arturo Eyríes hasta el de Pilarica, recorriendo de un extremo a otro a la ciudad, se puede hacer de forma completamente limpia.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, acompañado por el concejal de Movilidad, Luis Vélez, el de Hacienda, Antonio Gato y el gerente de Auvasa, Andrés Bernabé, han asistido hoy a la inauguración oficial de esta pionera línea de autobuses sobre la que ya han puesto la lupa otras cinco ciudades con la intención de copiarla.

Una vez superados los meses en los que se han testado los nuevos sistemas, hoy se ha presentado la infraestructura de recarga ultrarrápida de los nuevos autobuses (5 en total) para recargar sus baterías mediante un pantógrafo en tan solo cuatro minutos.

Según las primeras estimaciones, está previsto que se efectúen 24 recargas rápidas al día, y 7.200 al año que permitan cubrir casi 52 kilómetros diarios en zona cero emisiones (unos 15.500 kilómetros al año). Este sistema de carga rápida en línea permite que los autobuses puedan operar de forma eléctrica en esta línea 7, sin necesidad de tener que recargar en cocheras.

Los autobuses pueden explotarse en dos modos de operación: en modo híbrido estándar, en el que han venido funcionando hasta la fecha, y en modo 100% Eléctrico en la ZBE. En este modo de operación el vehículo se propulsa única y exclusivamente desde su sistema de acumulación de energía, sin que se pierdan prestaciones ni funcionalidad del vehículo.

El coste total de adquisición dedos eBus y su infraestructura de recarga ultrarrápida mediante pantógrafos es de 1.265.660 euros (los otros tres han sido adquiridos por el Ayuntamiento a razón de alrededor de 350.000 euros por vehículo) de los cuales el proyecto europeo Remourban financia hasta un 40%.

El alcalde, Óscar Puente,atiende a los medios en la presentación de la nueva línea de autobuses eléctricos. Foto: Gaspar Francés
El alcalde, Óscar Puente,atiende a los medios en la presentación de la nueva línea de autobuses eléctricos. Foto: Gaspar Francés

REgeneration MOdel for accelerating the smart URBAN transformation (REMOURBAN) es proyecto financiado por la Unión Europea enmarcado en el Programa de innovación e investigación “Horizonte 2020” de la Comisión Europea.

Este proyecto tiene como objetivo el desarrollo y validación de un modelo de regeneración urbana sostenible a través de la generalización en las ciudades de soluciones tecnológicas en los sectores de la energía, el transporte y las TICs en tres ciudades faro (Valladolid-España, Nottingham-Reino Unido y Tepebasi / Eskisehir-Turquía) y su posterior replicación en las ciudades seguidoras de Seraing – Bélgica y Miskolc- Hungría.

El proyecto es coordinado por la Fundación Cartif y en él participan 22 socios de 7 países. Cuenta con un presupuesto de 24,8 millones de euros y una financiación de la UE de 21,5 millones de euros. Sólo en Valladolid las inversiones de movilidad sostenible ascienden a 2,4 millones de euros, sobre el total de 7,07 millones de euros de inversión para todas las acciones a ejecutar en la ciudad.

Cuadro del autobús eléctrico donde se vigila la recarga de baterías. Foto: Gaspar Francés
Cuadro del autobús eléctrico donde se vigila la recarga de baterías. Foto: Gaspar Francés

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha destacado que con este proyecto “Valladolid da un paso adelante en los modos sostenibles de movilidad”.

“La flota de autobuses en Valladolid está compuesta por 150 unidades con una edad media de 13 años, una flota muy obsoleta, de las más antiguas de España. Esto nos exige un plan de renovación de flota que hemos empezado ya a acometer en las circunstancias que estamos. Las primeras compras han sido estos 5 autobuses híbridos 100% eléctricos. Están a punto de entrar en funcionamiento otros 12 diésel, que tienen una tecnología muy poco contaminante (motores Euro VI), menos contaminantes que los actuales de GLP. Este ya no es el diésel de hace unos años. Son motores con muy pocas emisiones. No obstante, nuestro compromiso es ir adquiriendo vehículos cada vez menos contaminantes. En el próximo presupuesto se contempla la compra de otros seis autobuses híbridos. Ya estamos trabajando en la licitación de una estación de gas natural comprimido para ir a vehículos de Gas Natural que son los vehículos que, dentro de un precio razonable, tienen emisiones más baja. El propósito es renovar la flota a razón de 10 vehículos al año y que sean lo menos contaminantes posible”, ha explicado el alcalde durante la presentación.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios