Reunión de la Comisión de Investigación sobre la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.
Reunión de la Comisión de Investigación sobre la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

Carlos Baró, el ingeniero que durante una década asesoró al ex alcalde del PP, Javier León de la Riva, en materia ferroviaria a cambio de más de medio millón de euros, no ha querido dar hoy la cara en la Comisión de Investigación sobre el funcionamiento de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que ha impedido ejecutar el soterramiento de las vías que se prometió durante décadas a los vecinos de la ciudad.

Baró, quien al igual que el ex interventor Jesús Velázquez y el técnico de Urbanismo Ramiro Clavero (aunque por distintas razones) no ha acudido a la reunión de la Comisión, ha estado presente en las preguntas y respuestas formuladas a los trabajadores municipales Beatriz Edilla y José Luis Cantalapiedra, cuyos testimonios han arrojado luz sobre el liderazgo que mantenía Carlos Baró en el proyecto ferroviario.

“Lo que queda claro es que el señor Baró, obviamente, era la persona que lideraba el proyecto y aparece en todas las reuniones y cuestiones relativas a la operación. Así lo han dicho: estaba siempre y era el que transmitía a la Oficina y a otros interlocutores las intenciones, las ideas acerca de esta operación”, ha afirmado la presidenta de la Comisión, Charo Chávez, en su comparecencia ante los medios al fin de la reunión.

Según sus declaraciones, parece que el asesor era además el interlocutor entre la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, el Ayuntamiento (por parte de Alcaldía o Presidencia) y la propia Oficina Ferroviaria. “Lógicamente se ha preguntado más en su ausencia porque no se le han podido hacer a él las preguntas ya que no ha venido”, ha explicado Charo Chávez, quien ha recordado que uno de los criterios que utilizaron todos los miembros de Comisión para establecer la lista inicial de comparecientes fue la cantidad de años de permanencia en proyectos relacionados con la operación ferroviaria y Baró fue, precisamente, quien desde el primer momento estuvo presente de mano de diferentes contratos y en distintas situaciones.

Casi tres horas ha durado la primera sesión de la Comisión de Investigación dedicada a las comparecencias de Edilla y Cantalapiedra, quienes han respondido a preguntas sobre su actividad profesional, los informes que hicieron y que no hicieron, quiénes fueron sus jefes, quiénes lideraron los proyectos y qué voluntad se mostró en todos estos años por parte de los diferentes gobiernos para sacar o no adelante el proyecto de soterramiento.

Al término de la reunión de la Comisión de Investigación, el portavoz del PSOE, Pedro Herrero ha comentado que “lo más destacado es lo que no ha ocurrido. No ha venido el auténtico protagonista y sí que han venido los técnicos que sí que quieren ayudar”. “Las comparecencias han servido para saber que el señor Baró tenía un poder casi omnímodo, trabajaba dentro y fuera del Ayuntamiento. Era el interlocutor con empresas, Adif… y llama la atención que habiendo tenido contratos como asesor por los que ha cobrado medio millón, el ex alcalde, León de la Riva, está acusado por la Fiscalía por delitos que implican 9 años de cárcel. ¡Menuda asesoría la del Señor Baró! Que hoy no ha querido dar la cara pese a ser una buena oportunidad para devolver a la ciudad lo que a él le dio”, ha indicado Herrero, que tenía preparado un listado de cuarenta preguntas para el ex asesor.

La portavoz de Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez, en sintonía con el PSOE, se ha mostrado “sorprendida de que Carlos Baró, un representante clave no haya venido”. “Hoy se ha visto que era clave. Se ha llegado a decir que tenía labores ejecutivas más importantes que el concejal de la materia en su época”, ha destacado antes de apuntar que “los técnicos confirman que fue en febrero de este mismo año cuando ADIF presentó sus alternativas al soterramiento”.

La portavoz de Sí se Puede en la Comisión de Investigación, Charo Chávez, asegura que los dos testimonios recabados hoy de los técnicos de Urbanismo Beatriz Edilla y José Luis Cantalapiedra han confirmado que Baró tenía una gran capacidad ejecutiva, incluso superior a la del concejal, y que era el interlocutor entre Alcaldía, la Consejería de Presidencia del Consistorio, la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y los técnicos de la Oficina Ferroviaria, pero también con todos los agentes intervinientes de una u otra manera en las operaciones.

“Además, jamás entregó ningún informe, porque así consta en toda la documentación que se tiene, que sirviera como base documental o técnica para que a su vez los técnicos del Ayuntamiento pudieran realizar sus informes. Y era el que transmitía todas las ideas y órdenes que tuvieran que ver con esta operación”, asevera Chávez, quien recalca la gravedad de que cobrara cerca de 500.000 euros del erario público cuando no entregaba informes.

“Carlos Baró ha sido dibujado como una figura controvertida y de gran poder que participaba a partes iguales de lo público y de lo privado”, según la portavoz de Sí se Puede Valladolid, quien lamenta también la ausencia hoy del exinterventor Jesús Velázquez, quien no obstante en una carta remitida a la Comisión “niega haber realizado ningún informe sobre las operaciones ferroviarias que llevaba el Ayuntamiento a cabo”.

“No se nos ha aclarado si el Gobierno anterior, a pesar de la crisis y de que ya parecía que iba cediendo la posibilidad de hacer el soterramiento, se esmeró y trabajó mucho más intensamente para que fuera viable el proyecto”, lamenta Charo Chávez, quien sí ratifica que la causa que en todo momento figura para no abordar el soterramiento es la falta de recursos económicos dado que se trataba de un proyecto fiado a la venta de unos terrenos que jamás pudieron liberarse.

Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid, ha criticado hoy que “León de la Riva iba por libre en la toma de decisiones del soterramiento” y ha añadido que “no tenía en cuenta lo que los técnicos municipales pudieran decirle”.

Además, a raíz de las comparecencias de los técnicos, la Portavoz de Ciudadanos también ha lamentado que “Puente y Saravia no han defendido otra cosa que la renuncia al soterramiento durante el último año” pues “a la mínima presión de Adif renunciaron al soterramiento de la vía”.

Así mismo, les ha afeado que “no han buscado alternativas. Se han cerrado en banda a favor de la `des-integración´, que es lo que siempre ha querido Saravia”.

Pilar Vicente ha criticado también la presencia de Manuel Saravia en la sesión de hoy de la Comisión, pues los técnicos que han comparecido “creemos que se han visto coartados a la hora de responder las preguntas” ya que “dependen de él, que es el actual Concejal de Urbanismo”.

Por otra parte, la Portavoz de Cs ha criticado la no comparecencia de Carlos Baró en la Comisión de hoy; “es una vergüenza y una falta de respeto”, ha apuntado, pues fue contratado específicamente para hacer el seguimiento de la operación y “es la persona que más sabía acerca de la operación ferroviaria”.

Además, ha recordado que Baró “tuvo una participación activa en los Consejos de Administración de la Sociedad y estuvo cobrando durante 10 años del Ayuntamiento”.

La próxima reunión de la Comisión de Investigación, que tenía previsto celebrarse el 23 de noviembre, tendrá lugar finalmente el día 30 de noviembre a las 9.30 horas y se espera contar con el testimonio de Irene Serrano, Javier Llorente, Rafael Salgado (interventor) y Valentín Merino (secretario).


Noticias relacionadas:

Baró, el asesor ferroviario que cobró medio millón por ‘hablar al oído’ a León de la Riva

 

 

 

 

 

No hay comentarios