Ofrenda floral en el monolito homenaje a los jesuitas. FOTO: Jorge Ovelleiro
Ofrenda floral en el monolito homenaje a los jesuitas. FOTO: Jorge Ovelleiro

El 28 aniversario del asesinato en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas de El Salvador ha coincidido este año con la extradición de Inocente Montano, considerado el principal responsable de la matanza en la que murieron los vallisoletanos Ignacio Martín-Baró y Segundo Montes junto a sus compañeros Ignacio Ellacuría, Joaquín López, Juan Ramóm Moreno y Armando López, y el de las colaboradoras Elba y Celina Ramos. Esta mañana, junto al monolito erigido en su recuerdo en la calle Francisco Javier Martín Abril, ha tenido lugar el tradicional homenaje y ofrenda floral.

Al concurrido acto han acudido numerosos representantes políticos, amigos, familiares y alumnos del colegio público que lleva el nombre del jesuita Martín-Baró. En el comunicado que han leído al inicio del acto han querido tomar como ejemplo a los asesinados para analizar diferentes temas de actualidad.

Han puesto sobre la mesa el boicot a Cataluña en contraposición con la campaña Boicot Desinversiones y Sanciones con el Estado de Israel, por no cumlir las resoluciones de la ONU y no respetar los derechos del pueblo Palestino, víctima de los crímenes de genocidio y apartheid: “Los Jesuitas asesinados en la UCA de El Salvador hace 28 años, que son un ejemplo para toos nosotros, apoyarían el Boicot cuando la violación de los derechos humanos contra un pueblo es insoportable y hace daño a la sensibilidad de cualquier ser humano”, ha leído Fermín Santorum, añadiendo que “la vida es lo que más importa y para defenderla, cualquier acto de protesta está justificado y es necesario decir la verdad, que a ellos les costó la vida”.

A continuación, representando al Colegio Público Ignacio Martín-Baró, un gran grupo de niños y niñas presentes en el acto han leído una serie de textos y poemas a la memoria y el legado de los homenajeados. Han abierto la participación al público asistente, momento en el que Alicia Martín-Baro, hermana del jesuita, ha celebrado la extradición del militar responsable de los asesinatos de El Salvador para ser juzgado en España.

Tras la tradicional ofrenda floral en el monolito que recuerda a Ignacio Martín-Baró y Segundo Montes, han despedido el acto cantando, como cada año, la canción ‘Solidaridad’, con Fermín a la guitarra y el resto de participantes al cante, aunque más de una garganta estaba tímida o hacía disimuladamente playback.

No hay comentarios