Una de las manifestantes durante el recorrido. FOTO: Gaspar Francés
Una de las manifestantes durante el recorrido. FOTO: Gaspar Francés

Como cada 25 de noviembre, las calles del centro de Valladolid han acogido una multitudinaria protesta en la que miles de personas han gritado y mostrado su repulsa ante la violencia machista: “El machismo también es terrorismo” ha sido uno de los eslóganes más coreados. La movilización se enmarcaba en los actos del Día Internacional contra las Violencias Machistas a la que han asistido numerosas organizaciones y se ha dividido al pasar por Plaza España. El sector encabezado por la Coordinadora de Mujeres de Valladolid se ha dirigido hacia la Plaza Mayor, mientras el integrado por la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres ha concluido en Portugalete, donde un individuo ha increpado e insultado a la lectora del comunicado y el resto de manifestantes.

Las manifestaciones feministas en Valladolid cada vez son más multitudinarias, no solo el 8 de marzo, ya que ante la lacra social de la violencia machista el 29 de noviembre es una fecha marcada en morado en el calendario. Puntuales a las 20 horas del sábado ha comenzado la marcha desde la Plaza de Fuente Dorada, que mostraba un abarrotado aspecto, para dirigirse a Duque de la Victoria.

Miles de mujeres y hombres han salido a la calle en un ambiente entre festivo y reivindicativo, con numerosos grupos, partidos o colectivos participantes, al ritmo de la percusión de Batuccadoos y el Bloco Feroz. La marcha la abría la pancarta de la Coordinadora de Mujeres de Valladolid con el eslogan “Violencia machista a menores ¡Digamos no!", aunque eran muchas más las que salpicaban la manifestación: “Nos queremos libres y vivas, Violencias Machistas cuestión de estado ya” del Foro Feminista Valladolid, “No más violencia contra las mujeres” de Amnistía Internacional, “No más violencia de género, no más muertes” del PSOE, “Mujeres y hombres a favor de la igualdad” de Red de Municipios de Valladolid Contra la Vilencia de Género, “Sin igualdad no hay democracia” de IU, “25N contra las violencias, hacia la huelga feminista” de Juventudes Comunistas, “Por el respeto y la igualdad lucha contra la violencia machista” de ADAVASYMT, “El miedo va a cambiar de bando, autodefensa feminista” de la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres o “No más violencia machista”, de Liza. Además de otras hechos de ganchillo, con globos formando el eslogan "No a la trata" o a modo de collage, como la que decía “Nos queremos vivas, nos queremos libres” repletas de recortes con mujeres de todas las edades portándola.

A la altura de la Plaza de España, la manifestación se ha dividido en dos. La parte integrada por la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres, junto a otras organizaciones y manifestantes afines ideológicamente, ha concluido en la Plaza de Portugalete. Allí, un individuo ha llamado “puta” a la mujer que leía el comunicado diciendo que con su Estado no se mete nadie. El hombre iba en compañía de otro joven que comenzó a grabar con su móvil mientras las manifestantes le expulsaban del lugar al grito de “machista” o “fuera, fuera” y las seguía desafiando lanzándolas besos en actitud provocativa. Rápidamente la policía ha intervenido para protegerlos, lo que ha provocado gritos de repulsa de las mujeres por dar protección a los machistas.

“Es evidente que el patriarcado y su aliado criminal, el capitalismo, se sirven de la violencia contra nosotras para perpetuar su sistema y asegurar su continuidad”, han expresado desde la Plataforma en su comunicado, añadiendo que “esa violencia de género la sufrimos todas las mujeres en cualquier pare del mundo y no es solo física, es también psicológica, sexual, económica y social”. “No, nosotras no somos las culpables ni ahora ni nunca lo hemos sido. Si no os ha quedado claro, os lo repetimos: vamos a luchar y a utilizar todas las armas e instrumentos de los que disponemos para que no se sigan violando ni vulnerando nuestros derechos”, continuaron en su comunicado.

Tras el incidente, parte de la manifestación se ha dirigido a Cantarranas al grito de “Fuera fascistas de nuestros barrios”, seguidas por la Policía, donde han leído otro comunicado alrededor de una pancarta de LIZA. En él, han abogado por la politización de los espacios, poniendo como ejemplo a Cantarranas donde, pese a ser un espacio alternativo, durante las pasadas Ferias y Fiestas se produjeron agresiones machistas. Al final se han declarado "¡Locas del coño!” y han concluido con el grito de "¡Ninguna agresión sin respuesta!", para comenzar su fiesta en el Farol vigiladas por dos vehículos policiales aparcados en la plaza.

Mientras tanto, la manifestación encabezada por la Coordinadora de Mujeres se dirigió a la Plaza Mayor para la lectura de sus comunicados. En el escenario preparado frente a la fachada de la Casa Consistorial, la poeta Esperanza Ortega ha dado lectura al texto escrito para la ocasión: “La situación de miles de niñas abandonadas y perdidas, con o sin sus madres, que llegaron huyendo de la guerra a las puertas de Europa en busca de un refugio y encuentra las puertas cerradas, es el ejemplo más hiriente de violencia contra las mujeres”, ha expresado la escritora.

A continuación, una representante de la Coordinadora de Mujeres ha leído el comunicado que ponía cierre a la manifestación, aludiendo a los 11 menores asesinados este año de entre las 96 víctimas de feminicidios, destacando los 900 asesinatos ocurridos desde 1999: “Entendemos que estas cifras son alarmantes e inaceptables. Es urgente y prioritario desarrollar mecanismos legales, jurídicos y sociales para prevenirla desde la raíz. Poner en marcha estrategias efectivas que garanticen la seguridad de las víctimas en su proceso de recuperación y empoderamiento”. Antes de despedirse, han coreado distintas consignas, como el grito de “hermana, yo sí te creo” en apoyo a la víctima de ‘La Manada’ en Pamplona cuya violación se está juzgando estos días, mensajes que se han repetido por parte de los distintos grupos que se manifestaban.

No hay comentarios