Un domador obliga a un oso a tocar una trompeta. Foto: Circo Holiday
Un domador obliga a un oso a tocar una trompeta. Foto: Circo Holiday

Más de 16.800 firmas exigen ya circos sin animales en Castilla y León.  Es la respuesta a la campaña lanzada por Libera!CyL en Change.org con la que se pretende reclamar una Comunidad "libre de prácticas de crueldad en espectáculos públicos".

Los animalistas, que recuerdan que casi 1.000.000 de Castellano Leoneses, residen en municipios que han manifestado institucionalmente su rechazo a la violencia en espectáculos públicos, apuestan por la eliminación de todas las excepciones contenidas en la actual Ley de protección animal de Castilla y León.

La iniciativa, avalada por la Fundación Franz Weber que ya ha asesorado diferentes procesos legislativos sobre este asunto, pretende que Castilla y León se sume a autonomías como Baleares, Catalunya, Aragón o Galicia que ya han incluido la prohibición de circos sin la explotación de seres vivos en sus espectáculos.

LIBERA!CyL, que impulsó en Septiembre de éste año una petición de activismo digital en Change.org www.bit.ly/librescyl , suma ya miles de adhesiones y aspiran a reunir un importante apoyo social que dote de fuerza a su propuesta de una Castilla y León ‘libre de circos con animales’.

Importantes municipios de nuestra comunidad como Burgos, Zamora, Segovia, León o Valladolid, se han adherido a ésta exigencia de prohibición, recordando que los circos son espectáculos incapaces de garantizar el mínimo bienestar a los animales, como demuestran numerosos estudios internacionales.

Los animalistas además, instan a la elaboración de un nuevo marco normativo autonómico de protección animal que ya está siendo exigido por Valladolid y Segovia en sus plenos municipales, con el objetivo de dar cobertura a todos los casos de maltrato animal sin excepciones.

Según explica Libera! en su comunicado "la vida de los animales en los circos se caracteriza por el aislamiento, el miedo y el cautiverio en condiciones extremas". "Estos espectáculos ofrecen una imagen tremendamente distorsionada de la realidad, además de un negativo mensaje sobre el bienestar y trato hacia los animales de cara al público mayoritario: los niños. El espectáculo con animales en circos, carece además de toda creatividad artística, y lo hace en detrimento del circo propositivo, innovador, transmisor de magia y esteética artísitica, siendo su único 'mérito' la dominación del fuerte sobre el débil", sostiene el colectivo que entiende que "aunque no existan conductas violentas a simple vista, elefantes, perros y tigres son habitualmente forzados a realizar actos antinaturales, sometidos a crueles métodos de adiestramiento basados en el castigo físico, la privación de alimento y el aislamiento".

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios