Congreso Confederal de Ecologistas en Acción celebrado en 2014. Foto: EA
Congreso Confederal de Ecologistas en Acción celebrado en 2014. Foto: EA

Valladolid se convierte este fin de semana en capital de las luchas y retos del ecologismo social con la celebración de VII congreso confederal de Ecologistas en Acción al que está previsto que acudan más de 200 personas para poner en común el trabajo realizado en 2017 y debatir las principales estrategias para el próximo trienio, así como renovar los cargos de la organización y debatir sobre las cuestiones más relevantes para el ecologismo social a día de hoy.

La cita comienza el viernes a las 12:00 en el salón de actos del Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero con una mesa redonda inaugural abierta al público, con el título 'Ecologismo y desigualdad: hacia un reparto justo de la escasez'. La mesa pretende trascender el enfoque norte-sur, dado que en las sociedades occidentales la brecha social no para de crecer. Aumentan, por ejemplo, las personas en riesgo de exclusión por no poder acceder a recursos básicos como la energía. Cómo y dónde debe ubicarse el ecologismo social frente a estos retos será la principal pregunta en la que se centrará el debate. Tres ponentes, Yayo Herrero, Rosa Lago y Emiliano de Tapia, ayudarán a identificar qué posibles mensajes y propuestas se deben adoptar para situarse en las coordenadas de la justicia y la sostenibilidad. Esta mesa redonda se podrá seguir en las redes sociales a través de la etiqueta #EcologismoyDesigualdad.

Uno de los puntos centrales del congreso será el trabajo en las principales líneas de trabajo de la confederación para el próximo trienio. La relación con las instituciones, cómo abordar falsas soluciones que tienen cada vez más peso como la geoingeniería o la estrategia de comunicación de Ecologistas en Acción de cara a los próximos dos años serán algunas de las líneas que se trabajarán en este encuentro confederal. El sábado, el plenario del congreso terminará con la aprobación de la nueva lista de cargos que ocuparán la secretaría confederal de la organización. Luis Rico García-Amado, de Madrid, y Lola Yllescas, de Cádiz, serán quienes ocupen junto a Francisco Segura la coordinación de la organización, junto al resto de responsables de las diferentes áreas de la confederación.

En el programa también se incluye un repaso a las principales campañas y proyectos llevados a cabo por la organización a lo largo de 2017. Entre ellas se presentarán los documentos de la campaña 'Ecologismo libre de heteropatriarcado’, que incluye un manual de uso de lenguaje no sexista, unas claves feministas para generar una agenda informativa más equitativa e inclusiva y el patriarcalitest, una herramienta colectiva para diagnosticar el funcionamiento grupal.

Microteatro, chiquiasamblea paralela para que las más pequeñas y los más pequeños no falten a la cita y un foro abierto sobre el conflicto catalán, en el que la organización pretende debatir sobre qué puede o no aportar el ecologismo social a esta cuestión, también forman parte del programa del congreso.

El congreso confederal de la organización se cerrará con una acción reivindicativa en forma de marcha el domingo por la mañana (12 horas, Plaza del Poniente) para pedir el cierre permanente del centro urbano al tráfico y la reconversión de los estacionamientos rotatorios a residentes.

En el arranque de la marcha desde la Plaza del Poniente, se pedirá la recuperación íntegra del parque, tras la retirada del edificio del mercado provisional instalado en su tercio central hace ya tres años y medio, y mejorando su salubridad y conexión con la ciudad mediante la supresión del tráfico de paso que actualmente lo circunda con destino a la avenida de Isabel la Católica y a la calle San Lorenzo. Precisamente las niñas y niños que utilizan este y otros parques urbanos son afectados principales por la contaminación emitida por los automóviles.

En la Plaza Mayor, se reivindicará el destino del actual aparcamiento rotatorio a residentes, ahora que ha expirado la concesión de la primera de sus plantas, así como el mantenimiento y una mayor estabilidad para la circulación de autobuses por el carril adoquinado que discurre entre las calles Ferrari y Pasión por uno de los bordes de la Plaza Mayor, con la idea de que el autobús pueda seguir entrando hasta el corazón de la ciudad, evitando perjudicar a los miles de usuarios diarios de las líneas 1, 3, 6 y 8, sacando la parada de Ferrari a la periferia.

Durante el recorrido por los soportales de la Plaza de la Rinconada y las calles Cebadería y Vicente Moliner, seguramente el área con más contaminación atmosférica de toda la ciudad, se hará una parada en la histórica Plaza del Ochavo para llamar la atención sobre los daños que ocasiona el tráfico a la conservación y disfrute del patrimonio monumental y de la ciudad en general, y lo acertado de intervenciones como la peatonalización de la calle Platerías, joya del renacimiento español por donde circulaban los coches hasta hace no tanto.

Tras recorrer la Bajada de la Libertad, en la Plaza de Portugalete se hará un cierre simbólico del aparcamiento rotatorio, ejecutado ilegalmente tras sucesivas paralizaciones judiciales, al igual que se construyeron los aparcamientos rotatorios de las plazas de España y de Zorrilla, para reclamar su conversión en aparcamiento exclusivo de residentes.

La marcha finalizará en la Plaza de la Antigua, conmemorando el éxito de la movilización social que hace unos años evitó la construcción de un nuevo aparcamiento subterráneo que habría destruido el yacimiento arqueológico de la Plaza, a beneficio de la constructora Isolux Corsan, concesionaria del vecino aparcamiento de Portugalete y que en la actualidad exige una indemnización millonaria al Ayuntamiento de Valladolid, que la ciudad no debería pagar.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios