Yayo Herrero. FOTO: Gaspar Francés
Yayo Herrero. FOTO: Gaspar Francés

“Se dice que ya estamos en el Antropoceno, una vez superados los límites físicos de un planeta que come petróleo. Estamos en una sociedad enferma que se pone en riesgo a sí misma. La incapacidad de la socialdemocracia para dar respuesta a este reto ecológico abre la puerta al neofascismo. No hay otra manera de explicar lo que está pasando”. Así ha descrito esta mañana la antropóloga, ingeniera, profesora y activista ecofeminista Yayo Herrero el panorama actual en la charla “Ecologismo y desigualdad; hacia un reparto justo de la escasez” que ha dado el pistoletazo de salida al VII Congreso Confederal de Ecologistas en Acción que este fin de semana se celebra en Valladolid.

Herrero, que ha comenzado su intervención indicando que “la civilización occidental está construida sobre un parco de desigualdad estructural” y es “una de las únicas culturas que levanta un abismo entre los humanos y el resto del mundo”, afirmó que el que “no nos consideremos naturaleza” es “un defecto de fábrica”.

La antropóloga, que fue coordinadora estatal de Ecologistas, se mostró partidaria en su intervención de “luchar contra la excesiva riqueza”, de las “alianzas con los servicios sociales institucionales” y con “los procesos de educación popular”. Especialmente clarificador fue uno de los ejemplos que utilizó. El de “un voluntario que los martes atiende un grupo de consumo en el que la gente está dispuesta a gastar un poco más para consumir productos de calidad y proximidad y los miércoles, un grupo de atención a personas en riesgo de exclusión en el que se reparte la mierda que le sobra al Mercadona”. No nos podemos dejar a nadie atrás. Necesitamos el acompañamiento de los excluidos. No podemos construir propuestas que no sean universalizables”, reflexionó en su aplaudida intervención.

Rosa Lago. FOTO: Gaspar Francés
Rosa Lago. FOTO: Gaspar Francés

Antes que ella, intervinieron Rosa Lago, doctora en Ciencias Físicas por la Universidad Politécnica de Madrid, que dio unas “pinceladas” sobre la situación a nivel global, centrándose en las estadísticas e informes sobre las emisiones de CO2 y los distintos cálculos que han llegado a monetizar la deuda alcanzada por los países emisores. “Solo la de Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos supera el valor de la deuda externa global de todos los países en vías de desarrollo”, indicó.

Tras citar algún estudio que concluye que para mantener los actuales niveles de desarrollo habría que incrementar el consumo energético un 30% con respecto a 2012, la conclusión fue rotunda: “Nuestro gran reto no es ahora elaborar un gran modelo de energía renovable, sino diseñar el palo que nos ayude a bajar del monte del colapso”.

El tercer invitado, Emiliano Tapia, párroco del salmantino barrio de Buenos Aires, centró su intervención en la explicación del proyecto Tarros Juntos, en el que población de barrios en riesgo de exclusión, población reclusa y vecinos del ámbito rural colaboran en la producción de alimentos.

Emiliano Tapia durante su ponencia. FOTO: Gaspar Francés
Emiliano Tapia durante su ponencia. FOTO: Gaspar Francés

El cónclave ecologista, que se ha desarrollado en un abarrotado centro cívico Bailarín Vicente Escudero, ha sido inaugurado por la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, quien tras reconocer que “desde el plano institucional te toca gestionar las limitaciones para comprobar que lo que se logra está muy lejos de lo que se debiera”, ha apuntado algunos de esos ‘pequeños-grandes’ logros alcanzados en los últimos años en Valladolid. Así ha puesto sobre la mesa los pasos dados para reducir el uso de glifosato en los jardines de la ciudad, la recuperación de la gestión pública del agua, los avances en materia de protección animal, así como el despliegue de una estrategia agroalimentaria y los cortes de tráfico en el centro de la ciudad durante los episodios de contaminación. “El nuevo municipalismo no avanzará si no es de la mano de los colectivos sociales”, ha sentenciado la concejala en la inauguración de la asamblea que se cerrará con una acción reivindicativa en forma de marcha el domingo por la mañana (12 horas, Plaza del Poniente) para pedir el cierre permanente del centro urbano al tráfico y la reconversión de los estacionamientos rotatorios a residentes.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios