Acceso al Juzgado de 1ª Instancia 14 de Valladolid. Foto: úC
Acceso al Juzgado de 1ª Instancia 14 de Valladolid. Foto: úC

El conflicto abierto entre el Colegio oficial de Enfermería de Valladolid y su presidenta Silvia Sáez con Manuel Franco Martín, jefe del servicio de Psiquiatría y Salud Mental de los Hospitales Río Hortega de Valladolid y del Complejo Asistencial de Zamora, se resolverá en un juicio después de que las partes no hayan alcanzado un acuerdo en el acto de conciliación celebrado esta mañana en el Juzgado de 1ª Instancia 14 de Valladolid.

El jefe del servicio de Psiquiatría y Salud Mental de los Hospitales Río Hortega de Valladolid y del Complejo Asistencial de Zamora, presentó una querella contra el colegio oficial de Enfermería de Valladolid y su presidenta, Silvia Sáez en la que solicita una indemnización de 100.000 euros por haber apuntado un posible “conflicto de intereses” en una nota de prensa emitida “ante la incertidumbre creada por la ‘alianza estratégica’ entre las áreas de Salud de Zamora y Valladolid Oeste en materia de salud mental”.

El Colegio, que expresaba su temor porque “detrás de la palabra ‘alianza’ se quieran ocultar otros intereses que puedan perjudicar a los pacientes y a los profesionales de enfermería, ante lo que puede suponer un cambio en el entorno y condiciones en las que ejercen las enfermeras”, además de “la incertidumbre ocasionada por un cambio de modelo”, recordaba textualmente que “el director de la Unidad de Gestión Clínica de Salud mental de Zamora y ahora coordinador de la nueva unidad de salud mental, forma parte de la Fundación INTRAS que presta asistencia a personas con enfermedad mental precisamente en Valladolid y Zamora, lo que supone un claro conflicto de intereses, que podrían perjudicar a los pacientes y al sistema de salud”.

El jefe de Psiquiatría (al que por error se llama Miguel Ángel en la demanda), que ha acudido a la cita con su abogada, se ha limitado a indicar que se ratifica en todo lo apuntado en la querella presentada reiterando que “no forma parte de la fundación Intras, ni de ningún órgano, ni es patrono de la misma”.

La representación legal del Colegio de Enfermería ha aportado en el acto de conciliación un escrito en el que indica que “las declaraciones que se entrecomillan en la demanda de conciliación, aparecidas en medio de comunicación, no son transcripción literal de las afirmaciones efectuadas por la presidenta del Colegio de Enfermería”.

No obstante, señala que “el contenido de los mismos se refieren a hechos que, según conocimiento del Colegio de Enfermería, son ciertos, pues como tales le han sido comunicados, lo que en su momento acreditarán si fuera preciso”.

En el mismo escrito se manifiesta expresamente, no obstante, que “en tales declaraciones no existe ningún deseo de menospreciar, minusvalorar, faltar a la consideración o respeto a las personas o entidades a las que se cita, sino únicamente poner en conocimiento de la opinión pública hechos o circunstancias que deben ser conocidas por todos por la trascendencia que tienen”.

Por otra parte, la Plataforma por la Sanidad Pública, a raíz de este caso, ha emitido un comunicado en el que expresa su “total rechazo a esa actitud de judicializar las críticas a la gestión de las autoridades sanitarias, que no es si no, un intento de amedrentar e impedir la libertad de expresión; y por tanto de reforzar un estilo autoritario, ausente de la menor transparencia”.


Noticias relacionadas:

Piden 100.000 € al Colegio de Enfermería y su presidenta por denunciar un “posible conflicto de intereses” del jefe del Servicio de Psiquiatría

No hay comentarios