Protesta de técnicos del Calderón a las puertas del teatro en junio de 2014.
Protesta de técnicos del Calderón a las puertas del teatro en junio de 2014.

El sindicato CNT ha conseguido la subrogación de la plantilla técnica del Teatro Calderón tras tres años de batalla judicial para demostrar la cesión ilegal de trabajadores, la nulidad del despido y la existencia de listas negras de trabajadores sindicalistas.

La plantilla de técnicos del Teatro Calderón, reconocidos especialistas con una amplia experiencia dentro y fuera del Teatro Calderón, fueron despedidos por segunda vez en cuatro meses a finales de 2014, sin garantizar la subrogación de la plantilla después de haberles estado negado derechos básicos como vacaciones, descansos mínimos entre jornadas, descansos semanales, reconocimiento de las horas extras, un calendario laboral, etcétera.

CNT lo denunció e inició una batalla judicial por demostrar la cesión ilegal de trabajadores, la nulidad del despido y la existencia de listas negras de trabajadores sindicalistas, además de tender la mano para que la plantilla entrante “no fuera un peón en una maniobra sucia”.

Varios años de juicios después, en mayo de 2017 la Sala de lo Social del TSJ de Castilla y León reconoce la sucesión de empresas y la improcedencia de los despidos, abriendo la puerta a la reincorporación en sus puestos de trabajo de parte de la plantilla despedida. “Con uno de los compañeros reincorporado en su puesto de trabajo, este 2017 ha vuelto a licitarse el servicio y Eulen ha resultado la nueva adjudicataria, subrogando a toda la plantilla existente en el momento de asumir el contrato”, explica CNT.

El sindicato asegura que “se ha confirmado en sede judicial la existencia de una sucesión de empresas, la improcedencia de los despidos y la vulneración de distintos derechos que la sección sindical denunció en 2014”. “Durante estos 3 años de batalla jurídica estos trabajadores no fueron contratados por ninguna empresa del sector en la ciudad, confirmando así la existencia de listas negras”, denuncia CNT.

“Nos afirmamos en que la lucha y la persistencia tienen sus frutos y en que la sección sindical, es la herramienta más ágil y cercana a los trabajadores en un entorno laboral de subcontratación y precariedad. Confirmamos en 2017 que el ayuntamiento de Valladolid gobernado por PSOE y Valladolid Toma La Palabra no ha supuesto ningún cambio en el modelo impuesto por la alcaldía anterior ni ninguna mejora respecto la senda antiobrera del gobierno español y la Europa de los mercaderes: el concurso de 2017 mantiene la misma lógica de lo de años anteriores, excepto con el precedente sentado por CNT”, indica el sindicato, que agradece “a todas las personas, trabajadoras o no del sector, vecinas o no de Valladolid, que han sido solidarias con la causa y han apoyado las movilizaciones y reivindicaciones”.


Noticias relacionadas:

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios