Manifestación contra el cierre del Centro de Especialidades. Foto: Jorge Ovelleiro
Manifestación contra el cierre del Centro de Especialidades. Foto: Jorge Ovelleiro

Ante lo que entienden es una “falta de transparencia sobre el futuro de la atención en salud mental en el área Oeste de Valladolid”, el Colegio Profesional de Enfermería de Valladolid ha remitido una carta al Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León y al gerente regional de Salud, exigiendo información.

En la carta, el Colegio también demanda información sobre si las casas a las que van a ser derivadas los enfermos, tienen registros sanitarios y si cumplen los requisitos para que empleados públicos de la Junta de Castilla y León (de Sacyl) ahora trabajen en ellos.

Hace dos semanas ya realizó otra petición de información a la gerente de Salud de Valladolid, sin que por el momento haya recibido respuesta ni información de ningún tipo sobre la organización del área de salud mental, ni sobre el concierto con las fundaciones privadas, que tutelan pisos y/o otras dependencias a los que van a ser derivados los pacientes. Actualmente en la unidad hospitalaria psiquiátrica de rehabilitación de Salud mental, solo presta servicio una enfermera y un auxiliar de enfermería en dos turnos, informa la organización colegial

El Colegio de Enfermería está “muy preocupado ante el futuro profesional de las enfermeras que hasta ahora trabajaban en la unidad, a las que se les ha notificado que dejarán de prestar asistencia en el ámbito de la salud mental”. Además, el Colegio teme que “esté en riesgo la prestación sanitaria en materia de salud mental a los ciudadanos del Área Oeste de Valladolid”.

El colegio, en una nota de prensa, explica que “en este contexto de falta de transparencia en Sacyl, el nuevo coordinador de salud mental del Área Oeste de Valladolid, Manuel Franco, interpuso una demanda contra el Colegio Profesional de Enfermería de Valladolid y su presidenta, Silvia Sáez, por haber defendido los derechos competenciales, la transparencia en la información y la garantía de la asistencia a los pacientes y familias afectados por la reorganización del servicio de salud mental del Área Oeste de Valladolid”. En el acto de conciliación previo, en el que se pidió al Colegio y su presidenta que se retractara de las afirmaciones en las que apuntaba un posible “conflicto de intereses”, no hubo acuerdo, por lo que los trámites judiciales siguen su curso.

El Colegio Profesional de Enfermería de Valladolid anuncia que va a continuar exigiendo la información que proceda en esta reorganización, “a pesar de todos los obstáculos y la falta de voluntad de informar”.


Noticias relacionadas:

El Colegio de Enfermería dice que la querella del coordinador no impedirá que exija transparencia sobre la nueva organización de salud mental

 

No hay comentarios