Momento de elección de los juguetes. FOTO: Gaspar Francés
Momento de elección de los juguetes. FOTO: Gaspar Francés

Como cada año por estas fechas, este sexto sin que siquiera haya comenzado el nuevo, Tejiendo Redes 15M Delicias ha hecho su ya tradicional reparto de juguetes. En la rampa de acceso al Centro Cívico se agolpaban las familias, en total unas 250 con una media de entre 3 y 4 peques incontenibles ante la urgencia por elegir sus regalos.

En la puerta cantaban los números que han repartido para organizar la cola desde esta mañana, a las cuatro de la tarde arrancaba el reparto. Al llegar su turno, cada cual tenía derecho a un juguete, un puzle, un peluche, uno o dos libros y dos o tres menudencias. Cada familia que accedía tan solo debían dejar el número en la mesa de recepción e indicar cuántos eran y de qué edades, aunque este leve trámite luchaba con el ansia por empezar a recorrer las mesas repletas de juguetes. A partir de ahí, junto con las personas voluntarias que una a una iban acompañando a las familias, comenzaba la vorágine.

“¿Dónde está el material escolar?”, preguntaba un niño a la voluntaria que le acompañaba para completar su lista de deseos. Otro de repente alucina con unos patines, su madre ya veía venir los moratones. Perfectamente colocados y distribuidos se repartían los regalos. Juegos de construcción, de ingenio, educativos, camiones, barcos, mesas para dibujar, peluches, más peluches, libros y un largo etcétera. Todo ordenado, distinguiendo los destinados a edades entre los 0 y 3 años del resto.

Es incontable la cantidad de regalos que se llegan a repartir, entre juguetes grandes, puzles, peluches u otros más pequeños, pero sin duda alcanza varios millares. Eso sí, cada cual debe llevarse también uno o dos libros, tarea difícil con el poco gusto actual por la lectura según explicaban responsables de Tejiendo Redes.

Los juguetes han sido donados por el vecindario del barrio en distintas jornadas de recogida, tratando así de darles una segunda vida y que ninguna familia que no tenga recursos para comprarlos se quede sin regalos. Al finalizar la jornada y habiéndose repartidos todos los números, aun llegaron más familias con más niñas y niños, por lo que el reparto se ha alargado más allá de la hora prevista.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios