Bancada del Partido Popular durante uno de los plenos. FOTO: Jorge Ovelleiro
Bancada del Partido Popular durante uno de los plenos. FOTO: Jorge Ovelleiro

Los datos actualizados del Padrón certifican que la población de Valladolid ha bajado a los 299.715 habitantes, según la cifra de enero de 2017. A tenor de estos datos, el PP municipal propone para el primer pleno del año la “aprobación urgente de medidas que ayuden a recuperar y rejuvenecer la población de la ciudad de Valladolid”, cosa que no hizo durante sus 20 años de gobierno.

“La bajada de población por debajo de la cifra de 300.000 habitantes ya genera consecuencias económicas, sociales y políticas no deseadas, que además demuestran una clara tendencia que hay que invertir para evitar males mayores a futuro”, esgrimen desde el PP de Valladolid para justificar la necesidad de aprobar su batería de medidas. Señalan también al envejecimiento de la población, que está “alcanzando en algunos casos y en algunas zonas un sobre-envejecimiento alarmante”.

Lo que no tratan en su propuesta es por qué en los 20 años de gobierno del Partido Popular, con León de la Riva como alcalde, tiempo en el que Valladolid perdió 16.000 habitantes según cifras del INE, no se pusieron en marcha estas iniciativas que sí aparecen ahora.

El portavoz del PP, Martínez Bermejo. Foto: Jorge Ovelleiro
El portavoz del PP, Martínez Bermejo. Foto: Jorge Ovelleiro

Ya en 2016, a propuesta de Sí se Puede, se aprobó el Plan de Retorno del Talento, respaldado por todos los grupos políticos. Ahora el PP, que quiso entonces apropiarse de esta medida, alega que dichas medidas “por si solas no son suficientes para poder conseguir los objetivos de rejuvenecimiento poblacional de la ciudad”, augurando que “de no hacerse nada, la situación podría agravarse en los próximos años, es por lo que se proponen una serie de medidas urgentes y organizadas, que sin configurarse como un Plan Integral, empiecen a favorecer la permanencia de la población joven en Valladolid y la llegada de otras familias jóvenes que dejaron la ciudad hace años”.

La moción contempla diferentes medidas agrupadas en tres bloques. En el ámbito de favorecer el crecimiento natural de población, proponen ayudas directas o bonificaciones a familias por nacimiento y/o adopción, además de la puesta en marcha del “cheque-guardería”. En el ámbito de la implantación de jóvenes y familias jóvenes plantean ayudas municipales para el alquiler de viviendas vacías en el centro urbano y barrios adyacentes o bonificaciones en el Impuesto sobre las Plusvalías en caso de compra como primera vivienda. En el ámbito de la actividad económica, ayudas para el rejuvenecimiento de negocios, la implantación de negocios de jóvenes empadronados o la aprobación de un Plan municipal de apoyo a la Industria e Innovación generador de empleo joven cualificado.

Todas estas medidas carecen de cuantía económica, lo que justifican en sus motivaciones proponiendo que “el gobierno municipal realice los cálculos oportunos que permitan su implantación dentro de las disponibilidades presupuestarias”.

1 comentario