Pancartas en la manifestación feminista por la despenalización del aborto. FOTO: Jorge Ovelleiro
Pancartas en la manifestación feminista por la despenalización del aborto. FOTO: Jorge Ovelleiro

“La Asamblea por la Huelga Feminista 8M de Valladolid surge para promover, organizar y sumarnos a la convocatoria de Huelga Estatal del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en esta ciudad y su entorno”, alegan en su comunicado adheriéndose al movimiento estatal e internacional. A dos meses de la fecha marcada, la asamblea no mixta creada en Valladolid a tal efecto volverá a reunirse este martes 9 en el CSA Vientos del Pueblo.

Son muchas las voces que llevan tiempo reclamando una movilización general contra el patriarcado y ya está en marcha. Tras la valoración positiva del Paro Internacional de Mujeres en el día de la mujer trabajadora, la Comisión 8M Madrid tomó la decisión de comenzar a preparar una convocatoria de huelga feminista para el 8 de marzo de 2018, organizándola con un año de antelación para alcanzar un mayor seguimiento de la misma y dotarla de carácter estatal e incluso internacional. A esta iniciativa se han ido sumando diversas asambleas repartidas por una docena de capitales, como Valladolid.

Y no solo a nivel estatal, ya que entre los innumerables movimientos que han desembocado en este convocatoria, destacan a las mujeres polacas que se movilizaron en 2016 contra el proyecto gubernamental que endurecía aún más la ley del aborto, así como el movimiento "Ni Una Menos"en Argentina contra los feminicidios o la Women's March (marcha de las mujeres) estadounidense contra la investidura de Trump el pasado año.

“Paramos porque nos están matando”, sentencian en el primer comunicado de la asamblea vallisoletana, “paramos como respuesta a las violencias visibles e invisibles, violencias sociales, físicas, psicológicas, sexuales, laborales, lega les, políticas, económicas, institucionales, judiciales, mediáticas, simbólicas y verbales experimentadas por las mujeres en todos los rincones del mundo”.

Desde la asamblea de Valladolid hacen un llamamiento a la participación de todas las mujeres interesadas, recordando que los encuentros son no mixtos, el próximo 9 de enero en el CSA Vientos del Pueblo a partir de las 19 horas. Será ya la quinta, la primera fue el pasado 11 de diciembre, y desde finales de ese mes tienen repartidas huchas en varios bares y puntos de la ciudad para poder apoyar económicamente la organización de esta movilización.

COMUNICADO ASAMBLEA HUELGA 8M VALLADOLID

La Asamblea por la Huelga Feminista 8M de Valladolid surge para promover, organizar y sumar nos a la convocatoria de Huelga Estatal del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en esta ciudad y su entorno, vinculándonos así al movimiento internacional de mujeres que arrancó el pasado 3 de octubre de 2016, cuando las mujeres polacas se movilizaron contra el proyecto gubernamental que endurecía aún más la ley del aborto en Polonia. Poco después, el día 19 del mismo mes, el asesinato de una joven de 16 años en Argentina lanzó a las calles a miles de mujeres convocadas por el colectivo "Ni Una Menos" en firme protesta contra los feminicidios. A las manifestaciones y paros en Polonia y Argentina se unió la Women's March estadounidense del 21 de enero de 2017 contra la investidura de Trump, que situó como sujeto político de las movilizaciones a miles de mujeres que reivindicaron sus derechos en múltiples ámbitos.

Todas estas protestas han impulsado un movimiento estatal e internacional que convoca a las mujeres trabajadoras a ponerse en huelga de empleo, de cuidados, de consumo y estudiantil el próximo 8 de marzo de 2018. Más allá de la coyuntura individual de cada territorio, hay un sistema político,económico y sociocultural que nos oprime y al que aspiramos subvertir: el patriarcado.

Por ello, la Asamblea por la Huelga Feminista 8M de Valladolid promueve un proceso lo más diverso e integrador posible, que culminará en una Huelga General como herramienta política para visibilizar que, si nosotras paramos, se para todo.

Violencias que nos afectan transversalmente

Paramos porque nos están matando.

Paramos como respuesta a las violencias visibles e invisibles, violencias sociales, físicas, psicológicas, sexuales, laborales, lega les, políticas, económicas, institucionales, judiciales, mediáticas, simbólicas y verbales experimentadas por las mujeres en todos los rincones del mundo. Queremos que el 8M sea un día de reivindicación y lucha contra las violencias que sufrimos las mujeres: violencias que cuestionan a la víctima de una violación y no a los violadores, violencias que nos hacen gritar que queremos ser libres y no valientes cuando paseamos de noche por las calles, que no queremos sus piropos sino su respeto.

La doble explotación, como mujeres y como trabajadoras, nos afecta en múltiples ámbitos de nuestra vida. No es casualidad que ganemos un 20% menos por el mismo trabajo que nuestros compañeros, ni que el 90% de los contratos a tiempo parcial sean desempeñados por mujeres y, como consecuencia, nuestras pensiones no nos permitan sobrevivir. Esto se debe al trabajo de cuidados no remunerado e invisibilizado,que supone ⅔ del trabajo socialmente necesario y que nos obliga solo a las mujeres a sufrir una doble jornada laboral que permite a los hombres incorporarse al mercado laboral en mejores condiciones de disponibilidad y de fuerza de trabajo. Por tanto, exigimos igual salario por igual trabajo: no queremos ser siempre las más perjudicadas en las crisis capitalistas al ser expulsadas del mercado laboral o al tener que aceptar contratos precarios a tiempo parcial. No queremos vernos obligadas a volver a casa, ni ser siempre nosotras las encargadas de esos trabajos sin los que la vida no se sostiene.

No queremos las violencias que nos imponen cánones de belleza imposibles y ridículos, violencias que nos discriminan en campos como el arte o la investigación, o que hacen que sigamos educando a nuestras niñas para ser princesas y no ingenieras o simplemente lo que quieran ser. Decimos no a las violencias contra las mujeres, nosotras paramos.

Una convocatoria para identidades y realidades diversas

Tanto esta Asamblea como la convocatoria de la huelga pretenden ser lo más amplias e integradoras posible.

Nos dirigimos a mujeres y personas de identidades diversas para denunciar el sistema que nos discrimina por nuestro género u orientación sexual o por la forma en que transitamos por ello.

Nos dirigimos a mujeres migrantes y racializadas para visibilizar el sistema etnocéntrico que nos discrimina injustamente por nuestro lugar de origen y por el color de nuestra piel.

Nos dirigimos a mujeres con diversidad funcional para decir basta a un sistema que nos invisibiliza al considerarnos necesitadas,dependientes, pasivas e incompletas. La raza, la identidad u orientación sexual, la edad,la clase o la capacidad de nuestros cuerpos son ejes de opresión que alimentan y refuerzan la desigualdad que ya sufrimos por cuestión de género.

También nos dirigimos a las mujeres de la clase obrera: a las estudiantes, a las mujeres empleadas, a las que trabajan sin empleo,a las precarias y las que hacen posible las tareas de reproducción, a las que carecen de sala rio y derechos laborales y a las que dependen de prestaciones condicionadas.

Por eso, planteamos una huelga a todos los niveles: laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo. Estamos explotadas en el mundo laboral y tenemos menos oportunidades en el mundo académico, pero además nuestros cuidados son imprescindibles para mantener a millones de familias y nuestro consumo es funda mental para el sistema.

Sin nosotras, no se mueve el mundo

¿Te imaginas un día sin el trabajo de las mujeres? ¿Cuántas empresas de telefonía funcionarían? ¿Te imaginas un hospital sin doctoras, enferme ras ni celadoras? ¿O que hoy no puedas ir a trabajar porque la cuidadora de tu madre está enferma y no puede venir?

¿Te imaginas la clase sin tus compañeras o sin tus profesoras?

¿Te imaginas abrir la nevera y encontrarla vacía ? ¿La comida sin hacer o la ropa sin guardar? ¿Te imaginas que no van las abuelas a buscar a los y las nietas al cole? ¿O el mercado y cualquier otra tienda sin mujeres comprando o atendiendo?

Pues imagínatelo: las mujeres somos la mitad de la población y1 si nosotras paramos… el mundo se para. Porque no queremos seguir en un mundo que no cuenta con nosotras.

Únete. Participa. Difunde.

PORQUE, SIN NOSOTRAS, ¡NO SE MUEVE EL MUNDO!

No hay comentarios