El consejero de Sanidd, Antonio María Sáez Aguado.
El consejero de Sanidd, Antonio María Sáez Aguado.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dictado una sentencia novedosa: ha condenado a la Junta de Castilla y León y reconoce el derecho de los médicos interinos que denunciaron a ser considerados personal indefinido no fijo del SACyL a los efectos de reconocerles la indemnización que proceda (20 días por año trabajado).

Según la sentencia difundida hoy por el gabinete de prensa del TSJ y adelantada por eldiario.es, se ha constatado “una situación de abuso en la contratación temporal conlleva unas consecuencias”. La Sala entiende que se ha producido una situación de abuso en las contrataciones de personal temporal o interino y como consecuencia debe haber una indemnización fijada por la jurisdicción social para casos semejantes.

Este fallo, que tumba la sentencia número 93 de fecha 9 de junio de 2017 dictada por el Juzgado de lo Contencioso-administrativo no 2 de Valladolid, “la pretensión de que se declare al personal temporal como personal indefinido no fijo no tiene su apoyo en la existencia de tal categoría en cuanto tal, ni con ello se trata de desconocer los principios de mérito y capacidad que rigen la selección del personal que presta sus servicios en el sector público, sino que el recurso a tal categoría es una consecuencia de que se haya abusado de la contratación temporal con el fin de evitar ese abuso y de sancionarlo en el caso de que se produzca”.

Según se recoge en la sentencia, “las contrataciones (de lo denunciantes) se efectuaron en los años 2007 y 2008, aun cuando ya con anterioridad habían prestado servicios para el SACyL como personal temporal con distintos nombramientos (personal funcionario, estatutario, eventual, interino, etc”. “Ahora bien, es lo cierto que no es hasta el año 2015 cuando se convocan los correspondientes procedimientos para la provisión de tales destinos, propiciando que durante todo este tiempo (entre 7 años y 8 años) los hoy recurrentes hayan estado contratados temporalmente por la Administración. Por lo tanto, no es cierto que solo haya habido un nombramiento, ya que de la prueba practicada resulta con claridad que cada uno de los recurrentes ha ido encadenando distintos nombramientos temporales como personal de refuerzo y como personal de Área”, se indica textualmente.

“De los hechos que acabamos de recoger en el anterior Fundamento de Derecho resulta, a nuestro juicio, una situación de abuso de la contratación temporal y un fraude en los términos en que lo describe el Tribunal de Justicia de la Unión Europea”, concluye el Tribunal, convencido de que “la situación indicada se mantiene en el tiempo, sin razón que lo justifique”.

En resumen, la sala entiende que “el resultado práctico de cuanto aquí venimos razonando es que se ha acudido a la contratación temporal para satisfacer necesidades permanentes (las correspondientes a las plazas del personal de Área), manteniéndose esa situación en el tiempo de manera injustificada”.

El fallo no es firme y contra él cabe recurso de casación.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios