Iglesia de Grijota.
Iglesia de Grijota.

El próximo 8 de febrero finaliza el plazo para presentar ofertas a la subasta de la casa parroquial (o casa del cura) de Grijota (Palencia), a partir de 45000 euros. El expolio sigue en todo el Estado.

La casa parroquial de Grijota, sita e la calle Mesones, número 9, está en venta, según los anuncios colocados por el pueblo palentino y que señalan el próximo 8 de febrero como fecha límite para presentar ofertas a la subasta, cuya cantidad base está fijada en 45.000,00 euros.

Las ofertas deberán dirigirse al Delegado Diocesano de Patrimonio y Obras de Palencia, calle Mayor Antigua, 22. Cinco días después, el viernes 13, se abrirán los sobres "y se adjudicará a la oferta que sea superior".

"Este deberá hacer entrega de 5.000 euros en la cuenta del Obispado en Caja España (...) al presentar la oferta", dice el anuncio, con fecha de 17 de diciembre de 2017.

"Las casas parroquiales o casas de los curas, siempre las levantaron los pueblos, y se la dejaban al cura, como le solían dejar casas al maestro, al médico, al secretario... La diferencia es que cuando estos se fueron dejaron las casas, y cuando se van los curas las venden, porque para eso las han inmatriculado. Sigue el expolio en todo el Estado. Estemos alerta en nuestros pueblos", dice la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, muy activa en contra de las inmatriculaciones eclesiásticas.

La iglesia se ha apropiado de decenas de miles de bienes inmuebles ajenos sirviéndose de una ley de 1946, que le permitió hacerlo fácilmente hasta que una nueva reforma legal anuló la posibilidad en 2015. Pero, al mismo tiempo se reconocían como hechos consumados las abordadas hasta entonces.

La reivindicación de que los bienes así expoliados vuelvan a manos del pueblo, como debería suceder en la mayor parte de los casos -el más escandaloso: el de la Mezquita de Córdoba-, según las plataformas formadas en contra de las inmatriculaciones que han conseguido que la RAE incluya en la última versión de su diccionario la definición de Inmatricular: inscribir algo por primera vez en el registro de la propiedad.

Grijota se encuentra a 6 kilómetros de la capital Palencia, donde IU tiene presentada una alegación al conocer que el Juzgado había iniciado un expediente de dominio de la iglesia de San Francisco a solicitud del Obispado para inscribir la propiedad a su nombre cuando podía considerarse como bien público.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios