Haciendo cola en La Overuela al inicio de su movilización. FOTO: úC
Haciendo cola en La Overuela al inicio de su movilización. FOTO: úC

En su convocatoria llamaban a “usar” el transporte público para que “se nos vea”, y así ha sido. La asociación vecinal “La Isla” ha concentrado a 120 viajeros en la parada del barrio de La Overuela para ir juntos hasta el barrio de Las Delicias, colapsando las líneas 14 y 6. En esta nueva movilización han seguido reivindicando mejoras en el servicio prestado por Auvasa, como la reducción de la frecuencia de 1 hora a 30 minutos, el servicios Búho o las paradas en sus centros médicos de referencia, eliminadas por los cambios implantados el pasado 2 de enero.

La dimensión de la movilización ha desbordado la capacidad del autobús, por lo que desde Auvasa han tenido que enviar otro de refuerzo ya que 120 viajeros esperaban en la parada de La Overuela, cabecera de la nueva línea 14. Su propósito ha sido logrado habiendo colapsado el servicio para visibilizar que son "1.500 vecinos aislados", como denunciaban el pasado martes en su concentración frente al Hospital Clínico. Han hecho una parada intermedia en la Plaza de Fuente Dorada, donde han tomado la línea 6 hasta su destino, necesitando de nuevo un coche de refuerzo.

Ya en la Plaza del Carmen, han esperado de nuevo al coche 14 para volver a su barrio, aprovechando para repartir octavillas con sus reivindicaciones, recordando que "La Overuela es un barrio". Con esta nueva acción siguen reclamando las paradas suprimidas con el cambio de la línea 18 a la actual 14, que hace un recorrido menor, y ya no conecta directamente al vecindario con sus servicios médicos de referencia como el Hospital Clínico o el Río Ortega, además del resto de paradas del barrio de La Rondilla y otros puntos claves como las universidades.

Vecinos de La Overuela en uno de los buses. FOTO: úC
Vecinos de La Overuela en uno de los buses. FOTO: úC

Desde el Ayuntamiento anunciaron esta misma semana que estudiarán las sugerencias y quejas posibles de acometer sobre el cambio de líneas, entorno a 300 en este primer mes, entre las que se incluyen las de La Overuela. Ante esto, la asociación vecinal se mantendrá en compás de espera aguardando una respuesta aunque, advierten, no cejaran hasta que la solución aportada por el consistorio satisfaga sus necesidades.

Valoran las pruebas que han realizado con un vehículo articulado en las que aseguran se demuestra que puede circular sin problemas por sus calles, lo que abriría la puerta a que el reclamado Búho al fin pueda conectar su barrio con el centro de la ciudad en horario nocturno los viernes, sábados y vísperas de festivos. Además de las paradas, no olvidan la mejora de la frecuencias, ya que consideran la actual de 1 hora “un agravio comparativo con el servicio prestado a otros barrios de la periferia” donde es de 30 minutos.

Una de las propuestas que ya venían realizando sin éxito al anterior gobierno de gobierno es el establecimiento de lanzaderas cada 30 minutos que conectaran el barrio con el centro en las horas puntas. Ahora, ya en la oposición, desde el Partido Popular no solo se anotan ésta como propia sino que incluso se comprometen a “apoyar las reivindicaciones de los vecinos que solicitan una mayor frecuencia”, aspecto que ignoraron durante sus años de mandato.

AUVASA "estudiará" las 300 peticiones vecinales sobre el cambio de líneas

No hay comentarios