Entrada del Hotel Marques de la Ensenada esta mañana. FOTO: ÚC
Entrada del Hotel Marques de la Ensenada esta mañana. FOTO: ÚC

La sociedad Alba 2010 Patrimonial SL, mercantil que ostenta la titularidad y explotaba la gestión del hotel de lujo 'Marqués de la Ensenada', se ha declarado en concurso. Todo apunta a que el administrador concursal abrirá el concurso penal y el apoderado de la sociedad, Rafael Martínez Martínez, tendrá que responder de las responsabilidades penales que se le exijan.

Rafael Martínez Martínez. Foto: Tribuna
Rafael Martínez Martínez. Foto: Tribuna

A Rafael Martínez Martínez, el empresario que se hacía acompañar de guardaespaldas rusos y que el 2 de enero de 2017 dio la orden sin previo aviso de cerrar el 'Marqués de la Ensenada' -primer cinco estrellas de Valladolid- enviando verbalmente a toda la plantilla al paro, le ha llegado la hora de rendir cuentas.

El abogado Javier Marijuan Izquierdo, en representación del grupo de extrabajadoras del hotel que conjuntamente acudió a los juzgados, planteó la demanda de despido nulo y la responsabilidad personal de Rafael Martínez Martínez. Todas las sentencias de los juicios celebrados en los Juzgados de lo Social de Valladolid -algunos señalados hasta en tres ocasiones por suspensiones provocadas por las empresas demandadas- han sido favorables para los intereses de las extrabajadoras y condenatorias para el citado Martínez Martínez, quien tendrá que abonar las indemnizaciones y los salarios dejados de percibir.

"Ya os podéis ir al Fogasa. No voy a pagaros un euro. Todo me la suda", dijo el empresario a las trabajadoras, la mañana del 2 de enero del pasado año.

Trabajadoras en el Hall del Marques de la Ensenada. FOTO:Gaspar Francés
Trabajadoras en el Hall del Marques de la Ensenada. FOTO:Gaspar Francés

Aunque desde siempre había cosas cuando menos extrañas en el día a día del funcionamiento del hotel -como la existencia de hasta 16 datáfonos o cortes de luz por impago-, las trabajadoras habían despedido el Año con el establecimiento lleno tanto en habitaciones como en el restaurante donde tuvo lugar el tradicional cotillón. Algo que era habitual en fechas señaladas. Así había sucedido durante la Seminci; allí se habían alojado las estrellas invitadas, como Geraldine Chaplin o Kabir Bedi (Shandokan)... Y así iba a suceder en los próximos días durante la concentración de Pingüinos.

Sin embargo, Rafael Martínez Martínez y su 'sombra', así conocían las trabajadoras a sus guardaespaldas rusos, habían dormido esa noche en la tercera planta del hotel, donde se encontraban las tres suites y una cuarta habitación. Antes de acostarse, el propietario del hotel se interesó para que, al día siguiente, estuviera despejado el aparcamiento reservado para vehículos en la fachada principal del establecimiento, en la avenida de León.

"Vete a casa, bonita"

A la mañana siguiente, día 2, varios camiones de Reto se encontraban aparcados a las puertas del Marqués de la Ensenada y Rafael Martínez Martínez comunicaba a los trabajadores, según se iban personando para reincoporarse a sus puestos, que aquello se había acabado, sin posibilidad de acceder al ropero para ponerse los uniformes.  Una trabajadora no ha olvidado la chulesca y machista despedida del propietario:

-Vete a casa, bonita.

Jordi Bernat.
Jordi Bernat.

El personal, que no daba crédito a los que estaba viendo, presenció como el hotel era desvalijado por personal de Reto. De recepción y oficinas ya habían desaparecido los ordenadores. El despacho de dirección estaba limpio de papeles...  La única que quedó intacta fue la tercera planta, que una vez cerrado el hotel, siguió ocupada por un 'fantasma' -todo apunta a que era Jordi Bernat, chef del restaurante que hacía las veces de subdirector en ausencia de Rafael Martínez- y que pernoctó en la 302 durante unas semanas en el hotel. Prácticamente las mismas en que permaneció abierto el negocio -Glocal Cooking by Jordi Bernat, Sl- que inauguró en la Feria de Muestras, en el bajo del edificio de la Cámara de Comercio y que decoró con algunos bienes del Marqués de la Ensenada y empleó a algún que otro extrabajador del hotel.

El Fondo de Garantía Salarial responderá de las cantidades no cobradas en los términos previstos en el artículo 33 del Estatuto de los Trabajadores para el caso de insolvencia de las empresas. Las trabajadoras, dieciséis meses después, no han cobrado todavía un euro y han vivido un auténtico drama, ya que han tenido que hacer frente a pagos comprometidos sin tener ingresos, problemas a la hora de hacer la declaración de la Renta, tardaron en poder apuntarse al paro y en poder volver a trabajar pues no pudieron, durante un tiempo, darse de alta, etc.

La eurodiputada Marina Albiol junto a ex trabajadoras del hotel hoy en Valladolid. Foto: Gaspar Francés
La eurodiputada Marina Albiol junto a ex trabajadoras del hotel en Valladolid. Foto: Gaspar Francés

El letrado Marijuán Izquierdo tiene intención de personarse en el concurso en el que ha entrado Alba 2010 Patrimonial SL, sociedad en la que habían sido dadas de alta las trabajadoras, algunas también dadas de alta con posterioridad en Vis Invest Spain SL, sin causar baja en la anterior. Martínez Martínez era apoderado en Alba Patrimonial y administrador único en Vis Invest Spain.

En los juicios han salido a relucir otras sociedades: Goumert Productos de Alimentación, SL (a nombre de quien estaba el contrato del suministro eléctrico); Can Viña Secuita, SL; Jasanbox, SL; Cuarta Vía Casas, SL... Un entramado societario con el que Martínez Martínez ha ido montando sus oscuros negocios a base de continuos movimientos en el patrimonio societario que huelen muy mal.  De momento, ya están siendo examinadas las cuentas de Alba 2010 Patrimonial, SL. que acumula deudas por varias decenas de miles de euros por deudas con sus trabajadoras.

Rafael Martínez Martínez ha fracasado en su intento de diluir responsabilidades en un entramado societario y en personajes como los hermanos Navarro Vallejo, Pablo Javier y Alejandro, a quienes señaló como autores de una deuda que, dijo, intentó saldar con la venta de bienes del hotel a Reto por 8.000 euros, hasta que al día siguiente del cierre, dos funcionarios de la Unidad de Recaudación Ejecutiva de la Tesorería General de la Seguridad Social se personaron en el hotel con la intención de proceder al embargo de bienes para hacer frente a la deuda contraída por la propiedad.

Mientras los funcionarios recorrían las dependencias y constataban el salvaje vaciamiento del hotel, su propietario, Rafael Martínez Martínez se esfumaba -acompañado de su sombra- por la puerta trasera del edificio, donde se subió a un vehículo -un Seat para más señas- y huyó. Su salida fue tan precipitada que hasta se olvidó la cazadora en el interior del Marqués de la Ensenada.

Las pertenecias de los hermanos Navarro, que habían ocupado habitaciones en el Marqués de la Ensenada, fueron metidas en bolsas de basura y sacadas al pasillo por el propio Martínez Martínez, quien 'desahució' semanas antes a los administradores solidarios de Can Viña Secuita, SL.

Ha quedado acreditado que Martínez Martínez dirigió el desmantelamiento y cierre del hotel Marqués de la Ensenada, cuyo control había asumido a finales de diciembre de 2016.

El propietario del hotel se permitió al año del cierre, a través de un medio de comunicación local (Tribuna de Valladolid), amenazar a las trabajadoras y presentarse como 'víctima de una estafa'.

Vista exterior del hotel Marqués de la Ensenada. Foto: Gaspar Francés
Vista exterior del hotel Marqués de la Ensenada. Foto: Gaspar Francés

Alteración del PGOU: de harinera a hotel de lujo

El edificio ubicado en el cruce de las avenidas de Gijón y Salamanca tiene su origen en la fábrica de harinas 'La Perla', que se construyó en 1841. Sacedón Patrimonial, sociedad matriz del grupo familiar vallisoletano formado por Constructora Capellán y el Hotel Marqués de la Ensenada, fue constituida en 1996 con el objetivo de "potenciar la actividad de alquiler de inmuebles y buscar nuevas áreas hacia las que diversificar la actividad de la compañía".

Compañía que había fundado Francisco Capellán Gómez, en 1962, y centrada en la construcción hasta la creación de Sacedón Patrimonial, en la que  Francisco Capellán Barbado, fue administrador y gerente del Área Inmobiliaria. María García Capellán fue directora financiera del hotel y Francisco Capellán Fernández su director comercial.

El Marqués de la Ensenada abrió sus puertas en 2010. El Ayuntamiento, que en 2002 había denegado la construcción de un hotel en el edificio que había sido una fábrica de harinas, bajo el mandato de Francisco Javier León de la Riva -quien llegó a estar imputado en este caso- había alterado deliberadamente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2003; en este caso el artículo 368, para que un edificio catalogado como industria urbana pudiera ser un hotel de 5 estrellas, aunque, al menos en los últimos tiempos, ha carecido de pestaciones de un 5 estrellas: no tenía servicio de planchado; los vehículos había que aparcarlos en un garaje próximo, etc.

Lateral del Hotel con las puertas selladas. FOTO: ÚC
Lateral del Hotel con las puertas selladas. FOTO: ÚC

Fue una de la alteraciones deliberadas del PGOU, como otras cometidas en una parcela de 18.700 metros cuadrados de la Avenida de Madrid, en lo que iba a ser la Ciudad de la Comunicación, en la Academia de Caballería, en Arca Real, en los antiguos terrenos de Cáritas, etc. Por todo ello será juzgada el próximo 18 de septiembre la cúpula municipal de Urbanismo, que dirigía el exconcejal José Antonio García de Coca y para el que la Fiscalía solicita una pena de cuatro años de prisión y más de 40 de inhabilitación, al considerarle autor de cuatro delitos de prevaricación, otro de falsedad y uno más contra el patrimonio.

Con García de Coca se sentarán en el banquillo otras 12 personas, entre ellos la cúpula municipal de Urbanismo: el arquitecto Luis Álvarez Aller y el ex jefe del área de Urbanismo, Modesto Mezquita, para quienes el Fiscal también solicita idéntica pena de prisión. Para otro de los acusados, el ex jefe del servicio de Planeamiento, José Luis Cerezo Bada, también se solicitan cuatro años de prisión, aunque en este caso como responsable de un delito de falsedad y dos más de prevaricación.

La Fiscalía entiende que los acusados actuaron “en provecho de determinadas personas y empresarios, aprovechando el control que ejercían en el ámbito de la concejalía y el Área de Urbanismo”, procedieron a “manipular determinados artículos de la normativa y planos, para posibilitar a aquellos la obtención de un mayor rendimiento económico en sus actividades inmobiliarias”.

Ventanas y puertas del hotel selladas esta mañana. FOTO: ÚC
Ventanas y puertas del hotel selladas esta mañana. FOTO: ÚC

El escrito de la Fiscalía, también incluye peticiones de  dos años y medio de prisión a los empresarios Gonzalo Jolín, relacionado con una operación inmobiliaria en la Avenida Madrid; Ramón Herrero Merino, administrador de Área Especial, S.L, junto con María Pilar López Mazariegos y Francisco Capellán Barbado, relacionados con la construcción del hotel Marqués de la Ensenada en los terrenos de la antigua fábrica de harinas La Perla, a quienes se señala como inductores en un delito de falsedad y otro de tráfico de influencias.

También serán juzgados José Ángel Astorga y Antonio Roberto Pastrana, socios de Parkosa, para los que se solicita dos años de prisión para cada uno por sendos delitos de tráfico de influencias, mientras que para los hermanos José Luis y Eduardo Javier González Torres y José Luis Mayordomo (expresidente del Baloncesto Valladolid), socios los tres de Grupo Capitol, se les imputa un delito de tráfico de influencias y se expone cada uno a ocho meses de prisión.

Sacedón Patrimonial suspendió su actividad en la construcción y centró su actividad en la promoción a la carta y bajo demanda de viviendas, sobre todo chalets. "El balance de estos tres primeros años de actividad del hotel es muy positivo, ya que hemos conseguido fidelizar a nuestros clientes, que además reflejan un alto índice de satisfacción", declaró Francisco Capellán Fernández, a Castilla y León Económica. es, el 29 de marzo de 2013.

"El objetivo de este establecimiento para el presente ejercicio", añadía la citada publicación, "es potenciar la promoción y contratación on line a través de una gestión independiente de los grande soportales turísticos y de reservas en Internet, para lo que sus responsables incidirán en la comunicación a través de las redes sociales".

Cartel a la puerta del hotel en los días posteriores al cierre. Foto: Gaspar Francés
Cartel a la puerta del hotel en los días posteriores al cierre. Foto: Gaspar Francés

Entramado societario

Sacedón Patrimonial SL el 29 de diciembre de 2011 había elevado a público el acuerdo social de segregación de la rama de actividad que constituía el negocio hotelero relativo a la titularidad y explotación del Marqués de la Ensenada a favor de la sociedad de nueva constitución Alba 2010 Patrimonial, SLU, según consta en una de las sentencias dictadas por el despido de una trabajadora del hotel.

Sacedón fue declarada en concurso mediante Auto del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valladolid. Sacedón era titular de las participaciones sociales de la mercantil Alba 2010 Patrimonial, SL. Mediante escritura pública otorgada el 9 de octubre de 2014 trasmitió las mencionadas participaciones sociales a las sociedades Jasanbox, SL y Cuarta Vía Casas, SL, ambas administradas por Rafael Hernández Hernández, que, con su esposa Renata Machado Silva, vendieron las participaciones sociales a la mercantil Can Viña Secuita, SL, en la que ostentaban el cargo de administradores solidarios los hermanos Navarro Vallejo.

Alba Patrimonial, SL y Vis Invest Spain, SL, el 5 de octubre de 2016, firmaron un contrato de gestión hostelera, que fue resuelto, de común acuerdo, mediante un documento suscrito el 10 de octubre de 2016, recuperando la primera la posesión y gestión del hotel Marqués de la Ensenada.

Mafia en el sector de los hoteles

Los hoteles, de manera especial en la zona de Levante, Cataluña y Canarias, se han visto criminalizados, y los tentáculos mafiosos se han extendido por todo el territorio con un mismo proceder.

Un ejemplo es el de Esteban Roig Pedrosa, en la cárcel desde primeros de diciembre de 2017, por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Esteban Roig, con más de cien cargos activos en casi otras tantas sociedades, anunciaba su empresa: Grup GV (Gutsen & Vergelsa): 'Compramos su deuda al contado. ¿Tu empresa está en crisis?'.

Roig se hacía con empresas con el supuesto objetivo de reflotarlas pero en realidad su trabajo consistía en vaciarlas, sin pagar nada, dejando a los trabajadores en la calle, externalizando servicios... Ahora está en la cárcel por una presunta estafa de 94 millones de euros; entre los afectados están la Agencia Tributaria y Red Eléctrica Española.

En Valladolid, además del caso del Marqués de la Ensenada, destaca el ocurrido poco antes en Tordesillas, donde inesperadamente cerró el Hotel El Tratado, cuyo gerente se fugó con 30.000 euros, dejando encerrada a una docena de huéspedes que se encontraban en el establecimiento. También cerraron Real de Castilla y Pozo de las Nieves.

Otro factor del sector que ha tenido su repercusión mediática, gracias a la lucha de las conocidas como Las Kellys, son las condiciones laborales de sus trabajadores, mayoritariamente trabajadoras. Casi nunca los empresarios respetan el convenio y hacen valer, como mucho, el Estatuto de los Trabajadores. 

En los juicios por los despidos nulos del hotel Marqués de la Ensenada han aflorado situaciones irregulares: trabajadoras contratadas por dos sociedades a la vez para realizar idéntica función.

El Canal de Castilla a su paso por el Hotel. FOTO: ÚC
El Canal de Castilla a su paso por el Hotel. FOTO: ÚC

En uno de los fallos judiciales se puede leer: "En el presente procedimiento se ejercita por la parte demandante una acción dirigida a que declare nulo, o, subsidiariamente, improcedente, el despido de la trabajadora demandante, por haberse producido en el marco del cierre del centro de trabajo, afectando a la totalidad de la plantilla, sin que se haya cumplido el trámite previsto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, y sin que tampoco se hayan observado los requisitos formales del despido ojetivo".

"La prueba documental aportada", añade la sentencia, "ha revelado que, al tiempo del cierre del establecimiento hotelero en el que la demandante ha venido prestando servicios, se encontraba dada de alta en la empresa 'Alba 2010 Patrimonial, SL', desde el 19 de septiembre de 2016, sin que se haya acreditado que, como mantiene la parte actora, la prestación de servicios se iniciara con anterioridad al alta (9 de septiembre de 2016), y también en la empresa 'Vis Invest Spain, SL', desde 23 de diciembre de 2017, alta que ha sido explicado por la representación letrada de dicha empresa por haber asumido la contrata de limpieza del hotel, extremo que, sin embargo, ha resultado carente de sustento probatorio, significando que de haberse producido una posible surogación del personal de limpieza por la empresa 'Vis Invest Spain, SL' habría ido acompañada de la correspondiente baja en la empleadora anterior, 'Alba Patrimonial, SL', situación que no se produjo, lo que conduce a concluir, teniendo en cuenta que el codemandado, señor Rafael Martínez, ostenta el cargo de Administrador en la mercantil 'Vis Invest', y la condición de apoderado en 'Alba 2010', que existe confusión de plantilla entre ambas empresas, toda vez que la trabajadora demandante, con independencia de que estuviera en situación de alta en las dos empresas, continuó prestando el mismo servicio de limpieza, no así servicios distintos para cada una de las empleadoras".

"Nos encontramos, por tanto", prosigue el fallo del Juzgado de lo social, "ante una relación laboral única, aun cuando la trabajadora estuviera simultáneamente en situación de alta en ambas empresas codemandadas, cuya extinción, pese a haber sido formalizada de forma independiente por ambas empresas, e invocando causas distintas, habría de entenderse tácitamente efectuada en las fechas de cierre del establecimiento hotelero, el día 2 de enero de 2017, ante la imposibilidad de continuar la prestación de servicio, decisión que, a tenor del testimonio ofrecido por los trabajadores que han depuesto como testigos, habría sido adoptada por el codemandado, señor Rafael Martínez Martínez, persona que, desde finales de diciembre/16, habría asumido el control del hotel, y quien habría dirigido todo el proceso de desmantelación y cierre del establecimiento, actuando así como verdadero empresario, en  la medida que su actuación motivó el cese obligado de la totalidad de la pantilla del hotel, razón por la que, debe prescindirse de la estructura formal de la persona jurídica y proclamar la responsabilidad del administrador y apoderado de las sociedades empleadoras, sin que las posibles deudas que pudiera tener con el codemandado la mercantil 'Can Viña Secuita, SL', ostentaban las empresas 'Jasambox, SL' y 'Cuarta Vía Casas, SL', en las que el codemandado ocupaba el cargo de administrador solidario, permitan considerar justificado el recurso a la vista del hecho desencadenante del cese de la actora, de forma que, sin perjuicio de las responsabilidades que pudieran ventilarse en otros órdenes jurisdiccionales, en el ámbito laboral procede declarar al codemandado responsable solidario, con las mercantiles empleadoras, de las consecuencias del despido efectuado, que por asfectar por más de cinco trabajadoras, debe ser calificado como nulo, por no haber seguido el procedimiento previsto en el artículo 51.2 ET para el despido colectivo".

Placa del hotel Marqués de la Ensenada. Foto: Gaspar Francés
Placa del hotel Marqués de la Ensenada. Foto: Gaspar Francés

Muchas preguntas (aún) sin respuesta

Dieciséis meses después del fulminante cierre del Marqués de la Ensenada, son muchas las preguntas sin respuesta, empezando por quién está detrás del hotel o qué conexiones tiene Rafael Martínez Martínez para que la Tesorería General de la Seguridad Social reaccionara tarde, para que el edificio haya carecido hasta hace dos días de medidas de protección cuando era de dominio público que estaba siendo ocupado diariamente por sin techo; para que la Junta no haya abierto la boca cuando se trata de un BIC (Bien de Interés Cultural) que contenía maquinaría y biblioteca valiosa; que no se cortara la luz ni el Wi-Fi; que ningún partido -salvo IU- se interesara por lo sucedido y el futuro de la plantilla, etc.

Con la investigación abierta ahora en Alicante, tal vez algún día se conozca lo que ha rodeado a este hotel, anunciado como el 'primer 5 estrellas de Valladolid', en el que las únicas '5 estrellas' han sido las trabajadoras.


Noticias relacionadas:

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios