Dos operarios montan un vehículo Renault. Foto: Renault
Dos operarios montan un vehículo Renault. Foto: Renault

“Es como si la Dirección de la Empresa se hubiese constituido como Sindicato del Crimen, al más puro estilo siciliano, porque no sólo ha recurrido al esquirolaje y a la negativa de informar al Comité de Huelga, sino que además nos han llegado quejas de muchas personas que afirman haber sido coaccionadas, intimidadas y amenazadas por diferentes motivos”. Así denuncia CGT que la multinacional francesa Renault ha decidido asumir el papel de ‘piquete intimidatorio’ y, literalmente “se está pasando por el forro” el Derecho de Huelga.

A través de un comunicado CGT denuncia que las medidas de presión van desde “amenazas para que no se secunde la huelga”, llamando a la gente de otros turnos para que cubran los puestos de los huelguistas e, incluso, en el caso del turno de noche, para que se prolongue la jornada para realizar la producción que pudiera perderse en la jornada de huelga, algo que, “además de ser ilegal y rastrero, provoca riesgos de accidente”.

Según CGT, en este escenario “también participan diversos personajes que se dedican a engañar a compañeras y compañeros diciéndoles que por un día de huelga les descuentan cientos de euros, o repitiendo como un mantra que la huelga es un fracaso”. “No os dejéis engañar, les da pánico pensar que el sábado pueda ser el día en el que, cuando suene el despertador, acudan a nuestra mente las imágenes de todo lo que tenemos que aguantar, y digamos: “hasta aquí hemos llegado”.

“Ha llegado el momento de plantarse. Es la hora de recuperar la dignidad y enfrentarnos a quienes amenazan y extorsionan, porque realmente No son nada. Han perdido la razón y sólo les queda la pataleta. Hacemos un llamamiento a toda la plantilla para que haga un ejercicio de rebeldía, insumisión y amor propio, no acudiendo a trabajar este sábado”, indica CGT.


Noticias relacionadas:

CGT denuncia el ‘esquirolaje’ de Renault en la primera jornada de huelga de sábados en Palencia

 

 

No hay comentarios