Sector donde está prevista la Ciudad del Bienestar de Aldeamayor. Foto: CI-CCD
Sector donde está prevista la Ciudad del Bienestar de Aldeamayor. Foto: CI-CCD

La Junta de Castilla y León ha adelantado la fecha de convocatoria de la Comisión Territorial de Urbanismo donde se tendrían que aprobar definitivamente el proyecto especulativo presentado por Metrovacesa para desarrollar la Ciudad de la Salud en el municipio de Aldeamayor de San Martín que cuenta con varios informes técnicos en contra.

Aunque las reuniones de la Comisión siempre se han celebrado el último miércoles de cada mes, en esta ocasión la convocatoria se ha adelantado al próximo 19 de septiembre. Todo indica que el interés de la Junta pasa por contar con el tiempo suficiente para poder introducir en el proyecto presentado las posibles indicaciones que pudiera haber hecho en sus informes la Dirección General de Urbanismo con el objetivo de que la tramitación y aprobación del proyecto concluya antes del próximo 19 de octubre, fecha en la que los terrenos actualmente urbanizables pasarían a suelo rústico de no aprobarse el plan, en cumplimiento de la Ley de Urbanismo de Castilla y León.

Ecologistas en Acción ya denunció este “estrambótico proceso de tramitación” en el que la Junta no se molesta en ocultar sus prisas: Tras la última aprobación del proyecto por el Pleno municipal de Aldeamayor de San Martín el pasado jueves 26 de julio por la noche, a la Junta de Castilla y León le faltó tiempo para incluir el asunto en el orden del día elaborado la mañana del día siguiente, viernes 27 de julio, convocando reunión de la Comisión Territorial para el martes 31 de julio; reunión que finalmente se tuvo que aplazar al 2 de agosto por el incumplimiento del plazo mínimo de tres días entre el envío de la convocatoria y dicha reunión.

Como viene denunciando insistentemente Ecologistas en Acción, la finalidad
última de la operación (aprobar un “disparatado” complejo inmobiliario
con 1.440 viviendas y 26.000 plazas asistenciales supuestamente destinadas al "turismo sanitario" nacional e internacional) es intrínsecamente especulativa: evitar la depreciación de los activos de la inmobiliaria, para no afectar más a su maltrecha cuenta de resultados. Por ello resulta sorprendente que dos administraciones públicas como el Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín y la Junta de Castilla y León se presten al "enjuague" de la inmobiliaria, en un nuevo caso de especulación urbanística.

Como ya adelantó últimoCero, la aprobación definitiva de la “disparatada” Ciudad del Bienestar y la Salud tendrá que sortear, no solo la oposición frontal de Ecologistas en Acción, de parte de la corporación municipal del municipio y el informe técnico del arquitecto municipal, sino también un demoledor informe del Jefe de Urbanismo de la Diputación Provincial en que carga sin ambages contra el desarrollo urbanístico de una “ciudad fantástica” sin “interés púbico”.

Para el técnico que elabora el informe, en la información que usa la promotora para defender su proyecto “no existe ni un solo dato susceptible de demostrar que en Aldeamayor se necesite el nuevo sector de suelo residencial que se propone, porque ni existe necesidad de más suelo para viviendas, ni se acredita que haya debido desecharse ninguna iniciativa para promover dotaciones privadas como esas que ahora se pretenden favorecer”, sentencia el Jefe de Urbanismo en un informe en el que también valora que la modificación propuesta, en caso de que finalmente salga adelante, está “abocada con toda seguridad a mismo final que tuvo el Plan Parcial Camino de Santa María, si nadie (e propio Ayuntamiento de Aldemayor primero, que es quien mejor conoce las necesidades y las expectativas reales del municipio y la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo en segundo término) ponen antes remedio”.

No es esta la única cuestión que llama poderosamente la atención en la tramitación de este proyecto. Al margen de que algunos de los concejales de la corporación de Aldeamayor, alcalde incluido, tienen intereses particulares en esta aprobación (familiares directos tienen terrenos en propiedad, aunque representen un escaso porcentaje de las 300 hectáreas que se pretende recalificar), también resulta especialmente llamativo que el informe con el que Metrovacesa defiende su proyecto “especulativo” haya sido redactado por el profesor de la Universidad de Salamanca Tomas Nevado-Batalla Moreno, ex-Consejero de Administraciones Públicas del anterior Gobierno del PP en Extremadura y que desde noviembre de 2017, gracias al consejero de la Presidencia y vicepresidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago Juárez, forma parte de la Comisión de Ética Pública de la Administración autonómica. Entre las funciones de esa Comisión, según la propia Junta se encuentra elaborar la propuesta del Código Ético y de Austeridad de los Altos Cargos, así como resolver las consultas que se planteen sobre la aplicación del Código, plantear recomendaciones a los altos cargos, realizar un informe anual sobre el cumplimento del Código, así como incoar y resolver los procedimientos sancionadores que se tramiten por posibles infracciones administrativas.


Noticias relacionadas:

Un segundo informe del arquitecto de Aldeamayor sigue viendo injustificada la Ciudad de la Salud de Metrovacesa

 

No hay comentarios