El alcalde presenta las lineas maestras del nuevo PGOU ante la atenta mirada del concejal de Urbanismo, Manuel Saravia.
El alcalde presenta las lineas maestras del nuevo PGOU ante la atenta mirada del concejal de Urbanismo, Manuel Saravia.

Siete colectivos de la ciudad presentarán alegaciones a la nueva revisión del PGOU que, al contrario de lo que sucedió hace un año con la primera revisión “no ha sido debatida”.

Los colectivos (la Asamblea Ciclista de Valladolid (ASCIVA), la Asociación Cultural Ciudad Sostenible, FACUA-Consumidores en Acción de Castilla y León (FACUA), la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid “Antonio Machado”, la Asociación Vallisoletana de Afectados por las Antenas de Telecomunicaciones (AVAATE), el sindicato CGT Valladolid y Ecologistas en Acción de Valladolid) que estudian estos días “a contra reloj” el nuevo documento después de que el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, anunciara “airadamente” en los medios su intención de no prorrogar el plazo para alegaciones, ya anuncian que presentarán sus observaciones sobre “las incógnitas que todavía suscita  la actuación de integración ferroviaria, o sobre  el tratamiento del suelo urbano y la justa distribución de beneficios y cargas, y entre otras consideraciones propondrán la reducción del suelo urbanizable”. Lo harán dentro del plazo que finaliza el próximo cuatro de enero y, de no ser posible, registrarán un avance de dichas alegaciones que completarían en los días posteriores, anuncian.

Para las siete organizaciones sociales no estamos solo ante la incorporación al documento de la Revisión de las alegaciones aprobadas por el Ayuntamiento de Valladolid, sino ante una modificación de fondo de este documento realizada “de oficio” por la propia administración municipal donde la Memoria justificativa vinculante, un “elemento esencial del Plan General de Ordenación Urbana, que ha prácticamente duplicado su tamaño respecto a la sometida a información pública en 2017 y ha incorporado dos capítulos completamente”.

“El estudio de esta Memoria es esencial para la cabal comprensión del alcance y ordenación urbana propuesta por el nuevo documento de la Revisión del PGOU. Una evaluación racional y razonada “con amplitud de miras” no se resuelve en dos tardes. Además, por primera vez se someten al público las razones, los criterios técnicos y legales que motivan y fundamentan las decisiones de calado o el propio régimen jurídico de los suelos”, indican.

“Analizar un documento sustancialmente nuevo en muchos aspectos para ‘tener una visión suficientemente amplia de lo que incide en los demás’ es imposible en treinta días, del cuatro de diciembre de 2018 al 4 de enero de 2019. El plazo de un mes es legal, pero la ampliación del mismo también lo seria y haría efectiva la invitación a la participación con la que se presenta el nuevo documento de revisión”, sostienen.


Noticias relacionadas:

Siete colectivos piden un mes más para estudiar el PGOU que ‘borra’ el Plan Rogers en Valladolid

No hay comentarios