Imagen de la cacerolada piquetera de la tarde. FOTO: Gaspar Francés
Imagen de la cacerolada piquetera de la tarde. FOTO: Gaspar Francés

Reivindicando el paro del consumo como uno de los ejes principales de la Huelga General Feminista del 8M, una batucada de cacerolas, sartenes, cazos o cencerros, a modo de piquete, recorrió durante la tarde, desde Fuente Dorada, el entorno de la zona comercial de la calle Santiago, llegando a entrar en una tienda de Zara, de la multinacional Inditex propiedad del “sexto millonario más rico del mundo”, o concentrándose en la puerta de Mango, empresa implicada en la condena a las piqueteras asturianas durante la anterior huelga feminista.

Además de poner el foco en el paro de consumo, han querido con este recorrido solidarizarse con las mujeres de Bangladesh que mantienen su huelga en las fábricas textiles que manufacturan en condiciones de semiesclavitud los productos que después comercializan, entre otras, empresas como Inditex o El Core Inglés, recordando las 1.127 muertes y más de 2.500 heridos del Rana Plaza en 2013, una de esas fábricas en la localidad bangladeshí de Dacca.

Una de las empresas de Inditex, Zara, fue la primera en recibir la visita de la ruidosa comitiva entrando en su establecimiento de la calle Santiago con Constitución ante el desconcierto de la Policía Nacional que se dispuso a custodiar la entrada mientras la cacerolada ya estaba en el interior y salía por la otra puerta del establecimiento después de vaciarlo.

La marcha siguió viendo cómo otros establecimientos echaban la verja a su paso, rodeando por María de Molina hasta volver a la puerta de Mango, con los efectivos policiales vigilando la entrada. Megáfono en mano junto al ensordecedor ritmo de las cacerolas, han clamado por las piqueteras condenadas tras el 8M del pasado 2018 por una acción en una tienda de esta misma empresa en Gijón.

La cacerolada, con el grueso de la marcha manteniendo al unísono el ritmo desde su inicio, ha concluido frente a las puertas de El Corte Inglés, animando a participar en la masiva manifestación que sucedió a esta acción.


Noticias relacionadas

El grito feminista del 8M colapsa el centro de Valladolid con una masiva e histórica manifestación

Cifras de récord en todas las manifestaciones de Castilla y León

Miles de estudiantes llenan la calle para exigir un “cambio social real” frente al machismo

Trabas policiales a la acción de los piquetes

No hay comentarios