Reunión de la Junta con CCOO, UGT y CSIF. FOTO: JCyL
Reunión de la Junta con CCOO, UGT y CSIF. FOTO: JCyL

CCOO, UGT y CSIF, los tres sindicatos que están negociando la aplicación de la jornada de 35 horas en la administración pública autonómica, han dado un plazo de 10 días al Gobierno regional para que presente un documento concreto donde se aclare cómo y cuándo poner en marcha lo acordado y firmado en mayo. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha trasladado su “compromiso” para alcanzar un acuerdo, palabras que no han convencido a las tres organizaciones que han decidido no desconvocar los paros y concentraciones previstos para este mes, además de la huelga general del día 6 de noviembre.

Pese a que todos los asistentes al encuentro han manifestado “buena sintonía y voluntad” de avanzar en el citado acuerdo, los sindicatos han decidido no desconvocar los actos de protesta previstos. También han aclarado que estos se mantendrán hasta que exista un acuerdo firme sobre la aplicación de la jornada de 35 horas del modo en el que se estableció en el acuerdo inicial rubricado con el anterior Ejecutivo Regional.

Por lo tanto, las tres organizaciones sindicales mantienen las concentraciones previstas para el próximo día 17 de octubre y, hasta que no haya un acuerdo firme, también permanecen vivas las convocatorias de un paro parcial para el 25 de octubre y la huelga general del día 6 de noviembre.

Sindicatos y Junta se han emplazado para una nueva reunión que tendrá lugar el próximo lunes 21 de octubre, en ella el Gobierno regional se ha comprometido a plantear una propuesta concreta en la que se defina cómo y cuándo se podrá instaurar la jornada de 35 horas en todos los sectores de la función pública.

STECyL-intersindical ha anunciado que no se sumará a esta convocatoria de huelga “para la que no se nos ha pedido ni opinión por estos tres sindicatos y porque los tres sindicatos se han negado en su afán de apuntarse tantos, a que estos asuntos se negocien en las respectivas Mesas Sectoriales de Sanidad y Educación”. En su comunicado cargan contra la decisión de CCOO, CSIF y UGT “sin contar con el resto de sindicatos que representamos a los docentes ni sanitarios” de convocar concentraciones de protesta y “amenazar con una convocatoria de huelga de los empleados públicos” cuatro días antes de las elecciones generales del 10 de noviembre.

En su opinión, el acuerdo que se firmaron Junta y sindicatos “no tiene desperdicio”, apuntando que se firmó seis días antes de las elecciones autonómicas tildándolo de “acuerdo electoralista” y sin memoria económica, puntualizando que a posteriori han conocido que la Junta cuantificaba el coste de la aplicación de este acuerdo en unos 120 millones de euros. “Estos tres sindicatos deben ser conscientes que a estas alturas del curso se hace inviable cambiar los horarios del profesorado de los centros públicos”, añaden desde STECyL-i resaltando el “papelón” de la Junta que “reacciona con el clásico si te he visto, no me acuerdo del acuerdo”.

No hay comentarios