Cabecera de la protesta de funcionarios por la jornada de 35 horas.
Cabecera de la protesta de funcionarios por la jornada de 35 horas.

Las centrales sindicales mayoritarias, CCOO, UGT y CSIF han convocado hoy una protesta a las puertas de la Consejería de Presidencia en la que han participado más de un millar de funcionarios para reclamar el cumplimiento del acuerdo firmado el pasado mes de mayo para volver a la jornada laboral de 35 horas semanales: “La base de cualquier negociación es el cumplimiento de lo firmado”, han dejado claro en la concentración.

Los funcionarios han recordado que la vuelta a las 35 horas es, sin duda, una de las reivindicaciones más demandadas por las empleadas y empleados públicos de Castilla y León, después de que la Ley de recortes de 2012 obligara a cumplir una jornada semanal de 37 horas y media.

“Las empleadas y empleados públicos no podemos permitir que los acuerdos ya firmados se conviertan en papel mojado por el nuevo gobierno de esta Comunidad. No se pueden cambiar las reglas del juego porque se modifiquen los jugadores. Escudándose en problemas de financiación primero, y de calidad asistencial después, la Junta de Castilla y León trata de aplazar lo inaplazable, eso sí, disfrazándolo con excusas como la falta de profesionales o el elevado coste que supondría. No hablan, de los beneficios que generará la jornada de 35 horas, como es la creación de empleo, con la consiguiente aportación a las arcas públicas, el asentamiento de población en una comunidad tan necesitada de cotizantes, que no tendrá que buscar trabajo en otras comunidades, conciliación de la vida laboral y familiar, y la más importante, la mejora en la calidad de los servicios públicos”, han indicado.

Los tres sindicatos, CSIF, UGT y CCOO han insistido en la idea de que “la primera demostración de responsabilidad le corresponde al Gobierno Regional, cumpliendo un acuerdo firmado”. “La primera medida que esperamos es el establecimiento de una fecha concreta para su definitiva aplicación. Los tres sindicatos estamos dispuestos a negociar el contenido de la normativa necesaria y los calendarios laborales para esa aplicación, pero subrayando que ya se acordó con la Junta de Castilla y León la recuperación de la jornada de 35 horas semanales desde el día 1 de junio de 2019, y que el actual incumplimiento ha minado completamente la confianza”, han advertido los representantes que se volverán a reunir este lunes con la Junta.

“Seguimos con las movilizaciones y advertimos de que el tiempo se acaba, y que el enfado de los trabajadores y trabajadoras de la Junta va en aumento”, aseguran los sindicatos.


Noticias relacionadas:

Mañueco no logra frenar las movilizaciones por las 35 horas

“No hay nada que negociar y no vamos a parar hasta lograr las 35 horas”

No hay comentarios