María Sánchez y Boriana Christina presentando el proyecto del Parque Juan de Austria
María Sánchez y Boriana Christina presentando el proyecto del Parque Juan de Austria

La concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, y la paisajista e ingeniera agrícola, Boriana Christina, han presentado esta mañana el proyecto del nuevo Parque Juan de Austria cuya ejecución antes de que acabe este año con una dotación de 600.000 euros. Un nuevo espacio completamente accesible y sostenible con necesidades hídricas reducidas.

Según ha indicado la concejala de Medio Ambiente era un proyecto prioritario y tras diez años cerrado será reabierto, aunque esta vez sin puertas y con rampas para su acceso. Contará con un espacio drenante para que las aguas de lluvia lleguen a un pozo que sirva para regar el parque: “Entendemos que los nuevos espacios verdes en la ciudad tienen que llevar esos criterios”, aseguró María Sánchez sobre el nuevo espacio verde de libre acceso para toda ciudadania, con terrazas fluviales y rampas.

El nuevo Parque Juan de Austria girará entorno a tres ejes fundamentales: la ciencia, la naturaleza y el arte. En lo referente a éste último, se dirige hacia el Auditorio Miguel Delibes y albergará una fuente interactiva con el objetivo de que la gente se pueda refrescar en ella o juegos musicales. Se instalará un muro verde que podrá acoger proyecciones además de un anfiteatro para actividades al aire libre.

Pincha aquí para ver el plan de remodelación e integración paisajística
Pincha aquí para ver el plan de remodelación e integración paisajística

El eje científico, que apunta al Museo de la Ciencia, contará con una gran colección botánica, juegos de agua y arena o un jardín vertical. El eje de la naturaleza señala al río Pisuerga y albergará un aula verde al que los escolares puedan acudir a aprender sobre temas medio ambientales, un hotel de insectos o un mirador.

Según relató Boriana Christina en cuanto a su biodiversidad, el nuevo parque contará con diferentes especies arbóreas como perales, manzanos, ciruelos o cerezos de flor, que supondrán una “explosión de color y floración en primavera”. Ésto atraerá a insectos, que dispondrán de su propio hotel, o módulo de polinización, fabricado con materiales reutilizados del entorno como canizos, ramas de chopos o ladrillos. Durante el invierno, los frutos de estos árboles servirán de comida para las aves.

Sánchez ha anunciado que el próximo 6 de junio se celebrará una asamblea con los vecinos de la zona en el Centro Cívico Juan de Austria para que puedan aportar ideas a este nuevo proyecto que hoy se ha dado a conocer.

No hay comentarios