Una de las manifestaciones durante el 8M en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés
Una de las manifestaciones durante el 8M en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés

Según tuvo constancia CNT Valladolid el pasado 31 de agosto, el afiliado despedido tras secundar la huelga general feminista del 8M debe ser readmitido por la empresa. Según la sentencia está obligada a contratarle en las mismas condiciones y subsanar los salarios de tramitación hasta que se reincorpore.

“Es una grata noticia tanto para el compañero como para el conjunto del sindicato”, celebran desde CNT en solidaridad con el militante despedido por ejercer su derecho a huelga el pasado 8 de marzo. La sentencia obliga a la empresa a readmitir al trabajador en las mismas condiciones en las que estaba contratado en el momento del despido, contrato temporal por obra y servicio, así como a subsanar los salarios de tramitación durante el tiempo que ha durado el proceso y hasta el momento en que se reincorpore.

“Que este compañero conociera sus derechos y se sintiese apoyado por la organización le dio el valor para reclamar, y pone en marcha las herramientas de las que el sindicato se dota para poder llevar a buen puerto este tipo de situaciones”, asegura CNT, pese a que “los despidos por motivos de huelga no siempre son fáciles de demostrar en un juzgado”.

“Son la organización de las personas trabajadoras en su puesto de trabajo y su actuación de forma directa con la empresa las que garantizan que los derechos no se queden en papel mojado, y las que logran mejoras tangibles en las condiciones de vida de quienes trabajamos”, concluyen desde el sindicato.

No hay comentarios