Sindicalistas frente a las instalaciones de Ictia en el Camino Viejo de Simancas. FOTO: CNT Valladolid
Sindicalistas frente a las instalaciones de Ictia en el Camino Viejo de Simancas. FOTO: CNT Valladolid

Según denuncia CNT, la unidad de atención a las personas con daño cerebral en Valladolid dependiente de Aspaym Castilla y León, Ictia, lleva meses “amenazando a la plantilla con un retroceso en sus derechos”, además de despedir en las últimas semanas a una de sus afiliadas, con diez años de antigüedad, para reemplazarla “horas después” por una nueva trabajadora. Por estas razones, han comenzado una serie de paros en el día de hoy que anuncian mantendrán hasta que la empresa se siente a negociar las condiciones laborales de la plantilla.

Empleada de Ictia durante la movilización de CNT. FOTO: CNT Valladolid
Empleada de Ictia durante la movilización de CNT. FOTO: CNT Valladolid

Estos “retroceso en sus derechos” incluirían la jornada partida, eliminación de descansos y aumento de la carga de trabajo, todo bajo el “pretexto” de unas “supuestas pérdidas” o “no ganancias”. Según su relato, tras formarse la Sección Sindical de CNT en Aspaym-Ictia “para que tales cambios de condiciones se hagan de manera colectiva y negociada”, en marzo de este año, la empresa “se ha dedicado a lanzar sondas a la plantilla y a tantearla de manera individual y colectiva, pero sin reunirse en ningún momento con la sección sindical ni tratar seriamente del bienestar de los trabajadores”.

Denuncian además que “en este contexto de malestar en el centro de trabajo” fue despedida hace escasos días “una compañera que acumulaba 10 años de antigüedad, que había mostrado su afinidad a la sección sindical y que había secundado huelgas como la del 8M”, supliéndola por otra trabajadora para desempeñar sus tareas “horas después”.

Desde la sección sindical de CNT en Aspaym-Ictia entienden esta medida como un “aviso de disciplina a la plantilla mediante la utilización del miedo” además de “un insulto a la profesionalidad de la compañera”, razón por la cual han convocado hoy el primero de una serie de paros que se sucederán “mientras la empresa no acepte negociar seriamente y sin dilaciones las condiciones colectivas de la plantilla”. Los paros, con una incidencia inicial del 35%, han aumentado en seguimiento a lo largo del día, contando con el apoyo no sólo de trabajadores sino también de usuarios de Ictia, según fuentes sindicales.

No hay comentarios