Movilización de CCOO en Auvasa. FOTO: CCOO Castilla y León
Movilización de CCOO en Auvasa. FOTO: CCOO Castilla y León

Tras el del laudo arbitral emitido el pasado 16 de septiembre que concluye “no procede de la inaplicación del artículo 18 del convenio colectivo de Auvasa”, CCOO ha pedido al Ayuntamiento de Valladolid su cumplimiento, instando al alcalde Óscar Puente a “negociar, buscar soluciones, cumplir el laudo y dejar de recurrir a los tribunales". Recuerdan que “esta historia interminable” nació en 2012 estimando que ha podido suponer a las arcas municipales más de dos millones de euros, advirtiendo de que “esta cuantía se podría disparar si el regidor municipal y la Dirección de Auvasa siguen adelante en su empecinamiento”.

“No procede de la inaplicación del artículo 18 del convenio colectivo de Auvasa”, concluye la decisión final del árbitro, motivada y argumentada en 42 páginas, según informan desde el sindicato recordando que “el laudo es de carácter vinculante e inmediatamente ejecutivo, y tiene la eficacia de los acuerdos alcanzados en periodo de consultas”.

Ante esta resolución, representantes de CCOO en el comité de Auvasa instan a Puente a “negociar, buscar soluciones, cumplir el laudo y dejar de recurrir a los tribunales, con el coste que ello supone, no solo para la Alcaldía y la ciudadanía vallisoletana, sino también para la plantilla de Auvasa”.

En respuesta a las palabras del alcalde asegurando que “el árbitro ha hecho un juicio sobre lo que es razonable, mientras que lo que tenía que haber dicho, es sobre lo que es legal”, desde CCOO piden a Puente que "lea bien el contenido”, señalando que en la página 18 del mismo el árbitro establece que “se deduce la naturaleza mixta del arbitraje, interviniendo criterios jurídicos y de equidad”.

Extracto de CCOO sobre las conclusiones del laudo a favor de la plantilla de Auvasa

• “La interpretación finalista de la norma que sirve de base a la medida pretendida por la empres, dejando temporalmente de aplicar una disposición del Convenio Colectivo, no encuentra un fácil acomodo en este caso, en el que se pretende dar cumplimiento temporal a una norma sobre jornadas especiales de trabajo (ART.- 10 bis del R.D. 1561/1995), cuya vigencia no está, en principio, limitada en el tiempo”.

• “La necesidad de dar cumplimiento al derecho al descanso de treinta minutos de los conductores perceptores, no puede suponer, exclusivamente, el agravamiento de los trabajadores a los que se les ha reconocido el derecho”.

• “No hay socialización de los costes, que el cumplimiento de la sentencia lleva consigo”.

• “No se han tenido en cuenta los derechos de conciliación de la vida personal y familiar de los trabajadores a los que afecta”.

• No se ha tenido en cuenta la compensación del incremento del tiempo que las personas trabajadoras deben dedicar a la prestación de sus obligaciones laborales”.

• “No resulta razonable que la empresa se autolimite en la negociación con el Comité de Empresa y elimine su capacidad de negociar y aceptar propuestas de la representación de las personas trabajadoras, a través de informes que dejan reducidas las posibilidades de solucionar la controversia a una sola: que no pasa el juicio de razonabilidad y proporcionalidad”.

No hay comentarios