Momento de la lectura del manifiesto. FOTO: Gaspar Francés
Momento de la lectura del manifiesto. FOTO: Gaspar Francés

La protesta de unas sesenta personas la noche del martes al miércoles en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche (Madrid)  en demanda de su libertad y de mejoras de las condiciones deplorables del centro ha encontrado la solidaridad hoy en Valladolid. Varias decenas de personas, en su mayoría jóvenes, se han concentrado en la plaza de Fuente Dorada para pedir la demolición de los CIE'S y gritar: 'Ningún ser humano es ilegal'.

"El CIE no es un centro de aogida de emigrantes, es una cárcel en todos sus aspectos, con la diferencia de que allí se encierra a las personas solo por no tener papeles", dice el manifiesto leído esta tarde-noche en Fuente Dorada.

Los concentrados han denunciado que la protesta del CIE de Aluche acabó con "una promesa al aire de negociación y se saldó con la paliza a las personas que protestaban, y a las que no también. El día siguiente se lo pasaron incomunicadas, con música estridente y las luces de las celdas encendidas 24 horas. Porque la tortura no es sólo golpes. Finalmente, y como era de prever, Interior ha mostrado su intención de expulsar a las personas que protestaron esa noche. Ayer se interpuso una denuncia para esclarecer los hechos e intentar evitar estas deportaciones, a la vez que los internos han comenzado una huelga de hambre".

Aspecto de la Plaza Fuente Dorada esta tarde. FOTO: Gaspar Francés
Aspecto de la Plaza Fuente Dorada esta tarde. FOTO: Gaspar Francés

"Entendemos", añade el manifiesto, "los CIE's como parte de un proceso mucho más largo, un engranaje más del sistema de expulsión y explotación fruto de las políticas racistas que cada vez se hacen más intensas y sistemáticas, En el marco de las políticas de extranjería, del control masivo de fronteras, los CIE's asumen un importante rol dentro de un mecanismo que se construye mediante diferentes prácticas represivas. Mecanismo que comienza mucho antes de haber cruzado la frontera europea".

Los convocantes de la concentración denuncian que sea el Estado, la administración "quien decide quién puede vivir en Europa, cualdo les sirve de mano de obra barata y son siempre ellos que cuando no la necesitan, deciden de quién deshacerse, obligándoles a pasar en el CIE hasta 60 días antes de deportarlo, con el simple pretexto de haberles puesto la etiqueta de 'ilegal'"·

"Pues entonces", añade el manifiesto, "criminales e ilegales somos todas. Por querer acabar con los muros de los CIE'S, con las redadas, con el racismo institucional y la violencia estructural, con los muertos en patera, con las guerras financiadas por los gobiernos europeos que obligan a miles de refugiados a abanadonar su lugar de origen y emprender un eterno viaje hacia Europa, por querer dejar de ser explotadoas, por querer movernos libremente".

Durante la concentración se han coreado, entre otras, las siguientes consignas. "Ninguna persona es ilegal"; "De Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste"; "Abajo los muros de las prisiones"; "Ni CIE's, ni rejas, ni presos, ni presas"; "Vuestra represión no nos amedrenta, la historia se escribe con desbediencia"; "La policía  tortura y asesina" y "CIE's Aluche, demolición".

No hay comentarios