El Ateneo Republicano repleto durante el acto. FOTO: Gaspar Francés
El Ateneo Republicano repleto durante el acto. FOTO: Gaspar Francés

Edelys Santana Cruz, primera secretaria de la Embajada de Cuba en Madrid, calificó de 'lamentables' los comentarios aparecidos en los medios de comunicación del Estado español sobre Fidel Castro, a raíz de su fallecimiento, y afirmó con rotundidad: "Con la muerte de Fidel no termina la Revolución".

El Ateneo Republicano de Valladolid rindió ayer un homenaje a Fidel Castro Ruz (1926-2016), que contó con la presencia de la primera secretaria de la Embajada de Cuba en Madrid, Edelys Santana Cruz, que fue muy crítica con el tratamiento que la mayoría de los medios de comunicación españoles han dado a la muerte del expresidente cubano,el pasado día 25 de noviembre.

"Han sido días días muy intensos. Hemos vivido momentos impresionantes. Pero también hemos sentido pena cuando hemos tenido que escuchar o leer lamentables análisis realizados a la búsqueda de recompensas con las ofensas", dijo la representante diplomática de Cuba en España.

"Se ha hablado de Revolución", añadió Edelys Santana, "de Fidel, del pueblo cubano de forma lamentable, haciendo gala de poquísimo rigor. Sepan que eso no va a cambiar las cosas. Ni cambiará la historia ni borrará la memoria de los pueblos".

Edelys Santana comentó que la participación de Fidel en lo logros de la Revolución "es parcial". "Fidel, añadió, "trascendió los límites de la Revolución Cubana. Es verdad que la Revolución superó más de 400 años, alfabetizó a más del 30% de la población; de ella salió la reforma agraria, los programas de los artistas, de la vacunación y de la salud pública que situó a Cuba en indicadores del primer mundo... El reconocimiento ha sido gracias a la Revolución, pero lo más importante ha sido que el pueblo cubano ha recobrado la dignidad. La dignidad fue el principal logró para el pueblo".

La diplomática. tras mencionar al cantautor argentino Victor Heredia, subrayó la frase repetida en los últimos días: "Fidel, los agradecidos te acompañarán", y analizó juicios periodísticos en los que se ha calificado "a Fidel de dictador, de aferrarse al poder... cuando su honestidad ha sido cabal y sistemática, o su capacidad de liderazgo indudable.  Nada de estos va a cambiar la historia", expresó Edelys Santana, que hizo mucho hincapié en el protagonismo del pueblo cubano.

"Fidel hoy es", añadió la diplomática, " más que una figura, una idea, un proyecto emancipador... Él garantiza la Revolución".

Edelys Santana manifestó que el imperialismo "no se va a cruzar de brazos" e intenta revertir, dijo,  todos los procesos iniciados con el pensamiento de Chavez, Bolivar, Martí... Pero la diplomática recordó lo sucedido con el asesinato del Che. "Intentaron silenciar una idea y la convirtieron en paradigma. Cuando muere un hombre , no muere un proyecto. Las compañías físicas alientan, se puede echar en falta el calor pero el proyeto continúa".

La representante de la Embajada de Cuba criticó una frase recogida en el cartel de la convocatoria del acto: 'Cuba postCastro'. "Para empezar los cubanos nunca hablamos de Castro, decimos Fidel. ¿Qué va apasar ahora? El pueblo respondió en su despedida con una frase: 'Yo soy Fidel'. El compromiso y lo que será Cuba está en esa frase del pueblo".

Las palabras de Edelys Santana merecieron un caluroso aplauso como pocas veces se recuerda en el Ateneo Republicano de Valladolid, llenó a rebosar.

"Asumo que el aplauso no es para mi; es para mi pueblo", dijo la cubana.

El presidente del Ateneo Republicano, José Alberto Blanco, asumió la crítica por la frase aparecida en el cartel de la convocatoria, realizada en menos de 24 horas. Blanco manifestó que Fidel Castro era "el símbolo de la lucha antiimperalista y que demostró al mundo que pese al hostigamiento constante de Norteamérica un pequeño país como Cuba ha podido mantenerse libre de colonización y superar el capitalismo y el individualismo".

Blanco presentó a los oradores que precedieron a Edelys Santana: Fernando Ibáñez (Partido Comunista), Luis Ocampo (IzCa) y Victoria (Movimiento de Mujeres Democráticas).

El representante del Partido Comunista recordó que la muerte de Fidel Castro había coincidido con la de Marcos Ana, "ejemplos del comunismo, el mayor ideal del ser humano".

Ocampo relató la experiencia vivida junto a Doris Benegas en el Foro de Sâo Paulo celebrado en Cuba. "Fidel era el primero que llegaba y el último en irse; sin trabajo, sin estudio... no hay Revolución. Lo que más me llamó la atención fue su simpatía y su capacidad impresionante de comunicación".

El dirigente de IzCa contó una anécdota, cuando en una sesión del Foro "un bebé rompió a llorar, no siendo consciente de que estaba hablabdo Fidel. Se hizo un silencio sepulcrar y la gente no sabía qué hacer. Fidel dijo: 'Compañeras, compañeros. No hay cosa más bella en el mundo que el llanto de un bebé.' Todo el mundo rompió en un aplauso y el bebé dejó de llorar".

La representante del MDM entregó a Edelys Santana una carta de condolecia al pueblo y al Gobierno cubano por la muerte de Fidel, que leyó a continuación.

El acto de homenaje finalizó con la interpretación de varias canciones de Silvio Rodríguez por Nicolás de Torre. "Sueño con serpientes", 'Quién fuera', 'Canción del elegido'... que fueron coreadas por el público y, especialmente, por Edelys Santana, que acabó brindando con ron "por Fidel, por el ideario que nos legó, por la Revolución cubana, por toda la gente que sigue confiando y luchando por un mundo mejor y por todos los agradecidos en cualquier lugar del mundo que estén".

No hay comentarios