Fernando y Sergio en La Ortiga. FOTO: Gaspar Francés
Fernando y Sergio en La Ortiga. FOTO: Gaspar Francés

La lucha vecinal del barrio burgalés de Gamonal el pasado mes de enero del 2015 fue un ejemplo de cómo una sociedad puede pugnar por sus propias decisiones tumbando las órdenes tomadas por la política. Un proyecto de bulevar en la Calle Vitoria que fue erradicado en una semana a raíz de las protestas y la unión de Gamonal, que veían como una construcción de ese calibre aportaba más problemática que beneficios. Sergio y Fernando, dos integrantes de la Asamblea Vecinal de Gamonal, fueron los encargados de contextualizar y analizar al detalle los pasos y las causas que llevaron a los altos cargos de la comunidad de Burgos a detener finalmente las obras del bulevar.

Una resistencia que unió a todos los vecinos en contra de tal construcción urbanística a pesar de las cargas policiales que se desarrollaron los primeros días de las protestas vecinales, donde hasta 47 vecinos fueron detenidos. Algunos de estos vecinos fueron absueltos o su caso fue archivado pero otros continúan acusado de delitos como escándalo público o resistencia a la autoridad: "Ahora se están desarrollando los juicios, justo se ha producido una pausa y se han aplazado al mes de abril, y otros serán en noviembre", afirmaba Fernando.

Fernando y Sergio en un momento de la charla. FOTO: Gaspar Francés
Fernando y Sergio en un momento de la charla. FOTO: Gaspar Francés

Pero la resistencia de Gamonal no fue surgido de un solo día, sino de varias décadas con las gentes del barrio burgalés alzando la voz y reivindicando más a fondo que la denominada participación democrática que venden las instituciones. El preludio de todo esto sucedió en 2005 con la construcción del parking en la calle Eladio Prelado: "Este parking no iba a suponer un beneficio, solo a la constructora, y en esto los vecinos van a crear el grueso de las protestas de 2014". Muchos de esa protesta del 2005, en la que solo hubo disturbios durante un día, fueron también integrantes de las masivas protestas del bulevar, lo que señala esa autogestión y esa lucha contra los poderes políticos a los largo de los años.

La Asamblea Vecinal de Gamonal, que cogió el testigo de la disuelta Plataforma Bulevar Ahora No! (autodisuelta un día antes de los disturbios en 2015), fue la principal organización valedora de la resistencia, sin un organigrama claro pero con el apoyo de la vecindad en contra de la construcción del bulevar: "Los vecinos se mantuvieron en pie, vigilantes ante las obras y el movimiento comenzaba a tener vida propia. Con las manifestaciones antes de las cargas policiales conseguimos echarles" asentía Sergio.

Con esta resistencia del vecindario y su determinación, Gamonal consiguió parar definitivamente las obras, consiguiendo su propia gestión de su territorio y alejando a intereses comerciales o políticos, bajo una premisa que comparten con el CSA La Ortiga, ubicada en el barrio de Las Delicias, de que ni el dinero ni la propiedad son la medida de todo.

No hay comentarios