Cabecera de la manifestación. FOTO: J.O.
Cabecera de la manifestación. FOTO: J.O.

La asociación Valladolid Diversa encargada de defender los derechos de las personas de Géneros y Sexualidades Diversas organizó hoy una manifestación para protestar por todas las discriminaciones que sufren las personas de Géneros y Sexualidades Diversas (GSDfobia).

La manifestación, que partió a las 20.30 horas de Fuente Dorada y finalizó en el mismo lugar 45 minutos después, recorrió varias calles del centro de Valladolid, con paradas ante la sede del PP (Alcalleres) y la Delegación de la Junta (Duque de la Victoria). En la primera se recordó la inhibición de los populares ante la visita del autobús del odio de Hazte Oír, el 27 de abril.  

"El PP y Hazte Oír son lo mismo", dijo Álvaro Escudero, quien rechazó la excusa de los populares para no firmar el comunicado de condena al autobús en aras de la libertad de expresión.

"La libertad de expresión no ampara el discurso del odio", expresó el portavoz de Valladolid Diversa.

Los manifestantes, un centenar de jóvenes, algunos envueltos en banderas arcoiris, corearon con fuerza: ' 'Y si el PP no nos apoya, que nos coma la polla'; 'El PP no nos deja comernos las almejas';'Dónde están, no se ven las bolleras del PP' y 'Dónde están, no se ven los maricas del PP'.

La manifestación frente al grupo de personas con la bandera española. FOTO: J.O.

Ante la sede de la Delegación Territorial de la Junta se denunció la paralización de la Ley de Igualdad y Diversidad Sexual, que el PP tiene bloqueada desde hace meses.

Durante el recorrido, los manifestantes corearon entre otros gritos: 'No desfilamos, nos manifestamos'; 'Nuestra pluma no tiene cura'; 'Mi familia mola más porque tiene dos mamás (o dos papás)'; Si tocan a una, nos tocan a todas';  'No somos amigos, nos damos por culo'; 'Aquí está la resistencia Trans'; 'Soy lesbiana castellana'; 'Soy maricón de Castilla y León'; 'Me gustan las peras, me gustan las manzanas, me acuesto con quien me da la gana'; 'Fuera Transfobia de Valladolid'; 'Contra la violencia, lucha y resistencia'...

La protesta, en la que participaron concejales de los grupos municipales del PSERO, VTLP y Sí Se Puede,  tuvo lugar  en conmemoración del día en que la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, el 17 de mayo de 1990.

"Han pasado ya 27 años, pero la GSDfobia sigue presente en el día a día de todas las personas de Géneros y Sexualidades Diversas. A día de hoy, en 77 países la homosexualidad es un delito y en 13 de ellos se castiga con la pena de muerte", recordó Valladolid Diversa.

"En España", añaden los convocantes, "a pesar de algunos avances legales, las personas GSD seguimos sufriendo discriminaciones GSDfóbicas cada día: delitos de odio, acoso escolar, atención sanitaria inadecuada, acoso laboral, rechazo familiar, prejuicios sociales o campañas en nuestra contra por parte de organizaciones que promueven el odio. Esto último lo sufrimos en Valladolid hace muy poco".

Con la lectura de un manifiesto y los gritos de '¡Basta ya de GSDFobia!' finalizó la manifestación que se desarrolló con normalidad, aunque a su paso provocó todo tipo de comentarios; entre ellos los insultos realizados por un grupo de personas que se encontraban en la Plaza Mayor con una bandera de España.

Manifestantes por la Calle Santiago. Foto: J.O.

Manifiesto:

17 DE MAYO. DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA GSDFOBIA.

El 17 de mayo organizaciones y activistas GSD de todo el mundo denunciamos la discriminación que sufrimos las personas de Géneros y Sexualidades Diversas, es decir, la GSDfobia, conmemorando el día en que la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, el 17 de mayo de 1990.

Sin embargo, a día de hoy la transexualidad sigue estando patologizada, todavía aparece en los manuales de psiquiatría. Las personas trans no son enfermas, pero siguen siendo tratadas como si lo fueran. Hoy desde la asociación Valladolid Diversa nos manifestamos para denunciar todas las formas de discriminación que sufrimos las personas de Géneros y Sexualidades Diversas:

A pesar de algunos avances legales que hemos logrado con mucho esfuerzo gracias a la lucha social y al trabajo constante de las organizaciones GSD, las personas de Géneros y Sexualidades Diversas seguimos sufriendo discriminaciones GSDfóbicas cada día:

Los delitos de odio por orientación sexual, identidad o expresión de género han aumentado de forma muy alarmante en los últimos años, también en Valladolid. El clima de odio contra cualquier tipo de diversidad y de retrocesos en todos los derechos sociales conseguidos en las décadas anteriores son el caldo de cultivo perfecto para que aumente la GSDfobia, y con ella los insultos, amenazas, acosos y agresiones que sufrimos. A muchas víctimas se les da un trato inadecuado e incluso discriminatorio en comisaría. Esto sin duda fomenta la infradenuncia: el 90% de las agresiones GSDfóbicas no se denuncian. Y de las denuncias que se presentan al menos en Valladolid sabemos que no se clasifican correctamente y no se remiten a la Fiscalía de Delitos de Odio para que pueda actuar. Como consecuencia tenemos que, según el informe del Ministerio del Interior, en el año 2015 hubo cero delitos de odio por razón de orientación sexual o identidad de género en la provincia de Valladolid. ¿Alguien se lo cree? Nosotras tampoco, pues ese mismo año varias de las aquí presentes pusimos denuncias de delitos GSDfóbicos que habíamos sufrido.

El acoso escolar GSDfóbico también está en unos niveles alarmantes. Por mucho que las asociaciones vayamos a dar charlas a los institutos que nos dejen, mientras no se eduque en el respeto a la diversidad sexual y de género en todos los centros educativos, a todos los niveles académicos y mediante asignaturas obligatorias, no estaremos atacando el problema de raíz. Y mientras no se forme a todo el profesorado contra el acoso escolar GSDfóbico y los centros educativos no tengan protocolos específicos para resolver los casos que se produzcan, no se estará solucionando el problema.

Las personas de Géneros y Sexualidades Diversas seguimos sufriendo discriminación en el trabajo: el acoso laboral, los despidos por salir del armario en la empresa o las mayores dificultades para acceder a un puesto de trabajo solamente por ser personas GSD visibles se siguen produciendo y aumentan nuestro riesgo de exclusión social.

Para las personas mayores de Géneros y Sexualidades Diversas el panorama tampoco es mucho mejor, pues en muchas ocasiones deben de volver a esconderse de nuevo tras años de represión para no ser rechazadas en las residencias.

Cada día de nuestras vidas sufrimos los prejuicios y estigmas sociales. La falta de información y de educación en el respeto a la diversidad, así como la forma en que a veces nos tratan los medios de comunicación están en la base de este problema, que nos genera un gran sufrimiento absurdo e innecesario cuando, por ejemplo, sufrimos el rechazo de nuestras familias por ser como somos.

Al rechazo social y los problemas que sufrimos por culpa de la GSDfobia hay que añadir los ataques y las campañas en nuestra contra por parte de organizaciones que promueven el odio. Un claro ejemplo lo tuvimos a principios de este curso, cuando una organización con mucho dinero y muy poca vergüenza envió folletos a todos los centros educativos de todo el país alertándoles de que las organizaciones GSD “adoctrinamos a los niños” cuando vamos a darles charlas sobre el respeto a la diversidad sexual y de género. Esa misma organización vino con su bus del odio el pasado 27 de abril a manchar Valladolid con su discurso GSDfóbico que fomenta un aumento del odio contra las personas de Géneros y Sexualidades Diversas y de las discriminaciones que sufrimos. El Partido Popular de Valladolid se negó a firmar el comunicado del Ayuntamiento que condenaba la presencia del bus. Su argumento, que sigue el mismo discurso que el de la organización GSDfóbica, es que eso es libertad de expresión y hay que respetarlo. Error. La libertad de expresión no ampara el discurso de odio.

En resumen: las personas de Géneros y Sexualidades Diversas a día de hoy sufrimos una atención sanitaria inadecuada, delitos de odio, acoso escolar, discriminación laboral, estigmas sociales y campañas en nuestra contra. Ante todas estas discriminaciones exigimos respuestas inmediatas de las instituciones, que hasta la Constitución les obliga a actuar contra la GSDfobia.

El Ayuntamiento ha mejorado mucho respecto a los tiempos del homófobo alcalde León de la Riva, pero debe poner en marcha todas las medidas que faltan por aplicar de la moción que impulsamos las organizaciones sociales y que se aprobó hace un año.

En Castilla y León a las personas transexuales se les niegan los derechos básicos como una atención sanitaria adecuada, y la Junta lleva 6 meses retrasando la tramitación de la Ley de Igualdad Social de la Diversidad Sexual y de Género. Le exigimos que presente el texto de una vez, incluyendo todas las reivindicaciones de las organizaciones GSD de Castilla y León, para que empiece el trámite parlamentario. Y, cuando se apruebe la ley, que la aplique. Somos una de las 4 Comunidades Autónomas que no cuenta con una ley regional que garantice nuestros derechos y nos defienda de la GSDfobia. Necesitamos de una vez medidas reales y efectivas, que sean trabajadas con las asociaciones.

A nivel estatal, llevamos sufriendo retrocesos e involuciones en nuestros derechos desde que el PP llegó al Gobierno. Ha frenado todos los planes de lucha contra la discriminación, ha colocado a homófobos del Opus en el Gobierno que han atacado a nuestras familias en los medios (como si no hubieran jodido suficiente a nuestras familias con el recurso de inconstitucional que presentaron contra el matrimonio igualitario y que las sumió en la intriga hasta 2012), ha quitado la reproducción asistida a las mujeres GSD, ha estrangulado el Plan Nacional Sobre el Sida, han firmado un convenio GSDfóbico de adopciones con Rusia que estable discriminaciones legales directas que incumplen el Matrimonio Igualitario…

Recordamos en el ámbito internacional, casos como el de Chechenia, donde las autoridades han creado campos de concentración para homosexuales y la policía les está persiguiendo y asesinando, nos recuerdan a las épocas más oscuras de nuestra Historia y son un retroceso lamentable de los Derechos Humanos. Tampoco debemos olvidar que todavía en 77 países la homosexualidad es un delito y en 13 de ellos se castiga con la pena de muerte.

Con todo este panorama lo más rápido y sencillo sería pedirles al PP que se fueran ya del Gobierno y que dejen vacíos sus escaños en el Congreso para no seguir provocando más daño. Pero como sabemos que no lo van a hacer:

Exigimos que el Gobierno de España use la diplomacia contra los países que discriminen, encarcelen o asesinen a las personas de Géneros y Sexualidades Diversas. Que revoque el convenio de adopciones con Rusia. Que actúe para que se acaben los campos de concentración en Chechenia y la persecución estatal a todos los países que la realizan. Exigimos que aplique el Protocolo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para Delitos de Odio a todos los niveles, y no las use para proteger campañas GSDfóbicas. Exigimos que no obstaculice la tramitación de la Ley Estatal contra la GSDfobia y la aplique cuando se apruebe. Exigimos que ponga en marcha planes para luchar contra la discriminación que sufrimos.

Todas estas medidas son muy necesarias, pero desde la asociación Valladolid Diversa sabemos que las respuestas para acabar con la GSDfobia no sólo deben venir desde las instituciones. Necesitamos la implicación de toda la sociedad: medios de comunicación, organizaciones sociales, personas a título individual… La lucha por la igualdad real de las personas de Géneros y Sexualidades Diversas nos concierne a todas.

¡BASTA YA DE GSDFOBIA! ¡LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO!

No hay comentarios