Enterrando, con palas o a mano, el ataúd del soterramieto y la primera piedra de la obra de Rafael Cano. FOTO: Jorge Ovelleiro
Enterrando, con palas o a mano, el ataúd del soterramieto y la primera piedra de la obra de Rafael Cano. FOTO: Jorge Ovelleiro

Operarios vecinales, con picos y palas, han colocado la primera piedra de las obras de la plaza Rafael Cano. 907 días después de que Adif cerrara de la noche a la mañana su paso a nivel, el vecindario de Pilarica ha tomado la iniciativa en un simbólico y reivindicativo acto inaugural del nuevo paso bajo la vía. Han aprovechado para enterrar también un ataúd lleno de mensajes, símbolo de la “muerte” del proyecto del soterramiento en Valladolid.

El 15 septiembre de 2015, Adif cerró, sin previo aviso ni alternativas, el paso a nivel de Rafael Cano, dejando durante 907 días, y subiendo, al vecindario de Pilarica y Belén incomunicado. Ante esta situación y el retraso en la remodelación, cuya adjudicación se hizo pública a principios de este año con un plazo de 9 de meses desde el acta de comprobación del replanteo, previendo su finalización para el próximo diciembre, los vecinos han decidido ponerse “manos a la obra coger pico y pala, y poner la primera piedra de esta obra tantas veces prometida y nunca realizada”, ha explicado José Luis Alcalde, presidente de la Asociación Vecinal Pilarica.

Vecinas del barrio durante el simbólico y reivindicativo acto. FOTO: Jorge Ovelleiro
Vecinas del barrio durante el simbólico y reivindicativo acto. FOTO: Jorge Ovelleiro

Así lo han hecho, dejando claro que cuando en un futuro alguien pregunte cómo se iniciaron las obras de la plaza Rafael Cano la respuesta será: “El 10 de marzo de 2018, vecinos y vecinas, codo con codo, pico y pala”, reivindicaban por megafonía. Han tachado los plazos de “insorpotables”, asegurando que “evidentemente no se va a cumplir”, y pidiendo a las administraciones que sean más expeditivas, invitando a sus representantes a tomar nota de su iniciativa: “Esta es una buena escuela, un buen taller para que aprendan cómo hay que hacer las cosas”, explicó Alcalde.

 

Ante la liquidación “creemos que injusta para la ciudad” del proyecto de soterramiento, también han querido acompañar esta primer piedra de un ataúd, a modo de cápsula del tiempo, repleto de mensajes sobre la fallida promesa de enterrar las vías. Micrófono en mano han ido describiendo los objetos o textos que han depositado en su interior, como su eslogan más coreado “Qué carajo, la vía por debajo”, “esperemos ver algún día la plaza y el paso terminado” o una bolsa vacía “por el muro y por lo demás que no está hecho”.

En el ataúd han introducido recortes de prensa y viñetas sobre el soterramiento, aludiendo a declaraciones tanto del anterior alcalde, León de la Riva, como al actual, Óscar Puente, además de un panfleto del PP “por mentir” y un retrato de Puente “por no cumplir”. La presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales ‘Antonio Machado’, Margarita García, ha enterrado los planos del túnel que conectará las calles Nochevieja y Andrómeda, con el deseo de que realmente sea construido.

Por turnos y con la participación del público asistente, han ido enterrando a paladas, o incluso a mano, el ataúd y la primera piedra. La reivindicativa inauguración finalizó con música, entonando a coro una de las canciones cuya letra han adaptado a sus reivindicaciones: “Alcalde, alcalde, alcalde, quisiera un barrio sin barreras, que esté bien comunicado con la ciudad entera”, al ritmo del pegadizo ‘Carnaval, carnaval’ de Georgie Dann.

No hay comentarios