Instante de la charla en La Casa de las Palabras. FOTO: Jorge Ovelleiro
Instante de la charla en La Casa de las Palabras. FOTO: Jorge Ovelleiro

La Casa de las Palabras acogió en la tarde de ayer el encuentro promovido en apoyo a la plataforma No Callarem contra la represión y por la libertad de expresión. La charla ha estado conducida por Alejandro Martínez, conocido artísticamente como Álex Garbanzo, como representante del Sindicato de Música en Valladolid, junto a Jesús Niño, en representación de CGT. Han analizado diversos casos de censura ocurridos en los últimos meses o años, proyectando varios vídeos y generando un debate entorno a la libertad de expresión.

Alejandro recordó la reciente ratificación del Tribunal Supremo de la sentencia dictada por la Audiencia Nacional contra el rapero mallorquín Valtònyc, condenado a tres años y medio de prisión por calumnias e injurias graves a la Corona, enaltecimiento del terrorismo y amenazas por el contenido de sus canciones. Este y otros casos de censura han motivado la convocatoria de una semana de eventos convocada por la plataforma ‘No Callarem’ en Barcelona, a la que se han sumado otras localidades catalanas, Valencia, Gijón o Valladolid con esta charla.

Alejandro Martínez, del Sindicato de Música de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Alejandro Martínez, del Sindicato de Música de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

“No se puede normalizar esta situación porque es escandalosa”, señaló el representante del Sindicato de Música de Valladolid, asegurando que “cada día hay uno”. Recordó que ya en el pasado Día de la Fiesta de la Música organizaron el escenario No Callaremos en la Plaza Federico Wattenberg, además de dar lectura a su comunicado en otros espacios.

A continuación y para entrar en materia, Jesús Niño presentó una serie de vídeos. El primero en proyectarse fue el reciente videoclip ‘Los Borbones son unos ladrones’ con versos usados en los distintos procesos judiciales por los que se ha condenado a Valtònyc, Pablo Hasél y La Insurgencia. Rodado en la cárcel ‘Modelo’ de Barcelona, en la canción y el vídeo participan bandas y Mc’s como Elphomega, Machete en Boca, Frank T, Homes i Dones Llúdriga, La Raíz, Ira, Los Chikos del Maíz, Tribade, Def Con Dos, Noult, ZOO, Rapsusklei y Sara Hebe.

El siguiente film fue el trailer de ‘Tijera contra papel’, un documental que cuenta con “una serie de ilustres invitados que nos están contando sus pensamientos y reflexiones acerca de un tema tan delicado como es la censura que está sufriendo la cultura hoy en día”, explican desde Bonzo Producciones. En este proyecto cuentan con colaboradores como Cesar Strawberry (cantante de Def con Dos), Javier Gallego (director del programa de radio Carne Cruda), Juan Ibarrondo (escritor), Jakue Pascual (activista y sociólogo Vasco), Facu Díaz (tuitero y humorista), Pablo Hasél (cantante y escritor), Ximi (dibujante y músico) o los titiriteros Raúl y Alfonso (Títeres desde abajo).

El último vídeo que se proyectó fue el elaborado en Valladolid para No Callaremos. En él, abordan diversos casos de censura ocurridos en la última época, incluso los últimos meses, recurriendo a recortes o titulares de prensa y declaraciones de los propios protagonistas como Cesar Strawberry o los Titiriteros, la exposición sobre presos políticos prohibida en ARCO, el periodista Nacho Carretero autor de ‘Fariña’, los raperos de La Insurgencia o Pablo Hasél.

Momento de la proyección de ‘Los Borbones son unos ladrones’. FOTO: Jorge Ovelleiro
Momento de la proyección de ‘Los Borbones son unos ladrones’. FOTO: Jorge Ovelleiro

Se trataron diversos temas, como el hecho que apuntaba Strawberry, con la certeza de que el tribunal de Estrasburgo lo absolverá, como ha ocurrido en otras ocasiones, mientras jueces en España usan su caso como ‘doctrina’ para seguir encausando a raperos y tuiteros. En este sentido han destacado el caso de Cassandra, recientemente absuelta por la justicia tras el escarnio y condena pública sufrido, además de las muestras de apoyo. También ha hablado Niño, ampliando el espectro a otros casos de represión, del caso de los jóvenes de Alsasua que llevan más de 500 días en prisión preventiva a la espera de juicio, acusados de terrorismo por una pelea de bar con dos guardias civiles fuera de servicio, enfrentándose a 375 años de prisión.

Una asistente preguntó por la constancia de otros casos en los que no se haya actuado de igual manera, como las recientes declaraciones del periodista Jiménez Losantos alentando a atentar contra Alemania. Recordaron que Losantos ya tuvo que recurrir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que le dio la razón frente al Gobierno español, ya que la condena por sus palabras contra el ex-ministro Gallardón "no es compatible con la libertad de expresión que garantiza el artículo 10 de la Convención", según el tribunal europeo. Alex ha señalado que “en este recorrido se consigue que nos autocensuremos” mientras se espera a que Europa anule estas sentencias, además de lo costoso del proceso, económica y personalmente, como apuntaron desde el público.

Jesús Niño en un momento del debate. FOTO: Jorge Ovelleiro
Jesús Niño en un momento del debate. FOTO: Jorge Ovelleiro

Niño señaló al hecho de que la acusación de terrorismo a los CDR catalanes esté siendo calificada como inaceptable desde distintos ámbitos, como los medios generalistas, cuando es algo que llevan años sufriendo los movimientos libertarios, como la ‘Operación Pandora’ contra el “terrorismo anarquista”, que fue portada y abrió informativos cuando se produjeron las detenciones, pero no ocurrió lo mismo cuando la causa fue archivada por la Audiencia Nacional.

En la parte final del debate se puso el foco sobre la relación entre el fin de las acciones de ETA con la escalada de condenas por “apología del terrorismo”, lo que relacionaron también en el tiempo con el auge del movimiento 15M. Según los datos de Amnistía Internacional, mientras en 2011 tan solo una persona fue condenada por este hecho, 118 han sido procesadas entre 2012 y 2017. “La conclusión que saco es que nos tienen miedo”, concluyó una asistente como tesis final, asumida por el resto de público y organizadores, asegurando que “tenemos que salir” a la calle y que “no me voy a callar voy a seguir adelante”.


Noticias relacionadas

César Strawberry: “En Europa existe una estrategia deliberada de retroceso de libertades”

Nace el Sindicato de Músicos de Valladolid

El Ayuntamiento derogará la instrucción que prohíbe cobrar entradas en pequeños conciertos que impuso el PP

No hay comentarios