Presentación de la Red Delicias en la Plaza del Carmen. FOTO: Jorge Ovelleiro
Presentación de la Red Delicias en la Plaza del Carmen. FOTO: Jorge Ovelleiro

“El más poblado de los barrios de Valladolid empieza a despertar de su aparente letargo”, así se presenta la nueva Red Delicias que se presentó el 14 de abril con una fiesta vecinal en la Plaza del Carmen. Diferentes actividades culturales y mesas informativas de colectivos o un espacio de trueque han dinamizado la mañana y la tarde del sábado.

Al mediodía, con tímido sol entre tantos días de lluvia, la Plaza del Carmen estaba ya engalanada con los puestos de diversos colectivos, un espacio con libros liberados para llevarse gratuitamente o una zona de mercadillo de trueque. Entre las diferentes actividades que desarrollaron en la plaza, hubo baile ‘Lindy Hop’, poesía, danza, música o malabares.

La jornada comenzó con el manifiesto de la nueva Red Delicias, el barrio más poblado de Valladolid, que nace para para “dar visibilidad, reconocimiento y valor a todos esos esfuerzos que durante mucho tiempo se han llevado a cabo de manera a veces aislada y anónima”. Reivindican atención e infraestructuras para todos los colectivos el barrio, desde las personas ancianas que carecen de una residencia para la tercera edad, los jóvenes, con casi 4000 los adolescentes y jóvenes menores de 25, o la infancia, asegurando que “debemos erradicar el analfabetismo en el barrio, tanto de estos menores como de los mayores, que aún subsiste”, además de reivindicaciones como la reapertura del centro de especialidades.

La nueva Red Delicias está formada, entre una larga lista de entidades, por Tejiendo Redes, Asociación Familiar Delicias, ASECAL, Azacán, Médicos del Mundo, La Liga de la Educación, Estación de los Gatos, Círculo de Cultura Popular Delicias ‘Paulo Freire’, CSA La Ortiga, De Igual a Igual o Asómate Santo Toribio.

Esta unión de colectivos pretende potenciar los aspectos positivos del barrio, analizar sus problemas sociales para estudiar vías de solución y reivindicación para solventarlos, compartir e impulsar las actividades de las entidades del barrio, fortalecer el tejido asociativo del barrio y llevar a cabo proyectos de convivencia para visibilizar la interculturalidad de Las Delicias como un aspecto positivo el barrio.

Manifiesto Red Delicias

Una vez más, a este lado de la vía, algo se mueve. El más poblado de los barrios de Valladolid empieza a despertar de su aparente letargo. En los últimos tiempos hemos visto a personas que recogían firmas, que recorrían las calles en reivindicación, que compartían y trocaban diferentes enseres en plena Plaza del Carmen; que ponían carteles, que llamaban a la participación. Esto hemos visto.

Lo que resultaba más difícil de ver era el trabajo cotidiano llevado a cabo en locales y oficinas, una labor fundamental que docenas de personas se esforzaban y se esfuerzan por sacar adelante para mejorar el barrio que es de todos.

Red Delicias nace para dar visibilidad, reconocimiento y valor a todos esos esfuerzos que durante mucho tiempo se han llevado a cabo de manera a veces aislada y anónima.

Pero no solo para eso. Nuestro barrio tiene muchas necesidades, a nadie se le escapa. Somos un barrio envejecido que no cuenta con una Residencia para la 3ª Edad; apenas con plazas en el Centro de Día; con escasez de personal municipal en los Centros de Personas Mayores, pequeños e infradotados para la realidad del envejecimiento activo; que apenas cuenta con proyectos de largo aliento que combatan la soledad de miles de personas ni programas intergeneracionales; y que, para colmo, ve cómo nos quitan las especialidades médicas, solo por citar algunos problemas.

En el otro extremo de la franja de edad, son casi 4000 los adolescentes y jóvenes menores de 25 años que viven en el barrio, y que requieren unas infraestructuras mínimas para desarrollar sus potencialidades. Equipaciones escolares deportivas cerradas al público; otras privativas por su precio, y las que se encuentran al aire libre, insuficientes y completamente descuidadas en su mayoría; ausencia de educación de calle municipal; una Casa de la Juventud infrautilizada, pequeña y mal acondicionada. Desaparición de las asociaciones juveniles, con escasas alternativas asequibles para la juventud que desea y necesita practicar sus aficiones.

La infancia tampoco está bien atendida. Apenas existen plazas de educación infantil. De los 11 centros que imparten primaria, solo 4 son públicos, y alguno de ellos sometido a un proceso de «guetización», a pesar del buen hacer y el reconocimiento de la actividad de los profesionales que allí trabajan; a todo ello se suma un proceso de «absentismo en presencia», que consiste en que en algunos centros escolares los menores acuden por obligación pero no son atendidos adecuadamente, por diversas razones, llegando a la ESO con serios problemas en su alfabetización. Debemos erradicar el analfabetismo en el barrio, tanto de estos menores como de los mayores, que aún subsiste.

Por otro lado, paro y subempleo son dos características notorias del barrio. Esto no se soluciona con ayudas y subsidios, siempre utilizadas para el control más que para el empoderamiento, pues los profesionales de los CEAS están sobresaturados de trabajo; mucho menos con el empleo precario que Ayuntamiento y Junta potencian al privatizar sus servicios y concedérselos a empresas multiservicios de la mal llamada «economía social», que en buena parte no es otra cosa que precarización y explotación laboral, alentada por los bancos y su filantropía asistencialista.

El pequeño comercio está desapareciendo a pasos agigantados; existen calles o zonas de calles donde ya son más los locales cerrados que los que siguen en funcionamiento, degradando aún más el panorama urbano.

Existen en el barrio serios problemas de convivencia derivados de una ausencia de programas de acogida y de fomento de la interculturalidad, problemas severamente acrecentados por la realidad de amplias zonas donde la infravivienda y el «chavolismo vertical» se extienden y condicionan el día a día del vecindario. Necesitamos una mediación intercultural que esté en la calle, en el día a día de las gentes, de sus relaciones y procesos.

Lamentablemente, podríamos extendernos en la mera mención de los problemas que nos rodean y que nos embargan.

Red Delicias nace de la iniciativa de personas y entidades del barrio que hemos decidido unir nuestros esfuerzos para reivindicar soluciones integrales a todos estos problemas que nos afectan a todas. Entidades y personas que entendemos que solo la participación del vecindario puede contribuir a revertir estas situaciones. Que estamos dispuestas a abrirnos a la colaboración, a la coordinación y a compartir los escasos recursos de los que disponemos.

Pero, sobre todo, que queremos aprender y atrevernos a reconocer todo lo bueno que el barrio nos ofrece. Son docenas las entidades sociales y culturales que desarrollan su labor aquí: música, teatro, bailes, danza, yoga, juegos diversos, magia, malabares, cine, poesía, pintura, manualidades, editoriales, deportes, actividades de ocio y tiempo libre, voluntariados, charlas, talleres, formación ocupacional… pero sobre todo personas, de diferentes orígenes y culturas, que nos mezclamos y creamos una realidad nueva cada día, que forjamos relaciones, que miramos al otro no como alguien ajeno, sino como a un igual que nos ayuda a construirnos mientras le construimos.

Porque, no nos engañemos, con todo lo dicho hasta aquí, el mayor problema que tenemos en el barrio es la desconfianza. Porque esa desconfianza mina la convivencia en el vecindario, nos separa y nos aísla, nos paraliza al hacernos pensar que los problemas son insalvables, y no nos permite ver lo mucho que tenemos en común, incluso en las diferencias. Sabemos que no es fácil vencerla. Pero entendemos que es el momento de tender puentes, de acercarnos y poner nuestro grano de arena en la transformación.

Juntas, nuestras voces son más fuertes, resuenan en los oídos de nuestra clase política, que ya no puede mirar hacia otro lado, y construyen las palabras que definen nuestra vida.


Noticias relacionadas

Tienda gratis, cabaret y reparto de juguetes para un sábado “delicioso”

Delicias sale a la calle contra el cierre del Centro de Especialidades

No hay comentarios