Manifestación contra la sentencia de 'La Manada' camino de los juzgados. FOTO: Gaspar Francés
Manifestación contra la sentencia de 'La Manada' camino de los juzgados. FOTO: Gaspar Francés

"Con esta sentencia me siento violada". Esta es solo una de las consignas que miles de personas (fundamentalmente mujeres jóvenes) han gritado hoy en las calles de Valladolid para mostrar su rechazo al fallo judicial que ha condenado por abuso sexual y no por violación a los cinco integrantes del grupo denominado 'La Manada'.

La convocatoria a través de las redes sociales ha desbordado las previsiones más optimistas y poco después de las 20 horas miles de personas se concentraban en la plaza de Portugalete. Decenas de grupos de jóvenes iban ocupando el espacio a los pies de la Catedral y comenzaban a escucharse las primeras consignas. 

Además del repetido "yo sí te creo", se han coreado lemas como "esta Justicia es una mierda", "no es agresión, es violación", "con traje o con cresta tu agresión tendrá respuesta", "contra la justicia patriarcal, respuesta feminista" o "escucha, hermana, aquí está tu manada".

La gran afluencia de público en la concentración dio paso a las 20,20 horas a una manifestación espontánea camino de los juzgados. La cabecera de la manifestación dio 'esquinazo' a los agentes de policía que escoltaban la manifestación y en lugar de encarar la calle Angustias camino de la sede de los juzgados dobló por Macías Picavea. Una situación que se volvió a repetir al final de esa calle, donde se decidió sobre la marcha recorrer Platerías para luego enfilar La Bajada de la Libertad. Al pasar por la puerta de uno de los bares de copas de Macías Picavea, la gente que estaba en la puerta esperando a entrar ha recibido a las manifestantes con un aplauso. Cuando la cabecera de la manifestación alcanzaba la puerta de los juzgados, la cola casi seguía caminando a la altura del Teatro Calderón.

Mientras varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía acordonaban la puerta de los juzgados, los manifestantes fueron tomando posiciones. Durante más de media hora, los gritos y las consignas fueron constantes: "Jueces y fiscales, también sois culpables", "mujeres a la calle, violadores a prisión", "ninguna agresión sin castigo", "estado machista, estado terrorista", "con esta sentencia, me siento violada", "con o sin ropa, a mí no se me toca" o "denuncia archivada, mujer asesinada", entre otras.

Tras permanecer unos minutos en pie, sin parar de corear consignas, se intentó dar por concluida la movilización con una cerrada ovación, pero nadie se movió. 

Fue entonces cuando se propuso "una sentada por las asesinadas", que fue secundada de forma inmediata por los congregados a las puertas de los juzgados.

"El patriarcado me da patriarcadas" o "juguemos al ahorcado con el patriarcado" fuero los gritos que se escucharán antes de dar lectura a un comunicado, difundido esta mañana a través de las redes sociales, en el que en primera persona, como si de la víctima de se tratara, no sólo se cuestiona el sistema judicial, sino el patriarcado y la sentencia en la que lo que a los ojos de todos los manifestantes es un violación, ha sido calificada como un abuso continuado.

En la manifestación, además de concejales de PSOE, Valladolid Toma la Palabra y Sí se puede se ha podido ver al secretario autonómico de Podemos, Pablo Fernández.

No hay comentarios