Paco Puche junto a Ángel Bayón durante la charla. FOTO: Jorge Ovelleiro
Paco Puche junto a Ángel Bayón durante la charla. FOTO: Jorge Ovelleiro

Al día siguiente de un tenso debate en el Pleno municipal sobre el amianto encontrado en las obras de reforma del edificio que albergará el futuro Espacio Joven de la zona Norte, el experto en este material cancerígeno, Paco Puche, visitó Valladolid para presentar su libro ‘Amianto, una epidemia oculta e impune’. En el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero e invitado por Ecologistas en Acción y CGT, el ingeniero, librero y economista ofreció en la tarde del miércoles una charla concluyendo que “hay que desamiantar el país”.

El acto lo presentó Ángel Bayón, expresidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, miembro de Ecologistas en Acción y “víctima del amianto”, que comenzó aclarando el “hecho casual” de la coincidencia de la presentación con la polémica del edificio de la calle Olmo y asegurando que “esto viene ya preparado de mucho antes”. “Gracias por vuestra intervención para parar ese asunto tan mal organizado desde el Ayuntamiento”, comenzó Puche remarcando así la “importancia de la presión social”. Como miembro de Ecologistas en Acción, participó en la elaboración de una ‘Guía básica y práctica sobre amianto (uralita)’ publicada por esta organización.

Panorámica de la sala del Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero durante la presentación. FOTO: Jorge Ovelleiro
Panorámica de la sala del Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero durante la presentación. FOTO: Jorge Ovelleiro

“El amianto está de moda”, más allá del caso vallisoletano, refiriéndose al del Metro de Madrid y a la “irresponsabilidad de una administración”, considerando “potenciales víctimas” a los millones de personas que han usado dicho ferrocarril suburbano. La principal particularidad de la contaminación por este material, extraído de un mineral llamado serpentina, es que “no hay dosis mínimas”. Según sus datos, el 30% de los efectos empiezan a aparecer tras mas de 40 años de la primera exposición, siendo considerado por la ONU un cancerígeno “de los más peligrosos”, del grupo 1, y responsable del 63% de los casos de cáncer profesional.

Cifró en 100.000 las personas que “ha muerto, mueren o van a morir” a causa el amianto, siendo “una epidemia que vamos a arrastrar” acortando la media de vida de estas afectadas en 17,5 años. “No puede haber exposición al amianto sin peligro”, aseguró Paco Puche, destacando que es el causante del mesotelioma maligno y la asbestosis. Hace responsable de esta grave situación a las multinacionales, remontándose al año 1929 cuando se creó un cártel entorno a este material, mostrando una foto de 2015 con las oficinas de Uralita en el centro de Madrid pese a haber ya conocimiento de los problemas derivados del amianto en los 70: “No le hemos hechos presión social”, recordando que Valladolid también fue uno de los sitios importantes ya que albergo hasta 2009 una de sus fábricas.

Paco Puche en un momento de la charla. FOTO: Jorge Ovelleiro
Paco Puche en un momento de la charla. FOTO: Jorge Ovelleiro

Puche expuso la presencia cotidiana de este peligroso material. “Los tejados de amianto se ven antes de entrar en Valladolid por tren”, pudiendo estar presente hasta en 29 sitios distintos en una casa según algunos estudios. Denunció la “colaboración necesaria” de las administraciones, reclamando que “hay que desamiantar el país”. Desde su análisis, la prioridad en este proceso deben ser los centros educativos y las tuberías o depósitos de agua aun en uso y fabricados con amianto.

Destacó como un éxito la retirada del amianto en colegios que está llevando a cabo la Junta de Andalucía, presionadas por las AMPA: “La clave fue que las madres dijeron que los niños no entraban en el colegio”, poniéndolas como ejemplo y reclamando una ley justa del amianto. Ya en el turno de preguntas, Bayón tomó de nuevo la palabra para recordar, entre otras apreciaciones, que en 2016 se aprobó una moción de Sí Se Puede Valladolid por la que el Ayuntamiento se comprometía a realizar un inventario en los edificios públicos de la presencia de amianto y redactar un calendario para su retirada, exigiendo la puesta en marcha de estas medidas.


Noticias relacionadas

La Fiscalía vuelve a archivar la denuncia por la retirada del amianto en el Espacio Joven

Reiteran una denuncia ante la Fiscalía por el amianto de las obras del Espacio Joven de Rondilla

El ‘olvido’ de 833 m2 de placas de fibrocemento con amianto, tras la paralización de las obras del Espacio Joven

No hay comentarios