Ahed Tamimi durante el acto en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés
Ahed Tamimi durante el acto en Valladolid. FOTO: Gaspar Francés

La joven Ahed Tamimi ha estado hoy en Valladolid, en el centro cívico Bailarín Vicente Escudero, en un acto organizado por UCyL y el PCCyL con la colaboración de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid. Con la intención de “aclarar la verdad de lo que está pasando en mi país” ha recaído en la ciudad dentro de la exigente gira internacional que está llevando a cabo. Tanto en la entrevista previa como en su posterior intervención pública ha calificado a todas las personas solidarias con su causa como “socios en la lucha”, pidiendo que no cejen en la batalla por los derechos de su pueblo.

últimoCero ha podido entrevistarla en exclusiva antes del acto, visiblemente cansada por la exigencia física y mental de esta gira por la península, después de pasar por otros países, y recién llegada de Madrid habiendo suspendido varias intervenciones en otras ciudades por motivos de salud. Una agenda sin duda extenuante para una joven de 17 años que acaba de cumplir 8 meses de prisión en Israel después de ser detenida el pasado año, habiendo visto cómo el ejército ocupante asesinaba a varias personas de su familia. Todo por una razón: “Quiero hacer llegar un mensaje de solidaridad de mi pueblo y aclarar la verdad de lo que está pasando en mi país”.

Ahed Tamimi vive en Nabi Salih, una pequeña población de unos 500 habitantes al oeste de Ramala, en Cisjordania. “Hacer vida normal no es posible en estas aldeas por la fuerza y la presencia de la ocupación”, explica Tamimi, “siempre estás bajo la lupa del ejército israelí, siempre eres un objetivo más entre ir al colegio o hacer visitas normales a tus familiares”, recordando cómo es allí la infancia.

Destaca los elevados indices de prisioneros, heridos, mártires, órdenes de desalojo o destrucción de viviendas en Nabi Salih, “sin contar los ataques con fuego real contra los habitantes, muchas veces nocturnos y directamente sobre niños”, razón por la cual “la gente es siempre muy activa y participan en todos los actos dentro y fuera de la aldea”.

Allí fue detenida por el ejército israelí de ocupación el pasado diciembre, después de que se enfrentara a un soldado al que terminó abofeteando fruto de la impotencia después de que éste entrara en su casa y disparara a su primo con una bala de acero recubierta de goma en la cabeza. Ésta es solo una más de las grabaciones que han dado la vuelta al mundo en las que, desde su infancia, muestra su valentía en defensa de su pueblo y su familia, lo que ha llevado a convertirla en un icono de la lucha palestina. Tras esto se llegó a pedir cadena perpetua para Tamimi, una condena que finalmente resultó en ocho meses en prisión, de donde salió el pasado mes de julio.

Invita a la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid, igual que el resto de organizaciones que en otras ciudades se movilizan por sus derechos, a “no desanimarse”, “seguir luchando con más fuerza” y “ampliar el abanico de los apoyos”. Estas organizaciones no son de apoyo sino socios en la lucha contra la ocupación”, recalca Ahed pidiendo que, como hace la plataforma de Valladolid, logren un mayor alcance a con conferencias en las universidades o acciones en favor del BDS, entre otras: “Hay muchas luchas contra Israel”, concluye.

Ahed Tamimi apoya sin fisuras las campañas de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), pidiendo que “sigan luchando” para que el boicot empiece a hacer efecto no solo económicamente, sino cultural o socialmente contra Israel”. “La generación anterior ha confiado en la comunidad internacional, en la legalidad internacional”, reflexionaba posteriormente ante el resto de la prensa, asegurando que “la nueva generación seguro que vamos a cambiar el método de lucha y vamos a poder liberar a toda Palestina”.

Un auditorio abarrotado explotó en aplausos para recibir a Ahed Tamimi en Valladolid

La joven luchadora palestina ha llegado a Valladolid de la mano de IUCyL y el PCCyL, con la colaboración de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid, entidad que este mismo año ha conmemorado su décimo aniversario denunciando la ocupación ilegal y el apartheid israelí. El auditorio del centro Cívico Bailarín Vicente Escudero estaba a rebosar, con parte del público agolpándose en los accesos con sus dos plantas ya ocupadas. Con cierto retraso para permitir que Ahed, acompañada de sus padres, tuviera unos minutos de descanso antes de comenzar el acto, fue recibida con una sonora ovación en su recorrido hasta el escenario.

Elisabeth Montenegro, Secretaria de Solidaridad Internacional de PCCyL, fue la encarga de romper el hielo denunciando el “genocidio” de Israel, dando paso a continuación a la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid, destacado sus acciones como “fundamentales en la lucha”. Henar Redondo, como representante de ésta, dio las gracias por su asistencia a Tamimi “digna heredera de su madre y del resto de las mujeres palestinas” y repasó algunas de las acciones que durante los últimos años han llevado a cabo, muchas de ellas en apoyo directo a Tamimi.

José Sarrión, procurador y coordinador de IUCyL, continuó denunciando la “agresión permanente y global contra todo un pueblo” de Israel ante la “absoluta inacción de occidente” que se “solidariza verbalmente con sus víctimas sin actuar contra sus verdugos”. El Responsable de Relaciones Internacionales del PCE, Manu Pineda, presentó a Ahed Tamimi como una “heroína del pueblo palestino”, que recalcó su idea de alentar a sus “socios en la lucha por nuestra causa” que signa peleando por Palestina.

Tras Ahed intervino Nariman al-Tamimi, su madre, que trabajaba como periodista con el propósito de filmar “todo lo que hacían los soldados para transmitirlo al mundo”. Según relató, el último asesinato que grabó fue el de su propio hermano, a quien vio morir mientras seguía grabando al militar que lo mató: “Fue algo horrible y he odiado la cámara”, expresó en una sobrecogedora intervención.

Reclamó continuar las acciones del BDS, valorando actos como la recepción por parte del Real Madrid a Ahed entregándola incluso una camiseta con su nombre, un gol a Israel como denota el tuit publicado por su embajador en España asegurando que “las instituciones que la recibieron y festejaron alientan indirectamente la agresión y no el diálogo y el entendimiento que necesitamos” concluyendo con un rotundo “hoy no voy al Bernabéu”: Nosotros somos árboles y ustedes son las raíces a través de las cuales se nutre y traspasan sus apoyos y solidaridad”. Nariman recordó que “la bofetada que dio Ahed es la que ha hecho cambiar muchas cosas, yo siempre digo que la fuerza la tiene el pueblo”, para concluir al grito de “¡Viva Palestina!”.


Noticias relacionadas

Rumbo a Gaza para reivindicar “un futuro digno para Palestina”

El repaso a la dramática situación de Gaza cierra las IV Jornadas Valladolid con Palestina

La risa y el clown como instrumento revolucionario y contra el apartheid israelí

No hay comentarios