Concentración de Stop Desahucios frente al Palacio de Justicia de Valladolid. FOTO: Gaspar Francés
Concentración de Stop Desahucios frente al Palacio de Justicia de Valladolid. FOTO: Gaspar Francés

Además del sonido de las cacerolas, frente al Palacio de Justicia de la calle Angustias se han escuchado gritos como “la banca siempre gana y no me da la gana” o “la justicia es una mierda” en la concentración de Stop Desahucios contra la decisión de Tribunal Supremo en favor de los bancos sobre el conocido como impuesto hipotecario.

Han reunido, a las 11:30 de la mañana, a medio centenar de personas que ha pedido la dimisión de Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo de España y del Consejo General del Poder Judicial, quien anunció la revisión de la sentencia de la sala tercera, aludiendo a su “enorme repercusión económica y social”, que dictaminó que el conocido como impuesto hipotecario lo debía pagar la banca y no sus clientes.

Stop Desahucios denuncia que “el Tribunal Supremo ha perpetrado un nuevo golpe a la ciudadanía de este país, en su permanente parcialidad, dependencia y sumisión a los poderes económicos”, asegurando que su reunión “concluyó con una flagrante violación de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en relación con las cláusulas abusivas”. Alude también a las “dos semanas de intensa presión mediática de la banca en su favor” que ha llevado a que “jueces serviles a sus intereses volteen una jurisprudencia justa y acorde con la europea”.

“Tampoco olvidamos cómo han venido ignorando sistemáticamente los más de 700.000 desahucios ni cómo han mirado a otro sitio cuando sentencia tras sentencia del TJUE iban llegando derechos a los hipotecados, ellos no han hecho el menor esfuerzo para revisar nuestras injustas leyes”. “¿Qué legitimación van a tener a partir de ahora los juristas que juzguen nuevos casos?, si cada vez que se va en contra de la banca, volverá a haber otro pleno en el Tribunal Supremo, que se encargará de que la banca nunca pierda”.

En relación con la decisión del ejecutivo de Pedro Sánchez de que, a partir de ahora, sea la banca quien abone este impuesto por decreto, señalan que “es una medida que intenta salvaguardar la decisión del Supremo, en el sentido de liberar a la banca de la retroactividad y de la obligación de devolver a las familias las cantidades indebidamente pagadas por éstas, estableciendo que en lo sucesivo sean los bancos quienes lo hagan, que ya encontrarán la fórmula de cobrárnoslo”.

Consideran la medida “insuficiente a la hora de proteger a los deudores hipotecarios”: “Este país lo que necesita urgentemente es una legislación hipotecaria acorde con los estándares europeos, donde la parte claramente más débil, esté suficientemente protegida”, concluyen invitando a Sánchez a “aceptar en la ley de crédito las enmiendas que protegen al deudor hipotecario, como son la dación en pago, la limitación de la responsabilidad al bien hipotecado”, entre otras propuestas.

Mientras en Madrid se celebrará la gran manifestación estatal contra la decisión del Tribunal Supremo en favor de la banca, la convocatoria se repetirá en Valladolid durante el sábado a las 18 horas de nuevo frente al Palacio de Justicia de Valladolid.

No hay comentarios