Concentración del personal de la Administración de Justicia en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Concentración del personal de la Administración de Justicia en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

Al mediodía de hoy, el personal de la Administración de Justicia se ha concentrado en la puerta de las sedes de Angustias y Nicolás Salmerón en Valladolid. Convocados por Comisiones Obreras, Csif y Staj, con este paro de quince minutos pretenden continuar su presión al Ministerio de Justicia en la víspera de su convocatoria de huelga general para el 16 de noviembre, la primera en los últimos veinte años. Desde CCOO rechazan por insuficiente la propuesta ministerial de presentar una enmienda en el Senado para anular la que fue aprobada en el Congreso para desconvocar el paro de mañana viernes.

Las presiones realizadas por el personal de Justicia en las concentraciones ante los centros de trabajo que se vienen realizando desde el pasado día 6, y con la convocatoria de la huelga del 16 de noviembre, han obligado al Ministerio de Justicia a mover ficha. Según explican, en el último encuentro para negociar los servicios mínimos se personó la Directora general de Relaciones con la Administración de Justicia y el asesor de la ministra de Justicia en materia parlamentaria, en nombre de ésta. Ambos trasladaron su propuesta de que el Grupo Socialista en el Senado, en otra ley que está en trámite, presentará una enmienda para que se mantengan los centros de destino actuales, diferenciados por centros de trabajo en cada municipio.

Uno de los trabajadores concentrados a la puerta de los juzgados de la calle Angustias. FOTO: Jorge Ovelleiro
Uno de los trabajadores concentrados a la puerta de los juzgados de la calle Angustias. FOTO: Jorge Ovelleiro

CCOO, uno de los sindicatos convocantes de la huelga, rechaza por insuficiente esta propuesta, exigiendo a la ministra de Justicia “realizar las gestiones políticas necesarias para llevar al PP a abandonar su posición y para que voten también a favor del mantenimiento de los actuales centros de destino”. Los portavoces del Ministerio han manifestado a los sindicatos que consideran que con esta actuación han hecho “todo lo posible” para atender las reivindicaciones. Han asegurado asimismo que esta propuesta tenía el beneplácito de grupo de Unidos Podemos en el Senado pero que no habían hablado con el Grupo Popular, que es el que tiene la mayoría absoluta en el Senado.

Con la concentración de esta mañana en Valladolid, muestran su apoyo a la presión que los sindicatos están ejerciendo desde hace semanas ante el Ministerio de Justicia y ante los partidos políticos que han suscrito esta reforma para que detengan este ataque a las condiciones de trabajo y al servicio público de la Administración de Justicia. De esta forma, calientan motores ante la convocatoria del día de huelga general en la Administración de Justicia para el viernes 16 de noviembre, que coincidirá con una gran manifestación en Madrid, con personal de Justicia de todo el Estado.

No hay comentarios