Presentación de las propuestas de la segunda Ciudad Imaginada
Presentación de las propuestas de la segunda Ciudad Imaginada

La segunda edición de La Ciudad Imaginada ha concluido hoy domingo en un abarrotado Laboratorio de las Artes de Valladolid, LAVA, con la presentación pública de los resultados de las sesiones creativas de trabajo colaborativo del Laboratorio Ciudadano, desarrollado en torno a cinco proyectos seleccionados en convocatoria pública. Los grupos de trabajo, reunidos el pasado fin de semana y este, han estado integrados por el promotor de la idea, 10 colaboradores y mentores y facilitadores, que han ofrecido asesoramiento técnico y conceptual.

El primero de los proyectos, iniciativa de la Asociación de Vecinos de Caño Argales, consiste en la recuperación de los quioscos vacíos de la ciudad de Valladolid, han identificado hasta 18, para que sean espacios dinamizadores del entorno en que se ubican a partir de actividades culturales, lúdicas, formativas e informativas, para fomentar, así, la participación ciudadana. Proponen idear un modelo de uso y gestión con dos vertientes: actividades comunes a todos los quioscos, generando una red, y otras desarrolladas por concesionarios, los quiosqueros, como pymes, autónomos, asociaciones, cooperativas y fundaciones. Floristerías, bibliotecas, espectáculos de microteatro, exposiciones, puntos de distribución local o tiendas de segunda mano que potencien la economía circular tendrían cabida en estos quioscos, que serían sostenibles económica y energéticamente a través de la instalación de placas solares o molinos eólicos. Existiría una oficina de asesoramiento para ofrecer información y formación para la gestión de los quioscos.

Pon alas a tu sonrisa es otra de las iniciativas en que se ha trabajado en el Laboratorio Ciudadano de La Ciudad Imaginada 2018. Las especies más pequeñas de pájaros están desapareciendo del espacio urbano de Valladolid, y este proyecto tiene como objetivo recuperar la biodiversidad de la zona a partir de la instalación de comederos y bebederos. Además, dichos comederos y bebederos tendrán también una vertiente comunicativa, pues pueden emplearse para la transmisión de ideas o propuestas creativas. Cualquier ciudadano que desee sumarse a esta iniciativa podrá crear su propio comedero, apostando por materiales reciclados, o descargar la plantilla propuesta por el equipo que ha trabajado en la idea durante los últimos dos fines de semana, disponible en www.laciudadimaginada.es.

Participantes en La Ciudad Imaginada 2018
Participantes en La Ciudad Imaginada 2018

La plataforma Pajarillos Educa reúne a las 11 comunidades educativas del barrio vallisoletano con el objetivo de fomentar el éxito socio-educativo y la participación vecinal para lograr, así, mejorar la convivencia y las condiciones de vida en la zona. Todo ello reforzando también el sentimiento de identidad y pertenencia al barrio, en el que hay presentes 40 nacionalidades diferentes. Así, proponen actividades intergeneracionales y de intercambio en torno al arte urbano, la economía circular, la recuperación ambiental, la educación para la sostenibilidad o la puesta en marcha en los colegios de patios sostenibles, entre otros ámbitos. Asimismo, apuestan por la recuperación de un espacio en desuso, el antiguo aulario del colegio Cristóbal Colón, para el desarrollo de laboratorios creativos que permitan continuar en horario no lectivo el trabajo que se desarrolla en las aulas.

La conservación del patrimonio industrial centra el Proyecto Ferroviario Histórico DTCG (Depósito Taller Campo Grande), que pretende recuperar su actividad original de mantenimiento y recuperación de material ferroviario, así como garantizar una adecuada ubicación del material ferroviario histórico de Valladolid y el resto Castilla y León y que la ciudadanía tenga acceso a ello. La Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril, ASVAFER, aspira a implicar a los vecinos de la capital del Pisuerga, así como a la administración, en la puesta en valor del patrimonio cultural y turístico de gran potencial que han dejado en la ciudad más de 150 años de historia.

El último de los proyectos surgió de Melissa, alumna de ESO del colegio Sagrado Corazón – La Anunciata: un Semáforo del ruido que ayude a concienciar sobre la problemática de contaminación acústica que existe en ciudades como Valladolid. El prototipo que han presentado está hecho con materiales reciclados y el microprocesador arduinio. El equipo de trabajo ha señalado algunos de los problemas de salud derivados del exceso de ruido (como estrés, insomnio, hiperactividad, ansiedad o pérdida de capacidad auditiva) y también ha remarcado la necesidad de que exista un conocimiento previo, por ejemplo, entre colectivos como ingenieros o arquitectos, para que tomen en cuenta esta cuestión al diseñar y ejecutar sus proyectos. Por el momento, el centro educativo en el que estudia Melissa y los institutos Galileo y La Merced van a instalar este prototipo.

La jornada ha comenzado con la propuesta escénica firmada por los participantes en el Laboratorio Creativo Joven de la segunda edición de La Ciudad Imaginada, coordinado por La Candela Teatro y Comunidad. Tras señalar cada uno de ellos una característica que tendría su ciudad imaginada, han invitado al público asistente a soñar una nueva Valladolid y a abrir la mirada hacia la suya, la de los jóvenes que la habitan. Así, han repartido a los asistentes en tres grupos y han desarrollado dinámicas en torno a tres cuestiones diferentes. Por un lado, la diversidad, para reflexionar sobre las barreras físicas y sociales a las que se enfrentan determinados colectivos. A partir de un juego de preguntas y respuestas, han planteado problemáticas cotidianas y posibles soluciones. Otra de las dinámicas ha girado en torno a el medioambiente y el arte, para lo que han animado a los asistentes a apropiarse de la ciudad, a partir de un plano, y señalar dónde les gustaría que sucediesen actividades que les resultan de interés o se instalasen, por ejemplo, espacios naturales. Sobre libertad, seguridad y respeto ha girado la última de las dinámicas, centrada en la necesidad de dejar de lado los prejuicios para mejorar la convivencia en la ciudad.


Noticias relacionadas

Segunda convocatoria para que ‘La Ciudad Imaginada’ siga dando forma al futuro Valladolid

Cinco proyectos para dar forma a La Ciudad Imaginada 2018

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios