Concentración frente a la sede de Vodafone en Boecillo. FOTO: CCOO
Concentración frente a la sede de Vodafone en Boecillo. FOTO: CCOO

UGT, CCOO y CGT se posicionan rechazan las razones de Vodafone para avalar el ERE por el que la multinacional británica pretende prescindir de 1.200 personas en el Estado español, considerando que está “basado en hipótesis” o que “falta una plan de viabilidad que ayude a entender medidas traumáticas”. Esta medida afectaría también a la plantilla que trabaja en su sede del Parque Tecnológico de Boecillo, donde se han concentrado esta mañana coincidiendo con la tercera reunión de la mesa de negociación.

Hoy 5 de febrero ha tenido lugar la tercera reunión de la mesa de negociación del ERE: “El informe que nos han presentado está cojo por todos los lados, ya que falta una plan de viabilidad que ayude a entender medidas traumáticas”, señalan fuentes de CCOO en la mesa. Coincidiendo con ésta, en Castilla y León se han concentrado frente a la sede de la multinacional sita en el Parque Pecnológico de Boecillo.

En CCOO confían en que sea posible "reestructurar la plantilla que la filial española de la multinacional británica de telecomunicaciones tiene en nuestro país sin tener que llevar a cabo este tipo de acciones contundentes”, proponiendo la voluntariedad en las salidas, recuperar y gestionar internamente trabajos encargados a entidades externas, implementar la movilidad voluntaria entre los integrantes de la compañía en España y aminorar los gastos del Consejo de Administración, entre otras cuestiones.

Desde CGT lamentan no poder estar en la mesa de negociación del ERE como invitados, pese a haberlo intentado “por todos los medios posibles” y teniendo representación sindical en Vodafone. Aun así, tras revisar la documentación del ERE facilitada por la empresa, lo consideran un “despropósito” asegurando que se basa en “hipótesis” y “excusas”: “La empresa tiene suficientes recursos como para obtener beneficios con una mejor gestión de la misma”.

CGT se opone así a este ERE igual que lo hizo al anterior, que denunciaron ante la Audiencia Nacional: "Se está marcando una costumbre o hábito, cada 2 o 3 años sabemos que va a ocurrir el despido de unas 1.000 personas”. Por ello proponen incentivar voluntariedades con altas indemnizaciones y prejubilizaciones, además de prescindir de empresas externas.

UGT va más allá asegurando que “estamos ante un ERE que afecta al 100% de la plantilla” ya que “las actuales cargas de trabajo son ya en muchos casos insostenibles y, por tanto, la disminución de personas sólo puede tener como resultado el incremento de esa carga de trabajo”. Desde el sindicato entienden que la situación que atraviesa la compañía no es responsabilidad directa de la plantilla sino de los gestores de la empresa que con esta medida “pretenden solucionar su incapacidad demostrada y reiterada para la toma de decisiones estratégicas acertadas”.

Consideran “innecesario y equivocado” que se vuelva a plantear un recorte de personal, oponiéndose a cualquier “medida forzosa” que pueda afectar al empleo en Vodafone, apostando por soluciones que cumplan las expectativas de ambas partes, plantilla y empresa.

No hay comentarios