Pegatina de CNT en una tienda de ropa para mujer abierta durante el pasado 8M. FOTO: Gaspar Francés
Pegatina de CNT en una tienda de ropa para mujer abierta durante el pasado 8M. FOTO: Gaspar Francés

“A pesar de los avances conseguidos con nuestra intervención sindical, seguimos considerando abusivos estos servicios mínimos para la huelga general feminista de 24 horas, más necesaria que nunca”, lamentan desde el Comité de Huelga 8M de CNT Valladolid tras las reuniones mantenidas para negociar los servicios mínimos para la jornada del 8M. Aseguran que “no respetan el derecho a huelga de todos los trabajadores”, saldándose sin acuerdo las negociaciones que han mantenido con la Junta, la Subdelegación de Gobierno o el Ayuntamiento, a falta de respuesta por parte de la Uva.

“En la Junta de Castilla y León mantienen los mismos que el año pasado, y cuando los reducen es porque no trabajan los viernes por la tarde”, así resumen la postura de la administración autonómica sobre los servicios mínimos de este próximo 8 de marzo. Destacan la reducción al 80% de la plantilla en el servicio de emergencias 112, donde el pasado año se vivieron momento de tensión al impedir el acceso al Comité de Huelga durante el turno de noche “vulnerando incluso derechos fundamentales” y obligando a trabajar a más del 100% de la plantilla habitual.

En el caso de la enseñanza, siendo el educativo uno de los cuatro ejes de la huelga general, reclaman que no se coaccione al alumnado fijando exámenes o haciendo que el plazo para entregas de trabajos cumpla ese día. Piden reconocer y valorar sectores feminizados y precarizados como cuidadoras, limpiadoras, educación especial, servicios sociales o personas dependientes, reclamando en los sectores masculinizados “donde hay muy pocas mujeres, una o ninguna” se facilite el derecho a huelga de éstas para que quienes tengan intención de secundarla no se les asignen los servicios mínimos.

CNT ha hecho llegar sus reivindicaciones en forma de acta ante la Junta y la Subdelegación de Gobierno, donde los servicios mínimos se mantienen como el año pasado, entorno al 20% de las personas empleadas del sector público. Tampoco ha habido acuerdo con la dirección de personal del Ayuntamiento de Valladolid, con quienes se reunieron ayer junto a CGT, consiguiendo eliminar de los servicios mínimos tan solo a 23 trabajadores “devolviéndoles la libertad de elegir”. El resto de propuestas acabaron sin acuerdo, con un total de 81 trabajadores de los 2.100 que trabajan habitualmente, más 100 empleados (2 turnos) de incendios (100%), además del 100% de policía que trabajará ese día "sin derecho a huelga".

No hay comentarios