Espacio de cuidados de La Casa de las Palabras. FOTO: Jorge Ovelleiro
Espacio de cuidados de La Casa de las Palabras. FOTO: Jorge Ovelleiro

La asamblea de hombres que lleva semanas reuniéndose para organizar los espacios de cuidados durante la huelga general feminista del 8M en Valladolid. Con el apoyo de sindicatos como CGT y CNT, colectivos y personas a título individual, durante la jornada ofrecerán un espacio de cuidados para dependientes en La Casa de Las Palabras y otro para dar de comer a todas aquellas personas que apoyen la huelga en el CSA Las Dagas.

Según informan a últimoCero desde la asamblea de cuidados, dependiente de la del 8M de Valladolid, con esto pretenden apoyar y acompañar a nuestras compañeras y sus reivindicaciones, que también son las nuestras, del mejor modo que se nos ocurre hacerlo, intentando cuidar de ellas tal y como la han hecho ellas siempre, invirtiendo los papeles de manera simbólica, aunque algunos lo hagan siempre o casi siempre, pero la gran mayoría no”.

“Sus reivindicaciones son, punto por punto, totalmente legitimas por mucho que les escueza a algunos y algunas”, destacan, lamentan que “a día de hoy aún se la invisibiliza, ningunea o subestima en muchos aspectos y ámbitos de nuestra sociedad, quienes queremos cambiar este mundo, porque nos parece injusto, tenemos claro que para lograrlo tenemos que ser todas iguales: Hay que luchar y pelear por ello”.

Dispondrán para este 8 de marzo de dos espacios diferenciados. Uno en el CSA Las Dagas (Avenida Valle de Esgueva, 30) donde se dará de comer a todas aquellas personas que apoyen la huelga, con horario flexible entre las 2 y las 5 de la tarde. Se prepará un potaje de garbanzos y verduras ecológicas de temporada y de postre fruta también de temporada.

Por otro lado, en La Casa de las Palabras (Calle San Ignacio, 6), dispondrán de un espacio de cuidados para personas dependientes, peques, personas mayores u otras dependencias. Estará habilitado desde las 8 de la mañana “hasta que vengan a recoger a la ultima persona”. Dispondrán también de un almuerzo a base de fruta, zumos, galletas, etc.


Noticias relacionadas

“Si no podemos cuidar(nos) no es nuestra revolución”

No hay comentarios