Nazanin Armanian en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Nazanin Armanian en Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

Exiliada iraní en España desde 1983, Nazanin Armanian es escritora y politóloga licenciada por la UNED, donde fue profesora de Ciencias Políticas. Su área de investigación es el mundo islámico, el islam político, la geopolítica de Oriente Medio y el Norte de África, realizando una extensa y documentada exposición tanto sobre este contexto como sobre la situación de las mujeres en el mundo árabo-musulmán: “Las mujeres son consideradas por las leyes islámicas como menores de edad”, aseguró durante su charla organizada por la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid.

Como primera invitada en las charlas que tendrán lugar cada miércoles en la Casa del Estudiante dentro de las quintas Jornadas de Valladolid con Palestina, Armanian calificó la situación de Palestina como “dolorosa, no puedo poner otro adjetivo” al inicio de su intervención. Reivindicándola además como una historia de resistencia y lucha, siendo un pueblo que tenía su tierra y “esté esclavizado en su propio país”, considera que es “de los puntos más oscuros en la historia del siglo XX hasta hoy”. Subrayó que esta realidad se agrava día a día, recordando que esta misma semana Israel ha demolido un colegio tras echar a todos los niños: “Todo esto son crímenes de guerra”, denunció asegurando que Israel tiene una “impunidad asombrosa a nivel internacional”, incluso por encima de EEUU.

Después de una extensa y razonada exposición sobre el contexto socio-político que rodea a Palestina, comenzó su intervención referente a la represión múltiple que sufren las mujeres asegurando que el pañuelo con el que cubren su cabeza y sus hombros “es una bandera de los grupos pseudo fascistas que atentan contra los derechos de la mujer”, recordando que el burka es una prenda de origen judío, no afgano. Cargó contra el “relativismo cultural” que aboga por respetar la cultura de las personas musulmanas, censurándolo por ser “acrítico” por la “falta de solidaridad del feminismo que debe ser internacionalista”.

Publico asistente a la charla de Nazanin Armanian. FOTO: Jorge Ovelleiro
Publico asistente a la charla de Nazanin Armanian. FOTO: Jorge Ovelleiro

“Hay una serie de leyes que se han recuperado que atentan directamente a los derechos de las niñas y las mujeres”, explicó la politóloga iraní asegurando que las mujeres “no tienen ninguna autonomía” precisando de la autorización de un varón, independientemente de su estatus socioeconómico: “Las mujeres son consideradas por las leyes islámicas como menores de edad”, sentenció recordando que el 90% de las normas de la religión islámica proceden del judaísmo.

Enumerando algunas medidas legales que se aplican en Gaza, aseguró que se ha bajado la edad nupcial a 12, las mujeres no pueden fumar ni tampoco ir detrás en las motocicletas o andar en bici “porque el movimiento provoca a los hombres”. Denunció también cómo en la legislación israelí se condena a las mujeres que tienen hijos fuera del matrimonio, registrándolos en una lista de bastardos que solo pueden casarse entre ellos.

Destaca que las mujeres palestinas tiene que luchar contra un “férreo patriarcado” argumentando que éste se ha visto fortalecido por las guerras que enfatizan “el dominio de los más fuertes sobre los más débiles”. Arrojando luz a esta situación, celebra que “las mujeres palestinas se han levantado contra el patriarcado” después de que desapareciera Aya Baradiya y encontraran su cadáver en el pozo de su tío, asesinada “por cuestiones de honor” al enamorarse de un joven sin consentimiento de la familia. Esto provocó la primera manifestación de las mujeres palestinas de Gaza contra el patriarcado, después de años en los que se argumentaba que denunciar estas realidades beneficiaba a Israel.

Nazanin Armanian junto a representantes de la Plataforma. FOTO: Jorge Ovelleiro
Nazanin Armanian junto a representantes de la Plataforma. FOTO: Jorge Ovelleiro

Los acosos sexuales y las violaciones se han disparado según Armanian, puntualizando que más en el lado Israel que en el Palestino: “La violación de las mujeres en las guerras siempre ha sido usada como un arma por el enemigo”, aseguró recordando que “tanto en la Biblia como en el Corán la mujer del enemigo es botín de guerra”.

Quiso contextualizar la situación geopolítica de su entorno a lo largo de la historia para analizar razonadamente la situación de las mujeres palestinas. Destacó la implicación del descubrimiento de una “enorme bolsa de gas” en los 90 por British Petroleo, que pertenecería además de Israel, a Siria, que “ha desaparecido” tras la guerra, a Líbano, un país “pequeño y muy fragmentado, amenazado y atacado por Israel”, y a Palestina, privándola de sus recursos al considerar a Hamás, que gobierna Gaza, como organización terrorista: “Gaza no tendría que vivir sobre esa extrema pobreza”.

Entiende que su conflicto contra Palestina no tiene carácter étnico ni religioso, recuerda que Irán fue el primer país musulmán que reconoce a Israel, sino que éstos son “pretextos para mandar a los soldados que son carne de cañón para los intereses de quienes les mandan”. Asegura que tras poseer el ejército más poderoso, le faltan tres elementos para convertirse en una “potencia de verdad” y “poder someter a los demás estados de la zona”, petroleo, agua y territorio.

Aspecto de la sala de la Casa del Estudiante durante el acto de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Aspecto de la sala de la Casa del Estudiante durante el acto de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

“EEUU controla a Israel”, sentenció desmintiendo a quienes promueven la idea contraria, haciendo un repaso a los sucesos más importantes para el sometimiento de Palestina, como cuando en 1978, durante la Guerra Fría, potenciaron a la extrema derecha cristiana, islámica y judía contra la Unión Soviética, logrando cambiar el “equilibrio de las fuerzas” con la victoria de ésta, cambiando así el “mapa del mundo”.

“Lo que está haciendo Israel es un genocidio, están exterminando, es un plan y lo están llevando a cabo paso por paso”, defiende Armanian denunciando la demolición de más de 20.000 viviendas, además de destruir 2 millones de árboles frutales, dato que acompañó de una impactante imagen de una mujer abrazando un olivo frente al ejército israelí.

Añadiéndolo como “observación particular”, puntualizando que son los palestinos quienes deben decidir sus estrategias, aseguró que “los planteamientos maximalistas en el marco de una situación absolutamente deteriorada del pueblo palestino es un error”. No comparte que la consigna de los actuales "Viernes de la ira" sea reclamar el derecho de regreso de los refugiados palestinos, al menos 2 millones, sino que el levantamiento del bloqueo de Israel debería ser el centro de las reivindicaciones. Argumentando que si el Estado sionista no admite a los que están ahí como ciudadanos no se puede esperar que admita al resto, considera también una falacia las teorías que pretenden hacer que la natalidad se dispare para, igual que ocurrió en Sudáfrica con las personas negras, Israel termine por reconocerlos: “Lo primero es salvar la vida de las personas, no tener un Estado”, concluyó.

Tras inaugurarse con la proyección del documental ‘Existir es Resistir’ la pasada semana y la charla que ha ofrecido Nazanin Armanian, las Jornadas de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid, continuarán el próximo 27 de marzo con Dominique Salomon, activista de la Asociación Judeo-Palestina de Catalunya, y el 3 de abril con Mireia Biosca Ordaz, activista BDS País Valencià, acto que finalizará con la concentración del 'Día de la Tierra Palestina'. Recordando que hasta el 30 de marzo puede visitarse la exposición ‘Palestina en el corazón’ en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero, concluyendo las jornadas el viernes 5 de abril con una fiesta en el bar La Bici.


Noticias relacionadas

‘Existir es resistir’ inaugura las quintas jornadas con Palestina de Valladolid

Cinco años de primavera palestina en Valladolid

La Ruta Navideña del Boikot señala cómo no colaborar con el apartheid israelí

Ahed Tamimi pide a sus “socios en la lucha” en Valladolid seguir batallando por Palestina

No hay comentarios