Rosalba Fonteriz junto a Mireia Biosca durante la charla. FOTO: Jorge Ovelleiro
Rosalba Fonteriz junto a Mireia Biosca durante la charla. FOTO: Jorge Ovelleiro

La activista de BDS País València y en el Ayuntamiento de Valencia en el área de Cooperación internacional y Migración, Mireia Biosca Ordaz, compartió la experiencia de su ciudad aprobando y desarrollando una moción por la que se convirtió en el municipio más grande del mundo en adherirse a la experiencia Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI). La charla, organizada por la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid con la que ponen fin a sus quintas jornadas, estuvo conducida por Rosalba Fonteriz, concejala de Toma La Palabra y una de las impulsoras de la moción para hacer de Valladolid también ELAI y que el Pleno rechazó.

Mireia repasó el proceso para la aprobación de la moción presentada por València en Comú, considerándola la mejor manera de conseguir un compromiso municipal firme por la obligatoriedad que conllevan los acuerdos del Pleno, más allá de pronunciamientos por los derechos humanos o incluso en favor de Palestina, sin mayor trascendencia en la práctica. La propuesta se compone de una exposición de la situación que sufre el pueblo de Palestina a manos de Israel, además de una serie de compromisos que pasan por el apoyo al BDS o la inclusión de cláusulas sociales para la contratación pública.

“La moción no es más que el inicio del camino, ahí es donde se tiene que hacer un trabajo desde los colectivos de la ciudad para conseguir que se aplique” explicó Biosca añadiendo que para lograr aprobarla tuvieron que superar las presiones del lobby sionista con cartas amenazantes a diferentes estamentos del Ayuntamiento valenciano calificando al BDS como grupo terrorista acusándolos de antisionismo. Según relato, “por suerte” la concejala del ramo y el equipo de Gobierno conocían y compartían el contenido de la moción, elaborada por un equipo de juristas, añadiendo finalmente y tras su debate que se aprobaría previo informe favorable del equipo legal del Ayuntamiento.

En este sentido trató las denuncias de la asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) contra los ayuntamiento adheridos a ELAI, siendo la mayor parte municipios pequeños cuyos servicios jurídicos en ocasiones se amedrentan por el miedo a no poder soportar los costes judiciales para mantener la moción. Tanto el consistorio valenciano como algunos de sus concejales fueron objeto de estas denuncias, lo que produjo la “incredulidad” del equipo jurídico municipal al recibir una respuesta jurídica a una moción puramente política.

Charla de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid en la Casa del Estudiante. FOTO: Jorge Ovelleiro
Charla de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid en la Casa del Estudiante. FOTO: Jorge Ovelleiro

Inevitablemente se habló del intento en esta legislatura de aprobar una moción en este sentido en Valladolid, aunque finalmente quedara “en agua de borrajas”, como puntualizó Henar Redondo de la plataforma pro Palestina de Valladolid. Rosalba Fonteriz, concejala de Toma la Palabra y defensora de dicha moción -tumbada por PSOE, PP y Ciudadanos-, lamentó que no saliera adelante al estar “en minoría dentro de la mayoría”, denunciando que “hay muchos intereses por el medio”. Fonteriz puntualizó que “no harían ni falta estas mociones, lo deberíamos hacer por ley”, recordando que el respeto a los Derechos Humanos ya viene recogido en las condiciones para la contratación.

Mireia aprovechó para recordar el caso de nueve activistas de BDS País València que se movilizaron contra la participación del cantante estadounidense prosionista Matisyahu en el Rototom de Benicasim, anuncio que en su momento provocó una oleada de críticas al festival que en anteriores ediciones incluso se posicionó en favor de Palestina, contra quienes se querelló el Comité Legal contra el Antisemitismo y la Discriminación acusándolas de incitación al odio y coacciones por lo que, si este proceso aun en instrucción acabara condenándolas, podrían enfrentarse hasta a cuatro años de cárcel: “Esto no es algo que nos amedrente, no nos va a parar”, aseguró la activista valenciana destacando que Israel está abriendo cada vez más oficinas en España como respuesta al movimiento pro palestino que “cada vez está logrando más conquistas”.

Dentro de las consecuencias positivas de esta moción, Mireia Biosca destacó cómo el festival de cine del Mediterraneo que, siguiendo lo que este acuerdo implicaba, se propuso buscar las fórmulas para no proyectar películas promovidas por el Gobierno israelí, marcando el respeto a los Derechos Humanos tanto del propio filme como de sus impulsores como requisito. Además, se incluyó un ciclo sobre el cine que se elabora en Palestino para visibilizar también sus producciones culturales.

La activista valenciana repasó también la iniciativa del Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS), surgida en 2005 ante la ineficacia de los llamados Acuerdos de Oslo, destacándola como no violenta y antiracista y surgida del propio pueblo palestino, buscando internacionalizar el conflicto, un aspecto que subrayó evita el paternalismo en el que recurrentemente cae la cooperación internacional. Sus reivindicaciones son el fin ocupación, desmantelamiento del “muro de la vergüenza”, derecho al retorno y el fin del apartheid. Por otro lado, la experiencia ELAI surgió en 2014 a partir de la campaña “Yo no compro apartheid” de la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP), destacando que no solo está enfocada a instituciones, abarcando también bares, centros culturales o festivales.

Al finalizar la charla realizaron una concentración con motivo del Día de la Tierra Palestina, que se conmemora el 30 de marzo, recordando además que en esta fecha se cumple también un año de la Gran Marcha del Retorno, periodo en el que han sido asesinadas casi 300 personas palestinas y cerca de 3.000 heridas de gravedad por el ejército israelí. Aludiendo al eslogan de las jornadas “La cultura no es neutral”, recordaron la campaña internacional de boicot a Eurovision que este año se celebrará en Israel, anunciando que desde Valladolid se unirán a este movimiento global organizando un festival solidario con Palestina Contra-Eurovisión el mismo día que se celebre en Tel Aviv, el sábado 18 de mayo.

Con ésta se cierran las charlas quintas Jornadas de Valladolid con Palestina, cuya rúbrica la pondrá la fiesta de fin de jornadas que tendrá lugar el viernes 5, a partir de las 20:30, en el Bar La Bici. Además de agradecer la colaboración de entidades como la Oficina de Cooperación de la Uva, desatacando a últimoCero “por haber sido el único medio que ha cubierto todos nuestros actos”, además de Gaspar Francés, responsable del vídeo resumen de sus actividades y movilizaciones.

Comunicado del Día de la Tierra Palestina en el primer aniversario de la Gran Marcha del Retorno - Rumbo a Gaza - Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid

El sábado 30 de marzo se cumple un año de movilizaciones en Gaza, la Gran Marcha del Retorno, manifestaciones pacíficas de la población civil desarmada ante la valla que encierra y bloquea la Franja desde hace doce años.

La Marcha del Retorno reclama el derecho de los refugiados a volver a sus casas. Es un derecho reconocido por las leyes y la comunidad internacional. Lo contrario sería aceptar el derecho a la conquista, al más fuerte, a la impunidad del que comete deportaciones y limpiezas étnicas. A la barbarie.

De ahí la constancia de las reivindicaciones palestinas. Durante la primera jornada de la Gran Marcha del Retorno, el 30 de marzo de 2018, francotiradores de élite de las Fuerzas de Ocupación israelíes asesinaron a 16 palestinos, en su mayoría jóvenes, hiriendo a cerca de 2000 personas. El siguiente viernes 6 de abril Israel cometió una masacre: 60 personas fueron asesinadas y 2400 heridas, en su mayoría por bala. Un año después de su comienzo la cifra de asesinados supera las 300 personas, entre las que se encuentran niños, periodistas, personal médico y sanitario, discapacitados; las cifra de heridos se acerca a los 30000; dejando más de un centenar de amputados de una o ambas piernas.

53 viernes después la población de Gaza sigue manifestándose exigiendo se cumpla la legalidad internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, exigiendo su derecho de retorno a sus tierras y hogares, de donde fue expulsada en 1948. Cerca del 70% de la población palestina de Gaza es refugiada del 48 y sus descendientes.

En este mes de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha aprobado un informe de una comisión de investigación que afirma que los ataques del Ejército israelí a las manifestaciones en Gaza podrían constituir crímenes de guerra o contra la humanidad. El informe apunta además que “no existe justificación para estos crímenes ya que no suponían ninguna amenaza para las personas a su alrededor”.

Rumbo a Gaza se ha sumado a quienes como el Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR) piden a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos que presente este informe a la Corte Penal Internacional, reiterando su llamamiento al Fiscal de la CPI para que abra una investigación oficial de dichos crímenes, y enjuicie a los responsables israelíes, sean políticos o militares.

Cada año el 30 de marzo se reivindica el Día de la Tierra palestina. Ese mismo día del año 1976, seis palestinos con ciudadanía israelí fueron asesinados por el Ejército sionista cuando protestaban por la expropiación y expulsión de sus tierras; practica habitual de la política sionista caracterizada por la limpieza étnica, expropiación, saqueo de recursos, discriminación a la población palestina; ya sea ésta refugiada, colonizada, habite en Jerusalén, en Nazareth o en cualquier parte de Palestina.

Este informe se suma a otros muchos publicados en las últimas décadas por Naciones Unidas alertando de las continuas vulneraciones de los derechos humanos en Palestina y a las más de quinientas resoluciones que Israel incumple sistemáticamente. Por todo ello, Rumbo a Gaza reclama coherencia a nuestro gobierno, a la UE, a la comunidad internacional y defiendan el derecho internacional y ponga en práctica las medidas necesarias para la consecución de libertad del pueblo palestino.

Rumbo a Gaza respalda el llamamiento de la Comisión Nacional Suprema para la Gran Marcha del Retorno y el Final del Bloqueo “a los movimientos de solidaridad, a las organizaciones de la sociedad civil, a todos los pueblos libres del mundo y a quienes creen en los derechos humanos para que declaren el sábado 30 de marzo, el cuadragésimo tercer aniversario del Día de la Tierra, el primer aniversario del inicio de las marchas de retorno, un día universal de solidaridad con las demandas de nuestro pueblo para romperel bloqueo, por el derecho al retorno y la libertad”.

Desde el 30 de Marzo de 2018 Israel asesinó a 267 palestinos en Gaza durante las protestas de la Gran Marcha del Retorno e hirió a más de 30.000. Según el Ministerio de Salud de Gaza, las muertes incluyen 50 niños, seis mujeres. Entre las víctimas de las fuerzas de ocupación hay dos periodistas y tres paramédicos.

Cerca de 30.400 personas resultaron heridas, incluyendo 3.175 niños y 1.008 mujeres.

536 de los heridos sufrieron heridas graves, 6.843 heridos moderados y los otros sufrieron heridas leves o sufrieron asfixia debido al uso intensivo de gas lacrimógeno por parte de Israel.

Para terminar queremos recalcar que estas marchas están promovidas por la población de Gaza, que son pacíficas que reivindican derechos tan legítimos como, recuperar las tierras ocupadas detrás de la valla por Israel, acabar con el bloqueo y sul derecho al retorno.

No hay comentarios