Paso de la procesión durante el acto del Ateneo Republicano de Valladolid. FOTO: últimoCero
Paso de la procesión durante el acto del Ateneo Republicano de Valladolid. FOTO: últimoCero

Tras los incidentes del pasado domingo, cuando dos procesión interrumpieron el tradicional acto del reparto de claveles conmemorando el 14 de abril, aniversario de la II República, el Ateneo republicano de Valladolid ha emito un comunicado en el que denuncian la utilización electoral de este suceso y su posterior manipulación. En dicho escrito, su Junta Directiva subraya la "falsedad de las informaciones que se están vertiendo en medios de comunicación y redes sociales hablando de escraches, ataques, agresiones e incluso de lesionados y heridos".

“Se está faltando gravemente a la verdad con fines exclusivamente electoralistas criminalizando a los ciudadanos que ejercen sus derechos y al Ateneo Republicano de Valladolid”, aseguran desde la Junta Directiva añadiendo que “se miente deliberadamente” pues no fue más que “un incidente menor sin ninguna consecuencia lesiva para nadie”. Culpan a la “ineptitud de los responsables públicos, ya que estando informados de todos los actos que se iban a desarrollar, no hicieron las previsiones oportunas”, recordando que no había policía alguno en el lugar y considerando que deberían haber sido éstos quienes condujeran a las cofradías a sus sedes evitando la coincidencia.

“Dichos responsables han dado la espalda al tema, permitiendo que informaciones falsas y alarmistas se extiendan entre la ciudadanía, trascendiendo a todo el territorio nacional, con el correspondiente perjuicio para la ciudad y también para este Ateneo Republicano, que lesionado en sus derechos y en su honorabilidad, acudirá a los medios necesarios para su restitución”, concluye el comunicado.

Puntualizan que desde hace años esta organización viene realizando un acto conmemorativo de homenaje a la República, siempre el mismo día, 14 de abril, en el mismo lugar, la Plaza de la Libertad, y a la misma hora, las doce de la mañana, ateniéndose a las normas legales y solicitando los correspondientes permisos para el desarrollo de esta actividad “festiva y abierta a toda la ciudadanía”, sin que “nunca jamás se haya producido alteración del orden, disturbio o molestia alguna para la ciudad o la convivencia normal, como puede demostrarse”.

Recuerdan que este año, a instancias de la Subdelegación de Gobierno por la coincidencia en tiempo y lugar de la actividad con una de las procesiones, la Junta Directiva del Ateneo accedió a cambiar el horario previsto, retrasándolo dos horas, considerándolo “tiempo suficiente para que la procesiones hubieran finalizado”.

Sin embargo, relatan como, estando desarrollándose el acto, a las 14:45 “apareció de forma inesperada una cofradía que regresaba a su sede en la iglesia de La Antigua por la Bajada de la Libertad y que confluyó con los allí concentrados que empezaron a recibir codazos por parte de algunos de los que acompañaban este desfile desde la acera, al tiempo que exigían la retirada de las personas que estaban allí congregadas”.

“Detenido este desfile, debido a la convergencia con otra cofradía que impedía el paso”, continúan, “la banda de música incrementó el sonido de las trompetas y tambores impidiendo el desarrollo del acto, lo que fue respondido con gritos de protesta por parte de los asistentes”. Tal y como afirman desde el Ateneo Republicano, “no hubo más respuesta que las palabras, ni forcejeo alguno más allá de la llamada a la calma, por parte del servicio de orden de esta cofradía, a algún cofrade exaltado -como recogen los vídeos- que pretendía encararse contra los allí concentrados”.


Noticias relacionadas

La Semana Santa no logra acallar la celebración del Día de la República en Valladolid

No hay comentarios