Picnic de la Casa Feminista de Valladolid durante el 8M. FOTO: Casa Feminista de Valladolid
Picnic de la Casa Feminista de Valladolid durante el 8M. FOTO: Casa Feminista de Valladolid

Con más de un mes de perspectiva tras la segunda huelga general feminista del 8M, la Casa Feminista de Valladolid organiza su primer conversatorio para analizar y hacer balance de esta movilización. Según anuncian, la de este viernes 26 será la primera de una serie de actividades con este formato, después de haber decidido abandonar la búsqueda de un espacio físico propio.

En el Centro Cívico Rondilla, la Casa Feminista abrirá un espacio para la reflexión entorno a la huelga del 8M, analizando su eficiencia como herramienta de lucha, además de pararse a pensar sobre el feminismo como promesa electoral, asunto de total vigencia en plena primavera electoral.

Estos conversatorios pretenden ser un nuevo espacio para el diálogo, donde a través de pequeñas exposiciones, cuestiones y dinámicas se pararán a pensar sobre un tema concreto. El primero, entorno al 8M, será el viernes 26, a las 18 horas, en el Centro Cívico Rondilla.

“Llevábamos tiempo queriendo centrarnos en lo importante: juntarnos a reflexionar, debatir y cuidarnos”, aseguran desde la Casa Feminista. Con estos conversatorios abundan en su decisión de ser ‘nómadas’, después de haber rechazado la oferta del Ayuntamiento para disponer de un espacio propio tras reducirse notablemente la oferta y las condiciones negociadas.

No hay comentarios