La concentración frente a una de las casas de apuesta del barrio de Las Delicias. FOTO: Gaspar Francés
La concentración frente a una de las casas de apuesta del barrio de Las Delicias. FOTO: Gaspar Francés

Continuando con su lucha contra la proliferación de casas de apuestas en Valladolid, sobre todo en sus barrios, la coordinadora contra el perjuicio de estos negocios se ha movilizado la tarde del viernes en el barrio de Delicias. Con la Plaza del Carmen como centro, han recorrido varios locales del entorno clamando contra su dañina actividad: “La ludopatía no es un juego”, ha sido uno de los eslóganes más coreados.

La protesta se desplazó desde la Plaza del Carmen, entre las consignas y el ruido de las cacerolas, a un local de apuestas de Embajadores, a escasos metros, concentrándose en su puerta y repitiendo los lemas contra el negocio de las apuestas y gritos de “ladrones”. Sorpresivamente, una moto de la Policía Nacional cruzó por la acerca aprovechando el estrecho hueco entre los manifestantes y la puerta del establecimiento, arremolinándose los agentes entorno al grupo y recriminándoles no tener autorización para concentrarse en esa calle sino en la plaza.

La concentración frente al "Sportium" de Delicias. FOTO: Gaspar Francés

Se dirigieron entonces a otro local sito en la avenida de Segovia, donde continuaron entonando consignas como “hoy parece un juego, mañana es tu ruina”, “casas de apuestas fuera de nuestros barrios” o “no se juega con la clase obrera”. Después de unos minutos en los que varias personas que transitaban por la calle mostraron su apoyo, un individuo que se encontraba dentro del establecimiento de apuestas deportivas salió y, mofándose, se dirigió a la acera de enfrente, donde se encontraba la Policía, que volvió a acercarse a los concentrados amenazando con que “el responsable tendrá consecuencias” si no desalojaban la acera y volvían de nuevo a la plaza.

Ya en el Carmen, dieron lectura a una parte del tríptico que repartieron, rechazando esta expresión de la “sociopatía del capitalismo”: “En Valladolid hay más de 30 locales destinados a este tipo de negocios y su número va en aumento”, comenzaron su intervención explicando que “la mayoría son franquicias que abren sus puertas a tres de las grandes empresas nacionales del sector: Luckia, Codere y Kirolbet. Todas ellas cuentan con miles de máquinas de juego por todo el país, sobre todo en barrios obreros, y en especial en las zonas en las que el paro y la crisis económica más han apretado durante los últimos años”.

No hay comentarios